EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155678
Perfil 21 de Marzo de 2020

Los puentes que Natalie Abuchaibe abre para innovar y educar

El usuario es:
Foto: Cortesía de Natalie Abuchaibe

La barranquillera es directora ejecutiva de Mindot, organización que le proporciona a jóvenes y educadores de América Latina experiencias vivenciales con algunas de las mejores compañías del mundo.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

 La creatividad, determinación, perseverancia y pasión son cualidades que según Natalie Abuchaibe la definen. También podría incluirse las palabras educación y transformación, pues gran parte de su vida le ha apostado a trabajar en pro de la apropiación del conocimiento a través de la experiencia.

Lo anterior lo hace de la mano de su esposo, Diego Abt, y de la organización que dirige, Mindot.

“En la búsqueda de mi misión en la vida, decidí hacer algo por América Latina...en el camino y después de diferentes experiencias entendí que no hay pilar más importante en una sociedad que la educación. Por eso, decidí entregar todo nuestro tiempo y esfuerzo a reimaginarla, a reinventarla”.

Asegura que a través de experiencias vivenciales intenta inspirar a los jóvenes para que puedan acercarse a las grandes historias de emprendimiento, liderazgo e innovación que hay detrás de empresas exitosas y grandes líderes. Así las cosas organiza viajes y encuentros educativos para educadores con el fin de que obtengan ideas innovadoras.  

‘Minders’, como ella llama a los estudiantes,  han sido invitados a capacitaciones y visitas a empresas como Google, PayPal, Twitter, YouTube, Facebook, The New York Times, NASDAQ, Goldman Sachs, Spotify, Chobani, entre otras.

Cabe destacar que la barranquillera tiene un B.A en Asuntos Internacionales y otro en Ciencias Políticas de The George Washington University, y actualmente estudia Neuroeducación con Happy Schools Institute (HSI).

“El mundo hoy día le está exigiendo a los jóvenes unas competencias que la educación tradicional no está desarrollando. Tener las más altas cualificaciones no es suficiente si no sabemos qué hacer con ellas. Memorizar información no es útil si no sabemos cómo utilizarla. Es por esto que debemos buscar que la educación, los valores y el propósito converjan para sacar lo mejor de los jóvenes”.

Natalie asegura que en su emprendimiento ha tenido que enfrentar muchos retos, pero que estos los ha tomado como aprendizaje.

“Te vas a caer muchas veces, pero la clave estará en aprender de las caídas y levantarte. Por ejemplo, en estos momentos de crisis de salud global, hemos tenido que postergar muchos de nuestros programas, pero eso nos ha permitido reforzar más nuestro ideal de digitalizarnos”.

Natalie hace parte de la organización finlandesa HundrED y del Steering Commite del Latino Impact Summit. Este último es un encuentro anual en  la Organización de las Naciones Unidas, que es organizado por la fundación PVLIC.

También es colaboradora del Blog de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), asesora de Concordia y asesora y socia estratégica de Cultureintel.

 

Logros. La barranquillera cuenta que Mindot realizó MindWomen, un programa de empoderamiento femenino para la Primera Dama María Juliana Ruiz y para sus primeras damas (esposas de gobernadores) en marzo 2019, conmemorando el mes de la mujer. “Con este programa buscamos darle una mirada innovadora al rol de las primeras damas, inspirarlas y empoderarlas para reforzar el papel social y protagónico que desempeñan en sus respectivos departamentos”.

Su trabajo ha sido reconocido por el periódico New York Times y por la revista People Magazine. “Hace poco fui nominada a ser parte del comité que asesora al Presidente de los Estados Unidos para la iniciativa de la excelencia académica para Hispanos de la Casa Blanca”.

Por su parte, comenta que trabajar de la mano de su esposo, construir un legado juntos, apostarle a cambiar la educación y compartir sus planes profesionales “ha sido un regalo de Dios”.

Natalie en la actualidad está asumiendo uno de los roles más importantes en su vida: ser madre. Cuenta que ha disfrutado la conexión única que existe con los hijos y que trabajó en neuroeducación todo su embarazo.

“Con mi esposo nos enfocamos en los primeros 1.000 días de vida de nuestro hijo y hoy podemos ver los frutos. Nos casamos muy jóvenes, pero disfrutamos mucho y nos preparamos para emprender, tener nuestra propia empresa y ser padres. Siempre de la mano de Dios”.

Dentro de sus pasatiempos está ir al gimnasio, leer y compartir en familia. Lo anterior hace parte de su  filosofía de vida, además de entrenar mente, cuerpo y alma.

Comenta que en su día no pueden faltar los momentos para hablar con sus padres y para disfrutar a su hijo.

“De mi madre, Jeannette, saqué la creatividad y la espontaneidad y de mi padre, Nicolás, la visión para los negocios, la puntualidad y la firmeza. Con mi hijo y mientras el trabajo me lo permite, trato de compartir el mayor tiempo posible. Nosotros, los padres, jugamos un rol importante en su desarrollo”. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA