EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156285
Que Ha Pasado Con 04 de Julio de 2020

Mabel Cartagena, una caminante de las redes que no se considera influencer

El usuario es:
Foto: Archivo particular

‘‘Mostrarme como soy ha sido la clave de mi éxito digital’’, dijo la empresaria. Contó cómo ha sobrellevado la cuarentena y cuáles son sus proyectos actuales.

Sharon Kalil - Instagram: @sharondkalil
Compartir:

Su rostro es reconocido en la industria de la televisión, su voz se distingue en la radio y desde hace varios años su vida se ha convertido en un referente para m iles de personas en las redes sociales. Mabel Cartagena es una mujer multifacética que, a pesar de su popularidad en las plataformas digitales, no se considera como una ‘influencer’, sino como una empresaria que ha aprendido a aprovechar las redes sociales.

‘‘Aunque uno finalmente termina influenciando a las personas para que sigan un estilo de vida similar o para que compren un producto que se está promocionando, eso no es a lo que me quiero dedicar porque no me gusta lo fácil. El término de ‘influencer’ me molesta un poco, sin embargo, sí estoy dedicada a las redes sociales’’.

Mabel tiene una línea de maquillaje y otra de zapatos, ambas homónimas. ‘‘Gracias a Dios me ha ido muy bien. Estuvimos varados los primeros dos meses de cuarentena con mi línea de zapatos, pero pudimos abrir los talleres para fabricar. Nos hemos enfocado en la venta de sandalias bajitas para estar en casa’’.

Manifestó que la motivación de sus emprendimientos es que las personas tengan un poco de su personalidad en sus casas. Junto con Liliana Meza, por ejemplo, sigue brindando sus conocimientos en el mundo de la belleza desde el proyecto Mejor Juntas.

‘‘Nosotras siempre estamos innovando en los talleres de Mejor Juntas; no nos gusta repetir temas porque sentimos que nos quedamos en nuestra zona de confort. Lili, por ejemplo, es una persona muy competitiva (…) siempre queremos ser las primeras en todo y ser diferentes’’.

Así pues, se han unido para hablar de técnicas de maquillaje, tips de peinados o aconsejar en conversaciones de vida saludable y las relaciones de pareja. ‘‘Estamos haciendo los talleres como si fueran parte de un programa de televisión todos los lunes, miércoles y viernes en Mejor Juntas. También dictamos talleres a través de Mejor Juntas Online’’.

Desde hace poco más de un mes, trabaja en el proyecto Gordi Team, con el que busca apoyar a sus seguidoras. ‘‘Desde hace muchos años venía desarrollando la idea del Gordi Team, un espacio en el que pudiera involucrar a mis seguidoras para que crearan su propia empresa y tuvieran ingresos. Me asocié con un amigo, quien me ayudó a desarrollar las ideas que tenía, y estamos trabajando en ello. Voy a sacar todo tipo de productos y ellas me están ayudando con la elección de todo: el nombre, los productos, los colores, etcétera’’.

Mabel está capacitando a su equipo con cursos semanales sobre finanzas, manejo de redes sociales y ventas. ‘‘Creo que, si bien soy un modelo a seguir, muchas personas no saben todo lo que hay detrás, todo lo que he tenido que trabajar y esforzarme. Muchos creen que todo se logra fácil’’.

Respecto a la industria de la televisión, comentó que se alejó hace nueve años porque desde que salieron todas las plataformas digitales se ha sentido ‘‘libre’’ de hacer el contenido que desea. ‘‘En las redes no siento limitantes que no me dejen ser como soy. Me puedo vestir, peinar y hablar como yo quiero porque finalmente no estoy trabajando para nadie más. Siento que mostrarme como soy ha sido la clave de mi éxito digital’’.

Agregó que ama la televisión, pero que no está interesada en volver al área del entretenimiento. ‘‘Si yo regreso a la TV tengo claro que quiero que sea un proyecto de decoración porque me encantan esos temas. Siento que cerré el ciclo de la televisión, pero sé que uno nunca puede decir que no volverá’’.

Su aislamiento.

Mabel confesó que el principio de la cuarentena todo para ella fue muy ‘‘caótico’’, sobre todo por las clases virtuales de sus hijos, Mateo y Luca, y por los cambios en las rutinas. 

‘‘Nos adaptamos y todo fue muy fácil. Creo que en muchos aspectos este tiempo ha sido positivo, por ejemplo, se ha fortalecido la relación familiar, ya que antes uno apenas desayunaba con la familia porque los niños se tenían que ir al colegio o nosotros teníamos compromisos fuera’’.

Mabel se considera una mamá estricta y de la ‘‘vieja escuela’’, pues difícilmente levanta un castigo. ‘‘En momentos también soy chévere, dulce y divertida, pero no soy blanda, no doy mi brazo a torcer. Creo que eso es muy importante’’. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA