EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/157039
Perfil 12 de Septiembre de 2020

María Claudia Yaar y el dulzor de su cocina

El usuario es:
Foto: Mery Granados

La chef pastelera es socia de dos restaurantes de hamburguesas y creadora de una pastelería artesanal. Este año participará en Sabor Barranquilla en Casa, en el que presentará la receta ‘pecan pie cheesecake’.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

“¡Es ahora!” —pensaba María Claudia Yaar a sus ocho años—. En ese momento aprovechaba que la tía Sofía buscaba su molde distraída y a los gritos, para sigilosamente acercarse a un bowl que posaba sobre el mesón. Su acto consistía en apuntar su dedo índice hacia la dirección del recipiente hasta sumergirlo en la mezcla que luego llevaba a su boca para descubrir que se trataba de mantequilla con azúcar. De inmediato pensaba que otro dedito más no dañaría a nadie, pero el momento se interrumpía cuando de fondo se escuchaba el grito: “¡María Claudiaaaaa!”.

Así empezaba a disfrutar el mundo de la gastronomía, escabulléndose, ‘robándole’ las mezclas a su tía y sintiendo curiosidad por los sabores. A sus 11 años el sábado era su día favorito, pues visitaba a su tía y la ayudaba en la cocina.

“Mi tía quedó viuda muy joven, así que se dedicó a cocinar para sacar adelante a sus hijos. Para mí era felicidad llegar a su casa, ayudarla a organizar, a picar, probando todas sus preparaciones y viendo cada una de sus técnicas cada vez que lograba un plato. Luego las practicaba en mi casa, sorprendiendo a mi mamá y a mi papá”.

Primeramente María Claudia estudió Administración de Empresas. A través de los años consolidó su experiencia profesional en este ámbito, haciendo parte del área administrativa de organizaciones como Conavi y Sura. Posteriormente se retiró y decidió sacar a flote su amor por la gastronomía, empezando sus estudios de Cocina en Gato Dumas y perteneciendo a la primera promoción de la escuela.

“Gracias a mi tía y a que en nuestra cultura, de ascendencia árabe, normalmente todo surgía alrededor de la cocina, me acerqué a esta desde muy niña (...) después de recibir mi título en la escuela (2010), me fui para Argentina a estudiar una especialización en Pastelería”.

A su regreso llegó a ella la oportunidad de crear una sociedad con Guillermo Jiménez y Jean Carlos Pugliese, sacando al mercado un negocio de sándwiches que más tarde dio origen al restaurante de hamburguesas Porthos Steakehouse & Pub. Luego emergió Burger Me! En ambos  restaurantes —afirma— creó los menús y aún sigue siendo socia.

Retirada de la parte administrativa de Porthos, la barranquillera decidió perseguir su sueño de materializar una pastelería artesanal que logró crear en febrero de este año, y que decidió llamar Yaar Bakery. Allí operan como “cocina oculta”, comercializando cada uno de sus platos dulces, por las redes sociales.

“Nuestro menú contiene tortas y postres. Nos encontramos trabajando para empezar a vender porciones. Para Amor y Amistad hemos creado una caja: la Yaar Box, que contiene dos ‘bites’ (pequeñas porciones) de tortas como el Classic Vanilla, el Chocolate Cake y el What’s Up Doc?, junto a seis ferreros ‘bites’ y una bolsita de crocantes merenguitos”.

Esta repostería, que nació sin vislumbrar la llegada de una pandemia, ha funcionado a través de domicilios, cumpliendo con las normas de bioseguridad, así como lo han estado manejando en los dos restaurantes de hamburguesas.

“Hemos tenido muy buena acogida. Creo que el secreto de nuestro éxito es el amor y la dedicación que le ponemos a las cosas. Es una pastelería completamente artesanal y familiar (...) el negocio nos ha permitido a mí; a mis hijos: Pachito, de 21 años; Paola Andrea, de 24; y Carolina, de 30; y a mi esposo, Juan Francisco Obregón, unirnos más como familia y a encontrar una actividad para hacer juntos, en medio de la pandemia. Ha sido nuestra terapia y puedo decir que me ha permitido hacer lo que más amo (...) creo que lo más difícil de cerrar los negocios en todo este tiempo ha sido la falta de contacto con la gente, pues la experiencia que se vive dentro del restaurante no es la misma que se siente por medio de un domicilio, aun así hemos tratado de llevar toda esa experiencia a las casas de nuestra clientela”.

Le gusta aprender y estudiar nuevas técnicas relacionadas con la gastronomía, además de practicar constantemente y de mezclar muchos sabores. 

“No me gusta copiar recetas, así que las que tengo son todas creadas por mí. Solo cuento con una que es de mi tía Sofía, que se ha mantenido en la familia y que pienso hacer para incluirla prontamente en el menú de Yaar, y así rendirle homenaje a ella (...) no me gusta industrializar nada porque siempre he tenido inclinación por lo artesanal”.

Asegura que en Porthos y en Burger Me! se encargan de hacer todo, desde los panes hasta las salsas, y cree, incluso, que este ha sido el éxito de cada lugar. Dentro de sus platos el sabor agridulce es el protagonista porque —asegura— siente cierta fascinación por los “golpes” de sabores entre lo salado y lo dulce, lo picante y lo dulce.

Se declara apasionada del chocolate, de las tortas y de los postres, así que si tiene que elegir, a ojos cerrados se decide por un plato dulce. Ahora bien, no deja de lado su gusto por la comida árabe tradicional, pues cada bocado la lleva a evocar los momentos vividos junto a su familia.

Sabor Barranquilla. Este año participará en la versión virtual de la feria gastronómica Sabor Barranquilla en Casa, que se celebrará del 17 al 27 de septiembre. María Claudia se presentará el último día, a partir de las 5:00 de la tarde, con la receta ‘pecan pie cheesecake’.

“Estoy muy feliz de que me hayan invitado por primera vez a este evento, es un nuevo reto para mí y tengo muchas expectativas. Espero demostrarle a la gente todo el amor que siento por la cocina”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA