EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154647
Perfil 07 de Diciembre de 2019

“Mi meta es ser la primera latinoamericana en viajar a Marte”

El usuario es:
Foto: Archivo particular.

Con 16 años, Ivanna Hernández, nacida en Villanueva, La Guajira, cumplió uno de sus mayores deseos en su preparación como científica y astronauta: experimentar la microgravedad.

Kirvin Larios
Compartir:

Para Ivanna Hernández, todos estamos compuestos de complejidad y simpleza. Somos grandes y somos pequeños. Ella considera que en la ciencia están las respuestas a las preguntas que nos hemos formulado desde siempre, pero reconoce que esas respuestas nunca son concluyentes.

“Nuestra curiosidad puede hasta cierto punto ser saciada”, explica. “Sin embargo, las preguntas fundamentales que los seres humanos se formulan sobre el inicio de los tiempos, o incluso la razón de nuestra existencia aún no tienen respuestas definitivas, y esto es lo que hace de la ciencia un reto tan fascinante”.

Sus respuestas a las preguntas que le envié por escrito sobre su participación en el proyecto PoSSUM 13, gracias al que pudo experimentar la microgravedad durante un vuelo en un Falcon−20 del National Research Council (NRC) de la ciudad de Ottawa (Canadá), son extensas y cuidadas en los pormenores. En siete páginas escribió los nombres completos de los proyectos y programas en los que ha estado involucrada hasta el momento, pues ya en 2018, con 14 años —Ivanna tiene 16 y está recién graduada de bachillerato— obtuvouna beca para el Programa de Entrenamiento de Aviación y STEM de Tuskegee Airmen (TAAST), en Atlanta. Allí, en aulas tradicionales, simuladores y aviones reales, pudo “tener el control de una avioneta como copiloto, experimentar por primera vez un vuelo en helicóptero y aprender acerca de aviación y la industria aeroespacial”.

En octubre de este año, luego de ganar la convocatoria del PoSSUM 13 con su propuesta “Fuerzas magnética en microgravedad” se subió al Falcon−20, un avión capacitado para realizar parábolas aéreas. El vuelo tuvo una duración aproximada de una hora y media en la que ejecutaron 14 parábolas de 20 segundos cada una, tres parábolas con gravedad equivalente a la lunar y 11 parábolas en gravedad cero. Los períodos de ingravidez fueron aprovechados para probar equipos y observar los efectos de la gravedad reducida en cuerpos humanos y en hardware.

“Se siente inicialmente como caer al vacío y cuando ya llevas unos segundos flotando es como estar dentro del agua”, describe la experiencia Ivanna, quien, al hacer parte del primer programa conformado solo por mujeres en las campañas de microgravedad del PoSSUM, es consciente de que se está preparando para ser científica y astronauta. “Mi meta es ser la primera mujer latinoamericana en ser astronauta e ir a Marte, y poder compartir mis aventuras y experiencias”, dice.

Entre las personas que la han motivado destaca a científicas colombianas como Adriana Ocampo, Luz María Martínez Sierra y Diana Trujillo. Pero no se olvida de cuestionar la situación del país en materia educativa. En Colombia, dice, “no hay suficientes recursos para la educación, y mucho menos para ciencia, investigación o divulgación científica acerca de los logros que muchos científicos colombianos han conseguido trabajando con sus ‘uñas’”.

En el interior del avión durante uno de los períodos de ingravidez. 

Haber nacido en Villanueva, La Guajira, le ha significado burlas por su origen, su sexo y su acento. Algunos compañeros del colegio se reían de ella, y encontró incredulidad ante sus propósitos científicos por parte de algunos adultos. Otra dificultad que tuvo fue el idioma inglés, que logró aprender gracias a su interés por otras lenguas. El francés y japonés también están en sus planes de estudio. El programa Cosmos la marcó mucho con sus imágenes e investigaciones científicas. Ver cada capítulo aumentaba su interés por la ciencia.

Ivanna también suele escribir sus reflexiones, pintar en acuarela, leer literatura clásica y los libros de Carl Sagan y Michio Kaku.

El equipo de investigadores detrás del proyecto ganador del PoSSUM. De izquierda a derecha: Wilmer Rafael Hernández Bilbao, Juan Sebastián Madero Fuentes, Giuliana Fiorillo, Ivanna Hernández, María Paula Lozano, Damián Madero Fontecha (mentor) y Keryls Ramírez.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA