EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/151684
Que Ha Pasado Con 23 de Febrero de 2019

El universo de colores de la actriz Yei Medrano

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

Hace más de 15 años la barranquillera se dedica a la actuación. Hoy día le apuesta a un proyecto de estimulación musical dirigido a bebés de cero a tres años, en el que combina el canto, instrumentos musicales, movimientos y más.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Aunque la barranquillera Yei Medrano no se ha desligado por completo del ambiente de la actuación, donde las luces y la cámara la invitan a interpretar a algunos personajes, hoy su norte lo encuentra en un mundo de colores, música, juegos, títeres y atracciones.

Se trata de su proyecto actual llamado Musicking Baby, que aunque lo creó hace un año, en este se mueve como pez en el agua, pues hace siete años lideraba en Bogotá un centro de educación artístico para niños, llamado Amiguitos del arte.

Ahora, antes de ahondar en su presente, es de resaltar que su rostro no es desconocido. En la pantalla chica participó en producciones como Diomedes, el Cacique de la Junta; Tu Voz Estéreo; El Man es Germán; Contra el Tiempo; El Capo 2 y Oye Bonita. Adicionalmente, tuvo una aparición en cine, en la película El Ángel del Acordeón.

Además de ser actriz desde hace más de 15 años, es licenciada en Música y Coach Educativo y Familiar. También es reconocida como pedagoga creativa y su fortaleza está enfocada en el “cómo enseñarle al niño”.

Respecto a Musicking Baby (musiqueando bebés), dice que es un programa de estimulación musical adecuado para bebés de cero a tres años. Con este se enfoca en personas que tienen un lugar y una población de cero a tres años, que no cuentan con la experiencia de estimulación idónea para el niño. Así que, hasta el momento sostiene una alianza tanto con el parque Playground como con la escuela Nido Altamira.

En Nido Altamira se encuentra en un programa llamado Baby Explorer y, además de esto, hay una comunidad de mamás que se programan con sus hijos, para reunirse con ella en diferentes espacios. Cada sesión de su programa tiene una duración de 45 minutos. Para ella el tiempo resulta un reto, pues en este debe mantener la atención de cada pequeño. Sustenta que las actividades varían, ya que busca aumentar los periodos de concentración.

“El instrumento principal en mi oficio es la voz, que eduqué en Bogotá. Allí, donde viví durante 17 años, me gradué en Técnica Vocal y en Licenciatura en Música. De forma paralela, creé Amiguitos del Arte, en el que combinaba la pedagogía, el arte y los niños. Allí había tanto un programa de estimulación artístico para bebés de cero a dos años, como el centro de educación artístico para niños de ocho a 12 años, en el que lográbamos obras de teatro musical de niños para otros niños. Por último, tuvimos el programa de jardín infantil artístico, cuya educación estaba fundamentada en artes para potenciar las habilidades a partir de experiencias artísticas (artes plásticas, música, teatro y danza)”.

Cada sesión. Medrano explica que en sus sesiones hay una participación activa del padre o de la madre junto a su hijo. También señala que son cantadas, pues cree que a través del canto se crea y fortalece el vínculo afectivo con el otro. 

“Los niños no buscan que los padres tengan afinación, ellos quieren oír el timbre de voz, el mismo que escuchó desde que estaba en el vientre, tanto el de mamá como el de papá, ya que esto fortalece el vínculo afectivo. También se desarrolla un empoderamiento, en el que los padres logran entender que son capaces de realizar una estimulación y que sus roles realmente sellan la etapa evolutiva de sus hijos”.

Agrega que además del canto, en la actividad tocan instrumentos de percusión menor, todos de diferentes timbres, con la finalidad de que el bebé aprenda a manipularlos y empiece a imitar los sonidos a través del balbuceo. 

“En este proceso invito a las madres o padres a que entonen sílabas fáciles para el bebé, con el propósito de estimularlo a que luego empiece a cantar y a bailar. A esto le llamo ‘laleo’, dado que con la misma melodía los invito a que entonen diferentes sílabas. También empleo títeres y pañoletas de colores con las que impulsamos la parte visual, entre otros”.

En cada experiencia —según cuenta— fortalecen el vínculo familiar, la socialización con otros niños y el aprendizaje del padre y del bebé que tiene al lado por medio de la imitación. Dentro de sus beneficios está el hecho de que a futuro el menor alcanzará un desarrollo emocional sano. Así mismo, resalta que en el proceso se dan las estimulaciones cognitivas, motoras y la de todos los hemisferios del cerebro.

La actuación. Su proyecto lo alterna con una maestría en Orientación Educativa Familiar, en la Universidad Internacional La Rioja, y con la actuación. Cada tres meses viaja a Bogotá, a grabar con canal Caracol los capítulos de Tu Voz Estéreo. 

Cree con convicción de que Dios ha transformado su vida y le ha mostrado nuevos caminos, uno de esos ha sido  el de poner al servicio de los demás todos sus talentos, y de alguna manera fortalecer las debilidades existentes en los niños, en sus familias y en los agentes que rodean la vida de los pequeños.

“Cada niño tiene sus talentos que lo hace inigualable en su esencia, y la misión del adulto que lo rodea es descubrir cuáles son y ayudarlo a que estos sean potenciados en su máximo nivel. Creo que el ritmo en el que se mueve la sociedad no permite que los padres puedan descubrirlo. De modo que mi invitación es que compartan más con el menor, que se den el tiempo de observarlos y que empiecen a cultivar sus talentos, porque son los que más adelante definirán el rumbo que llevará la vida del niño”.

Una creencia...

“Dios es el que se ha encargado de mostrarme que mis talentos deben estar al servicio del otro”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO