EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150330
Perfil 13 de Octubre de 2018

Liliana Meza y su labor para empoderar a las mujeres

El usuario es:

Foto: Orlando Amador

La empresaria, hace más de 20 años, abrió sus primeras tiendas de ropa que recibieron el nombre de Zoom Style by Liliana Meza.

Daniela Murillo y Sharon Kalil

Desde su etapa escolar, el emprendimiento fue uno de los intereses de la barranquillera Liliana Meza. “Recuerdo que vendí de todo y desde joven sentí pasión por el sector de la belleza y de la moda. Y es que mis papás crearon una empresa familiar de productos de belleza en la cocina de nuestra casa, entonces me crié en ese entorno”, contó Meza.
 
Así pues, Liliana, hace más de 20 años, se unió la industria de la belleza y de la moda y creó las tiendas de ropa importada Zoom Style by Liliana Meza, ahora llamada Liliana Meza. A la vez, esta emprendedora trabajaba con sus padres en el laboratorio de belleza donde estuvo al frente de la imagen corporativa y de mercadeo. 
 
“Con mis papás desarrollamos marcas como Carolina Cruz y, a nivel nacional, catálogos de ventas directas. Viajaba mucho por mi negocio de las tiendas de ropa y aprovechaba para analizar el mercado y qué oportunidades había para desarrollar productos. De esta manera, nació, en el 2012, mi tienda B-Market donde comercializamos maquillaje, entre otros productos de belleza”, anotó.
 
Esta empresaria tiene la noción de que para empezar a desarrollar un producto se debe conocer todo sobre su funcionamiento, por lo que decidió estudiar maquillaje. 
 
“Hace más de seis años creé un blog de belleza y un canal de Youtube. También me certifiqué con varios profesionales en temas de maquillaje, pues me di cuenta de que esta es una herramienta fundamental para empoderar a las mujeres”, comentó la también administradora de empresas.
 
En esta etapa empresarial decidió unirse con la presentadora Mabel Cartagena, a quien conoce hace casi 20 años. “Somos muy amigas, nos conocemos hace mucho, entonces le dije que hiciéramos una línea de labiales con B-Market y fue un éxito total. Se fueron dando las cosas y empezamos a hacer la gira Mejor Juntas en la que dictamos talleres de automaquillaje”.
 
Este nuevo rol en su vida lo define como enriquecedor, pues, según dijo, en cada taller llegan mujeres abusadas, sin autoestima o que están pasando por una enfermedad u otro momento difícil, y al final son empoderadas con las técnicas de maquillaje.
 
“Para Mabel y para mí esto es lo que más nos apasiona: ver cómo buscan un momento para dedicarse a sí mismas, que tengan amor propio, que pasen un rato chévere y salgan divinas”, contó. 
 
En cuanto a su trabajo junto a Mabel, Liliana mencionó que las dos se complementan y se apoyan en los proyectos, pues tienen presente que “a la cima no se llega solo”.
 
Desde luego, esta barranquillera reconoce que aunque en el emprendimiento hay momentos malos y buenos lo importante es no desfallecer. “Cuando me propongo algo lo hago de la mejor manera posible, capacitándome en todo lo que emprenda. Hay veces que las ventas no van como un espera o recibe críticas y uno se desmotiva pero lo más importante es creer en uno mismo y saber que siempre habrá más cosas buenas que malas”, dijo. 
 
Agregó que cuando los proyectos se ejecutan con pasión, amor y honestidad se logran. “Me da mucha emoción cuando llego a un lugar y veo a alguien con la ropa de mi marca o cuando me escriben en las redes sociales cosas lindas”, dijo. 
 
En cuanto a la industria de la belleza, Liliana aseguró que en Colombia hay un boom, por lo que ha “querido ir más allá de lo superficial” y enfocarse en que las personas disfruten de momentos agradables dedicándose a sí mismas.
 
Además, busca que las mujeres entiendan que todas son de “carne y hueso” y que tienen problemas y virtudes. 
 
Por otra parte, Liliana en todos sus proyectos apuesta por expresar su personalidad y esencia. “Mi ropa y mi marca es muy yo, pues no haría nada que no me pondría. Hago prendas muy femeninas y con clase. Mi idea es que  las mujeres se vean lindas pero sin ser vulgares. Me encantan los colores, los estampados, darle vida a la ropa para que inspire felicidad y frescura”. 
 
Esta multifacética mujer también se desenvuelve como influenciadora a través de sus redes sociales, una labor en la que se enfrenta con el reto de recomendar productos sin perder su credibilidad. 
 
“No me gusta recomendar nada que no haya usado en mí, porque debemos ser responsables de lo que decimos. Veo que muchos influenciadoras dan consejos sin conocer los temas y en eso se debe ser muy cuidadoso”. 
 
En cuanto a su rol familiar, resaltó que tiene como prioridad a sus dos hijos y a su esposo. “Con mi esposo somos un equipo, su apoyo es fundamental. Cuando no estoy él está pendiente de todo”. 
 
Ahora Liliana, quien disfruta pasar tiempo en su hogar, leer y hacer ejercicio, trabaja en el lanzamiento de su marca de maquillaje. 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas