EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154889
Que Ha Pasado Con 28 de Diciembre de 2019

“Me enfoco en crear piezas que duren para la eternidad”

El usuario es:
Foto: Carlos Malaver.

Cinco mochilas inspiradas en cinco ciudades del Caribe colombiano conforman la nueva propuesta colaborativa de Adriana Castro.

Kirvin Larios
Compartir:

La nueva propuesta de la diseñadora barranquillera Adriana Castro es un homenaje a su lugar de origen. Sus bolsos, tejidos a mano por 150 mujeres y hombres artesanos de Chorrera (corregimiento de Juan de Acosta, Atlántico), recogen elementos de cinco ciudades de la región Caribe y resaltan sus formas, objetos, paisajes y tonos diversos.

La cercanía que transmiten los diseños de sus mochilas tiene que ver, quizás, con la conjunción que en ellas hay de lo tradicional y lo contemporáneo. En las piezas de Mi Ruta Caribe habla la mirada de Castro, la de los artesanos de Chorrera y la del lugar en que se tejieron.

Este es el proyecto en que hoy se encuentra vinculada la diseñadora cuyas creaciones son objeto de varias estrellas de Hollywood. En entrevista con la revista Gente Caribe, habló de su reciente propuesta, sus propósitos a futuro y describió la técnica con que se confeccionó su reciente trabajo, hecho en colaboración con la marca Arte y Tejido y su asociación Artesanas de Chorrera, y la Fundación Gases del Caribe.

En Chorrera, Atlántico, llevando “La Cacica”, una mochila de asa larga con patrón de acordeones, flecos y pompones. Foto: Santiago Castro.

P: Háblenos de “Mi Ruta Caribe”, su nuevo proyecto colaborativo.

R: En esta colaboración celebro el Caribe a través de mis ojos. Me he inspirado en cinco ciudades del Caribe Colombiano que han marcado hitos a lo largo de mi vida, hilando la historia en una paleta cromática amplia, juegos de texturas, técnicas artesanales ancestrales, formas, y materiales, entre los que conviven hilos y cueros curtidos vegetales, pero sobre todo emociones y sensaciones que se transmiten a simple vista por un producto 100% ‘Made in Chorrera’.

P: ¿Cómo fue trabajar con la asociación Artesanas de Chorrera?

R: Ha sido algo increíble. He podido trabajar mano a mano con las mujeres artesanas, conocer su oficio y hacer parte de su emprendimiento, lo cual me ha ayudado a reafirmar mi compromiso con el lujo sostenible y el trabajo hecho a mano. Esta es mi primera colaboración con una marca del Caribe colombiano.

P: ¿Qué materiales y técnicas se utilizaron en la elaboración de estos bolsos?

R: Mi Ruta Caribe es una propuesta completamente artesanal y tejida a mano. Las chorreranas trabajan el croché, con doble hilo, dos hebras por color —pueden usar simultáneamente hasta 18, aumentando el grado de complejidad—, por lo que el punto en estas mochilas es mayor, lo que las hace fácilmente reconocibles.

P: “La Cumbiambera”, “La Cacica”, “Cayeye”, “La Casa de los Abuelos” son algunos de los nombres de sus bolsos. ¿Qué quería decir con ellos?

R: Me he inspirado en cinco ciudades del Caribe para desarrollar esta colaboración: Barranquilla, Valledupar, Aracataca, Cayeye y Matamba. Cada una me ha cautivado de forma diferente y de ahí los nombres que llevan los bolsos.

Los colores y sonidos de Barranquilla, mi lugar de nacimiento, han inspirado “La Cumbiambera”, una mochila con alma de baile. El rojo y blanco y el estampado a cuadros vichy de las faldas de las cumbiamberas, son los tonos y el patrón plasmados en la pieza que se presenta en su versión mini y maxi, y que remata con un lazo y una frase tan fácil como contundente: “Te falta cumbia mi amor”.

En Valledupar, de donde provienen mis ancestros, recuerdo las historias de amor que me hacían soñar. Relatos y canciones que eran poesía y se contaban a través de las notas de un acordeón. Así nació “La Cacica”, una mochila de asa larga que plasma los acordeones en su versión más abstracta, en una paleta de color neutra y con detalles de flecos y pompones que, al igual que otros tres modelos de la colección, están hechos en cuero curtido vegetal.

“Cayeye” está inspirada en Santa Marta, en el encanto del Hotel Boutique Don Pepe y en el famoso cayeye samario. Este diseño se colorea con una paleta de color dirigida por un verde vibrante e imágenes abstractas del plátano verde, el protagonista de este plato con ADN caribe.

“La Casa de los Abuelos” es la mochila que rinde homenaje a Gabriel García Márquez, a este hombre de letras y a la casa de sus abuelos donde creció en Aracataca, Magdalena. De asa corta en cuero y una historia de color que va desde el azul baby al rojo, pasando por los neutros, este diseño se convierte en el más colorido de la colección con 18 tonos e hilos.

P: ¿Qué importancia tienen las voces de los otros en su proceso creativo?

R: La artesanía es uno de los factores más importantes para mi marca, es por eso que solo trabajamos con la mejor calidad, materiales nobles y duraderos, y la mejor mano de obra. Son personas que le ponen amor a lo que hacen, dedicadas a crear perfección. Trabajamos con artesanos no solo de Colombia, también de otros países. Tengo la bendición de colaborar con comunidades indígenas de Colombia. Más que bolsos, tejen tradición y lo hacen con pasión. He estado siempre abierta a explorar nuevas culturas y técnicas, por eso me apoyo también con artesanos de España e Italia, para momentos puntuales de los procesos.

P: Usted prefiere el trabajo manual y la moda lenta o ‘slow fashion’ en lugar de la rapidez y la fabricación de productos numerosos...

R: No creo en modas, y no apuesto por temporadas ni por colecciones, es por eso que me enfoco en crear piezas que duren para la eternidad, que sean capaces de accesorizar a generaciones, que tengan un poco del pasado y una pizca del futuro.

P: ¿Qué le interesa rescatar del diseño de las mochilas, que tanto se usan en el Caribe colombiano?

R: Las mochilas no son solamente una cartera, son accesorios mágicos que cuentan historias y cargan una tradición que las convierte en un complemento muy especial. Desde los hilos con las que son fabricadas hasta las manos de las artesanas que las tejen, cada una de ellas tiene una identidad que la hace única.

La Cumbiambera es el nombre de esta pieza inspirada en Barranquilla y en la falda a cuadros rojos y blancos de las bailarinas cumbiamberas.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA