EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/134642
Perfil 01 de Agosto de 2015

“Me encanta ser atrevida”: Margarita Sánchez

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

Con solo 14 años de vivir en Estados Unidos tiene su propia firma de abogados en Washington D.C. y está entre la mejores 50 abogadas latinoamericanas en ese país.

Alejandro Rosales Mantilla
Compartir:

Caminando por los tribunales y las cortes estadounidenses, Margarita Sánchez Escobar añora volver a bailar en una Batalla de Flores, gozarse el Carnaval de Barranquilla. Esta currambera, catalogada este año por la publicación Latinvex como una de las mejores 50 abogadas latinoamericanas en Estados Unidos, en época de carnavales organiza su agenda para poder ver desde su casa en Washington la transmisión en vivo de las fiestas.

“El Carnaval es una de las cosas que me hace mucha falta, lo llevo conmigo todo el tiempo. Cuando me fui de Colombia con mi esposo, en las dos maletas que llevaba metí mi disfraces de monocuco y cumbiambera”, recuerda durante la entrevista concedida a Gente Caribe en el apartamento de su suegra, en el norte de Barranquilla.

Agrega que estar en el top 50 de las mejores abogadas latinoamericanas en litigios, arbitrajes y Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, es un “absoluto honor, un gran reconocimiento”.

Latinvex (Latin America Business News & Analysis), la publicación que le hizo el reconocimiento—comenta Margarita— hace investigaciones sobre el comportamiento de los profesionales, en este caso los abogados, y dentro de ese grupo ella fue seleccionada.
Osadía. Margarita asegura que le encanta esa palabra, pero sobre todo ponerla en práctica. “Atrevida, como dice mi marido”, menciona sonriendo.

En 14 años, después de un camino recorrido que ha tenido estaciones laborales de primer nivel como el Banco Interamericano de Desarrollo y las firmas Winston & Strawn y Arnold &Porter, donde ingresó como asistente legal y luego de siete años terminó como asociada, decidió fundar Disán, su propia firma con sede en Washington D. C.

“En el 2010 nació mi hijo Alejandro y me cambiaron las perspectivas de vida (...) Quería un poco de más control sobre ella, mi tiempo. Esa idea de crear algo no sé si es de los barranquilleros o de los colombianos, de emprender, eso va en nuestro genes.

Además, mi papá, Francisco Sánchez, siempre fue independiente. Él era ingeniero civil y tenía su propia empresa de construcción. Toda esa motivación personal me llevó a lanzarme de atrevida y me ha ido muy bien en el año larguito que Disán tiene funcionando”, cuenta con orgullo.

Los casos que recibe en su firma están relacionados con arbitraje internacional y litigios, asesorías a clientes corporativos sobre licitaciones públicas, contratación estatal en América Latina y diseño e implementación de políticas anticorrupción, procedimientos y capacitación sobre la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, entre otros.

Con absoluta convicción asegura que a corto plazo quiere consolidar Disán. Empezó sola y ahora son tres abogadas senior que cuentan con el apoyo de consultores especializados en distintas ramas, dependiendo de los casos.

Barranquilla y la docencia. Cuando le hablan de expansión, la primera parte del mundo que se le viene a la mente es La Arenosa.

“Creo que la ciudad tiene mucha proyección, creo en eso firmemente, el desarrollo es muy prometedor y en temas de Derecho Internacional hay un espacio importante para dar apoyo. La idea no es llegar a competir con el mercado local, es al contrario, es formar alianzas especializadas en diferentes áreas”.

En la Universidad de Georgetown esta barranquillera da clases de Derecho Internacional. Asegura que esa es otra  de sus pasiones, pero le encantaría mucho más poder hacerlo en su terruño, para de esa forma retribuirle a su ciudad, a los estudiantes y la academia todo lo le dio. “Para mí sería un gusto ayudar a todos esos estudiantes que están empezando, apoyarlos, que miren hacia afuera. Que entiendan que el Derecho Internacional no es algo lejano”.

Muy personal

Amo... a mi familia.
Un plato... los espaguetis.
Un placer... bailar, como buena barranquillera, sobre todo salsa y la música de Carnaval.
Un libro... ‘Ética para Amador’.
Una película... ‘La vida de Pi’.
Me hace falta hacer... volver a bailar en la Batalla de Flores.

Currículum Vítae
Edad y lugar de nacimiento: tiene 38 años y nació en Barranquilla.
Estado civil: casada con Juan Pablo Díaz. Madre de Alejandro Díaz Sánchez.
Estudios realizados: Abogada de la Universidad del Norte. Tiene una Maestría en Derecho de American University, en Estados Unidos.
Trayectoria profesional: trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo, las firmas de abogados  Winston & Strawn y Arnold &Porter. Fundó su propia firma Disán y dicta clases de derecho Internacional en Georgetown University.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO