EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153987
Perfil 05 de Octubre de 2019

María Bernarda Solano y su trabajo desde la medicina estética

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

La guajira comparte qué procedimientos faciales están en tendencia y su sueño de escribir un libro en el que agrupe consejos y tratamientos de belleza para las mujeres mayores de 40 años.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

A sus 16 años María Bernarda Solano Soto pisó suelo barranquillero con la ilusión de formarse en la carrera profesional de Medicina, en la Universidad Libre.

“En un principio quería ser arquitecta, pero mi mamá siempre quiso tener una hija medico porque tenemos muchos familiares profesionales en esta carrera. Ella no me obligó, pero sí influyó en mi decisión y lo agradezco mucho hoy día, pues terminé inclinándome por un área de la Medicina que para mí es un arte”.

En el perfil profesional de la guajira se destaca un posgrado en Gerencia en Servicios de Salud y haber trabajado en las áreas administrativas de varias compañías médicas. “Decidí hacer un diplomado en homotoxicología, con el que descubrí mi pasión por la medicina natural y/o alternativa. Me incliné por la parte estética. Me di cuenta que en Colombia aún la medicina estética no se consideraba una especialidad, pero que si existía una institución llamada Ricardo Manzur que tenía un entrenamiento para médicos en esta área, así que ahí me formé ”.

También ha participado en diversos congresos y cursos dedicados a este ámbito de la medicina y sobre todo dirigidos al rejuvenecimiento facial. “Todas las mañanas salgo de mi casa feliz a hacer lo que amo, yo disfruto cada procedimiento. Lo más satisfactorio para mí es que los pacientes queden contentos y sentir su cariño”.

Así pues, desde hace 15 años María comenzó trabajando en su propio consultorio y luego pasó a tener su propio centro médico llamado Natural Medical Center. Teniendo en cuenta su experiencia resalta tendencias como el black peel, un láser que remueve la capa más superficial de la piel, y los implantes faciales.

“Ahora está entrando en furor el uso del ácido poliláctico para estimular colágeno en la piel. Los millennials se interesan por tener labios grandes y pómulos definidos”.

El sueño a corto plazo que tiene María es escribir un libro que contenga cuidados y tratamientos faciales para las mujeres mayores de 40 años. “Quiero dar también tips para prevenir daños en la piel, por ejemplo, el uso del antisolar que no es acostumbrado desde corta edad. Las personas en su juventud pueden tener hábitos de cuidados para prevenir manchas, arrugas y una cantidad de daños”.

Sobre su vida familiar cuenta que después de egresar de su pregrado viajó a su tierra natal: Barrancas, Guajira, para casarse con el cordobés Jesús Ochoa. Después de su boda, se radicó en Barranquilla para formar su familia y criar a sus hijos Santiago y Camila.“Yo le digo a mis hijos

que ellos van a estudiar lo que quieran porque eso es ley en la vida: hay que hacer lo que te haga sentir pleno y feliz”.

Cuenta que está pasando una etapa nueva para ella en su hogar, pues su hijo acaba de ingresar a la universidad. “Como mamá trato de consentirlos, aunque en oportunidades soy muy estricta, por ejemplo, en temas como que mantengan el orden en sus cuartos. Pienso que con exigencias como esas ya uno los está preparando para el futuro”.

También asegura que junto con su esposo trata de inculcarle a sus hijos principios y valores, y a tener temor de Dios, que para ella es trascendental. “Ellos están criados con normas y eso es por su bienestar”.

María destaca que aparte de dirigir su centro médico, creó junto con su esposo una empresa de atención médica en el hogar y una tienda dermatológica.

“A mi esposo le encanta cocinar, es especialista en paella, así que disfrutamos invitar a nuestros amigos a casa y compartir con ellos. A mí me gusta mucho pintar cuadros de flores y mariposas, así que muchos de mis tiempos libres los dedico a esto y así me relajo”.

Agrega que con sus hijos comparte momentos en casa viendo una película, yendo a playa y viajando.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO