EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148964
Perfil 02 de Junio de 2018

Ninfa Magaldi y su método para afianzar el talento humano

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Para Ninfa Magaldi la disciplina con amor es indispensable para la crianza de los niños.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

Esta barranquillera cuenta cómo al ser mamá creó un método de estudio que potencializó las habilidades y competencias de sus tres hijos, de otros niños y jóvenes.

El máximo galardón de la psicóloga y socióloga Ninfa Magaldi Vélez no lo recibió en su profesión, llegó al ser mamá. 
 
Cuenta que este rol le ha permitido vivir experiencias enriquecedoras, en las que ha aprendido y desaprendido; una formación que la ha llevado a crear un método por medio del cual sus hijos José Alberto y Jesús María, abogados; y Ricardo Jesús, live coach, productor y director de Radio y Tv, crecieran reconociendo sus talentos para desarrollarlos y potenciarlos hasta alcanzar la felicidad. Este método lo tituló BOT, siglas que traducen brillante, óptimo y talentoso. 
 
“Cuando comenzaron las escuelas de padres en Barranquilla yo fui una de las pioneras con los padres jesuitas. Recuerdo que en su momento tuve la oportunidad de manejar un método que estaban implementando llamado la maravilla de la creación. Este consistía en cómo nosotros empezábamos a proyectar a nuestros hijos, así que con mis tres hijos, en ese momento pequeños, empecé a incursionar en las pautas de educar con inteligencia emocional”.
 
Agrega que justo cuando su último hijo cursaba preescolar lo eligió, junto a nueve compañeros de su grupo, como el piloto para la aplicación del método BOT, el cual desde su origen siempre trató de que cada niño brillara con luz propia como la luciérnaga y en su crecimiento optimizaran sus habilidades y fortalezas.
 
“El método en sí está basado en la programación neurolingüística, en las inteligencias múltiples de Gardner, la inteligencia emocional de Goleman y la metacognición de Flavell. En pocas palabras es un compendio de disciplinas y de escuelas de personas que leí para incursionar y aplicar las teorías de ellos. Así que el método BOT fue mi creación basado en las disciplinas mencionadas anteriormente”.
 
Indica que al aplicarlo lo primero que observa es el comportamiento del menor a través de actividades lúdicas. Luego ausculta su manejo del ser y lo que hay en su interior, un potencial que trae consigo mismo. 
 
“A partir de allí el terapeuta se encarga de potencializar al niño o a la niña con juegos direccionados, que pueden ser individuales o grupales (...) de 0 a siete años es disciplina firme y de siete en adelante es disciplina de negociación. Todo esto permitirá que se críen felices, libres y autodisciplinados”.
 
La educación. Magaldi, quien cuenta con una certificación como programadora neurolingüística y coach, expresa que desde joven tuvo inclinación por la educación debido a que su madre se desenvolvió en el ámbito de la academia durante varios años. Añade que llegó a convencerse de que su futuro llegaría a ser prometedor continuando el legado en la educación. 
 
“Yo empecé como docente a los 17 años. Entré a ser profesora de tercer grado de primaria en un colegio y ya hoy tengo varios profesionales en todo el Atlántico y en el mundo (...) ya me retiré de la docencia, porque siento que hay que dejar libre el espacio a las nuevas generaciones”.
 
A lo largo de su trayectoria también dictó clases de Psicología, Ética profesional y Sociología en distintas universidades. 
 
Considera que la bendición más grande que puede tener una mujer es traer vida al mundo y que el amor, la fortaleza y la responsabilidad son indispensables para llevar a cabo una crianza sana que les permita a los menores ser felices.
 
Ser madre para Ninfa Magaldi es un privilegio. En la foto posa con sus tres hijos: José Alberto, Ricardo y Jesús María.
 
Cree con arraigo en la importancia de las normas y reglas. De hecho, en medio del crecimiento de sus hijos ideó otro mecanismo llamado Baúl de herramientas que controlaba el cumplimiento de las órdenes en su hogar. 
 
“En este era fundamental cumplir los horarios de permisos, pues incumplir cualquier regla generaba un castigo que debía ser sorteado entre la lluvia de ideas que construíamos  desde el núcleo familiar. Así que el que infringía las normas sacaba de este una tarjetica en la que aparecía la sanción que le correspondía, adoptaba la sanción y así evitábamos recurrir a los golpes”.
 
Luego de su aplicación manifiesta que vio resultados efectivos, así que lo puso a disposición de las instituciones educativas y en el 2009 la Secretaría de Educación de la Gobernación lo adoptó como apoyo pedagógico.
 
Este logro la hizo merecedora del título Mujer sobresaliente en educación, otorgado por la Fundación Día Internacional de la Mujer, en 2012. 
 
Hoy día siente regocijo de ver a sus hijos realizados, aunque señala que su tarea como madre no ha terminado. Además lleva a cabo charlas, conferencias y consultorías relacionados con el tema de ser feliz. 
 
Un pensamiento...
“Ser mamá es lo mejor que le puede pasar a una mujer. En esta etapa experimentamos momentos únicos”.
 
Según su creación...
“El método BOT busca desarrollar y potencializar las habilidades y fortalezas del niño”.

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas