EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155386
Perfil 15 de Febrero de 2020

Los retos de la Comunicación Social que plantea Nancy Gómez

El usuario es:
Foto: Archivo particular.

A sus 42 años, esta barranquillera es la primera egresada en dirigir el Departamento de Comunicación Social de Uninorte. Considera que la suya es una de las profesiones más “hermosas”, pero que más pensamiento crítico exigen.

Kirvin Larios
Compartir:

Desde el colegio, Nancy Gómez Arrieta se interesó por explorar formas de comunicación. Su gusto por escribir cuentos, poesía, ensayos y hablar en público la llevaron a pensar en un campo donde pudiera combinar todo ello. Un día, en una jornada de promoción del programa de Comunicación en la Universidad del Norte, quedó “fascinada con el programa, los profesores y con el trabajo que hacían los estudiantes”. Así se animó a introducirse en este campo que define como  “una de las profesiones más hermosas, pero también una de las que exige mayor nivel de pensamiento crítico y reflexivo hacia la sociedad”.

Actualmente, luego de cursar su carrera, realizar una maestría en la misma Universidad y un doctorado en Ohio (financiado por Becas Caldas de Colciencias con el apoyo de Fulbright) es la primera egresada en dirigir el Departamento de Comunicación Social de Uninorte. Con EL HERALDO habló un poco de su vida y oficio.

Pregunta: ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Respuesta: Conocer las historias de vida de nuestros estudiantes, dejarme tocar por esas historias. Me gusta conocer de cerca sus sueños, sus luchas y victorias. Verlos crecer, evolucionar, descubrirse y darse que cuenta de que la educación realmente los transforma y cambia sus vidas.

P: ¿Cuál es su formación académica?

R: Soy egresada del Programa de Comunicación y de la Maestría en Comunicación de Uninorte. Tengo un Doctorado en Comunicación y una Especialidad en Estudios de Mujer y Género de Ohio University. Los estudios del doctorado fueron financiados con las Becas Caldas de Colciencias con el apoyo de Fulbright en el 2011.

P: ¿Cómo se interesó por la Comunicación?

R: En el colegio me gustaba mucho escribir ensayos, cuentos y poesía. Luego descubrí que me gustaba hablar en público y que lo hacía bien. A partir de ese momento empecé a visualizarme en alguna profesión donde pudiera combinar ambas formas de comunicación.

P: ¿Qué sintió al estudiarla?

R: Es una carrera que seduce porque es sobre la forma en que las personas hacen sentido de sí mismas y el mundo que les rodea. Eso me atraía en ese momento y hoy lo hace aún más.

P: ¿Qué profesionales han marcado su labor?

R: La primera influencia que recibimos todos en el recorrido profesional son los profesores. En mi caso, mis profesores del pregrado, quienes determinaron mi comprensión del oficio desde una perspectiva humanista, social, científica y estética, más allá de lo instrumental.

P: ¿Qué le enseñaron?

R: A ver la comunicación como la construcción de sentidos, como aquello que hace parte de la vida misma y de la cotidianidad. Al iniciar el doctorado, los profesores en Ohio University me dieron los argumentos para tener una identidad como docente e investigadora, y para situarme en el debate académico del campo de la comunicación a nivel global.

Nancy Gómez tiene un doctorado en Comunicación y una especialidad en Estudios de Mujer y Género.

P: ¿Cómo llegó a la Dirección del Departamento de Comunicación?

R: Esa Dirección se le asigna a un profesor tiempo completo del Departamento. El Decano de la División de Humanidades y Ciencias Sociales, Dr. Alberto De Castro, me manifestó su interés de que asumiera este encargo. Allí estoy al servicio de los profesores y estudiantes.

P: ¿Qué ha sido lo más difícil en su carrera?

R: Tomar la decisión de irme a estudiar el doctorado a Ohio University y dejar a mi esposo y mi hijo mayor por cuatro meses. Durante esos 4 meses tuve que hacer un curso de inmersión en inglés y uno de los requisitos para hacerlo era estar sin mi familia durante ese tiempo, para que el mejoramiento del idioma pudiera ser exitoso.

P: ¿Los medios de comunicación están en crisis?

R: Más que una crisis de medios, se trata de entrenarnos y actualizarnos para entender las implicaciones de la comunicación en los espacios contemporáneos. Lo que necesitamos es prepararnos, capacitarnos para asumir los nuevos retos que han traído consigo estas nuevas formas de comunicación.

P: ¿Qué desafíos enfrenta hoy día este campo?

R: Los profesionales de nuestro campo deben capacitarse para entender las dinámicas que traen consigo la comunicación en todos los niveles, desde lo interpersonal hasta la comunicación mediada por la tecnología. Las prácticas comunicativas influyen en todo lo que configura nuestra vida cotidiana, por ejemplo, la interacción social, el trabajo, la opinión pública, las actividades económicas y la política.

P: De quiénes ha recibido apoyo importante en su carrera?

R: Mi esposo, quien me apoyó con todas sus fuerzas en mis estudios. Durante el doctorado cuidó de nuestro hijo mientras yo me concentraba en las clases. Mis padres que invirtieron en mis estudios y siguen caminando conmigo. Y mis colegas de la Universidad y profesores con quienes mantengo proyectos conjuntos.

P: ¿Un pasatiempo?

R: Me encanta viajar. Visitar lugares nuevos, recorrer las ciudades. Si puedo hacerlo en bicicleta es un súper plan. Es curioso, yo aprendí a montar bicicleta a los 37 años, cuando estaba estudiando el doctorado en Athens, Ohio. Era un campus hermosísimo que invitaba al deporte y al ejercicio. En ese momento aprendí a montar bicicleta  y fue uno de los mayores descubrimientos que he hecho de mi misma.

P: ¿Qué deseos tiene para el 2020?

R: Quiero ver más películas con mis hijos. Lo disfruto mucho y ellos también. Así que mi meta es tener ese espacio “cinematográfico” con ellos. También mantener y escalonar al Departamento de Comunicación Social en y hacia los más altos estándares de excelencia académica a nivel regional y reconocimiento nacional.

P: ¿Qué es un Comunicador?

R: Los comunicadores sociales somos creadores y co-creadores de historias, pero los procesos de construcción de estas historias deben ir acompañados de mucha responsabilidad, rigor y creatividad.

P: ¿Cómo construir desde la academia –permeada por estructuras machistas– relaciones más horizontales entre maestros y estudiantes?

R: Las estructuras machistas están en todas las instituciones sociales y ‘afectar’ estas estructuras implica trabajar desde la infancia, desde las nuevas generaciones. Enseñarles a los niños y niñas que los roles de género son producto de las culturas y que no deben determinar el destino de ninguna persona. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA