EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153310
Perfil 03 de Agosto de 2019

Lina Medina llevó el trópico colombiano a las pasarelas italianas

El usuario es:
Foto: Emilio Yidi y archivo particular.

La diseñadora guajira presentó en la Semana de la Moda de Roma su propuesta de vestidos de baño inspirada en la naturaleza de la Costa Caribe del país. Asegura que su objetivo es continuar conquistando Europa con sus diseños.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

El patchwork, tejido hecho a partir de la unión de varias y distintas piezas o retazos de tela, se convirtió en la técnica que marcó, en un principio, la identidad creativa de Lina Medina Cobo en el diseño de modas. Lo que empezó siendo como un proyecto académico, hoy esta guajira ha logrado materializarlo en un emprendimiento con el que ha podido comunicar las riquezas de su país en escenarios internacionales. 

“Cuando estaba estudiando Diseño en la Universidad Autónoma del Caribe mi tesis fue una propuesta de vestidos de baño que buscó resaltar el arte wayú. Después, decidí lanzarla al mercado. Eso fue hace siete años y solo tenía 12 vestidos de baño. Mis primeras clientas fueron mis vecinas, amigas y familiares. Lógicamente cuando llegó el momento de sacar una segunda colección, sentí miedo porque pensé que nadie me iba a comprar, pero aun así me arriesgué”, explicó. 

Cuenta que, como en aquel tiempo redes sociales como Facebook estaban en su auge, comenzó a compartir sus diseños en esta plataforma y así fue recibiendo sus primeros pedidos. Después, con la llegada de Instagram, pudo llegar a Panamá y direccionar su propuesta de negocios a Suramérica y Norteamérica. 

Si hay algo que Lina siempre tuvo claro es que su intención no era diseñar para una modelo, sino para la figura de todas las mujeres. Hormas y siluetas que se ajustaran a los distintos tipos de cuerpo.
“No se trata de un tema de inclusión, porque no hay que calificar a otras personas como diferentes. Me gusta más la idea de vernos todos en términos de igualdad”, consideró. 

Asegura que, a pesar del paso de los años, su fuente de inspiración siempre ha sido el trópico colombiano. Es por ello que las frutas, las flores, la selva, las playas, el animal print y todo lo referente a la naturaleza del Caribe son una constante en sus diseños. En la actualidad, esta apuesta creativa ha podido llegar a Europa, particularmente, en territorios como las Islas Canarias, Mallorca e Ibiza. 

Confiesa que sintió una “profunda alegría” cuando recibió la invitación de participar, en el mes de julio, en dos desfiles en Italia: uno de la Organización Internacional Italo-Latinoamericana y otro en la pasarela MIA, que se realiza en el marco de la Semana de la Moda de Roma. 

La diseñadora guajira cerrando el desfile que presentó en el marco de la Semana de la Moda de Roma, en Italia. 

“Recuerdo que yo le había comentado a mi amiga Rossana Redondo, exseñorita Guajira y quien actualmente vive allá, que yo quería participar en un evento de moda en Italia en julio. Pero ella siempre me decía que por qué en ese mes si la Semana de la Moda la hacían en enero. Pasó el tiempo y un día me dice que me preparara porque al parecer iba a haber un evento en julio. Sentí que esa fue una visión que tuve. Yo estaba en Los Ángeles en ese entonces y volví a Colombia a preparar todo para Italia”, agregó. 

Comparte que cuando llegó a Europa sintió una gran acogida, pues los vestidos de baños en este continente suelen seguir un prototipo “más sencillo” en el que se le apuesta más al “color block”. 

“Yo llegué con mis colores y las mochilas wayú. La pasarela estuvo ambientada por la canción Indira de Carlos Vives y Gusi. En cada salida de las modelos los asistentes sonreían cada vez más. Fue un éxito total”, afirmó. 

Lina confiesa que nunca ha perdido la fe en su trabajo y considera estos desfiles como dos grandes “bendiciones”, pues le han permitido promover el talento colombiano. 

“Antes, el Caribe era un sector limitante en cuanto a la producción. Uno tenía que salir de la Región para encontrar insumos y proveedores. En este momento, Barranquilla es una cuna en moda, creatividad y textiles y esto es muy importante porque podemos conseguir nuestra materia prima. La moda colombiana, por ejemplo, ha construido un nombre, no solo en vestidos de baño, también temas de marroquinería. Colombia es un país apetecido en cuestión de moda”, estableció. 

Lina es una mujer que lleva la alegría “en la sangre” y que no descansará hasta llevar su propuesta a todos los rincones del mundo. 

“Pienso que el color es identidad y no podemos olvidar nuestras raíces colombianas. Los retos y los errores se presentan todos los días, pero uno va creciendo, con enseñanzas que te hacen subir nuevos peldaños”, puntualizó.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO