EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155449
Perfil 22 de Febrero de 2020

Las tres estudiantes encargadas de vestir a la viuda de Joselito Carnaval

El usuario es:
Foto: Orlando Amador y Dimas Bernal

Rosaura, Jessica y Valentina cursan octavo semestre de Diseño de Modas. Juntas confeccionaron el traje que lucirá la reina Isabella Chams Vega en el desfile del martes de carnaval.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Desde el interior de una galería de arte, colmada de colores vibrantes en elementos de decoración para el hogar, Valentina Daccarett, de 20 años; Rosaura Borré, de 53; y Jessica Dereix, de 25, dejan al descubierto la confianza que se tienen, esa que emergió en las aulas de clase de la Universidad Autónoma del Caribe.

Cursan octavo semestre de la carrera de Diseño de Modas. Tienen en común el gusto por la moda y la cocina, pero también el sueño de culminar sus estudios este año y crear una marca de ropa de alta costura, que sea reconocida internacionalmente.

La preferencia por esta industria surgió en las tres de manera particular. Valentina asegura que se dio cuando era una niña. Mientras en su casa le cosía trajecitos a sus muñecas, en el colegio dejaba fluir sus dotes artísticos.

“Todo esto lo llevo en la sangre. Mi mamá es diseñadora de interiores, mi papá es arquitecto y mi tía y mis primos son artistas. Además, mi abuela Susana Safdie tuvo una fábrica de confecciones llamada Susan Slogan y creo que de ella heredé la pasión por la moda”.

La sucreña Rosaura admite que confeccionar de pequeña era su plan perfecto. Casarse a temprana edad le dio otras prioridades, así que sus sueños de iniciar una carrera profesional pasaron a un segundo plano. Principalmente se enfocó en “sacar adelante y formar profesionalmente” a sus tres hijos: Alberto, de 28 años; Sebastián, de 23; y Víctor, de 17.

“Un día cualquiera mi hijo Alberto me manifestó que era el momento de que cumpliera mis sueños. Me preguntó lo que quería estudiar y le respondí que Diseño de Modas. Luego se presentó con un papel y me dijo que ya estaba matriculada y que ese año podía empezar”.

Desde la época del colegio, Jessica tenía claro lo que quería para su vida. Sus habilidades las desarrollaba perfectamente en el arte, pero un diagnóstico de Trastorno Bipolar le ató las manos y la obligó a permanecer en Montería (Córdoba), su tierra natal.

“Me diagnosticaron cuando estaba en el colegio, así que al terminar no podía viajar a Barranquilla y vivir sola. En ese tiempo decidí estudiar Cocina y descubrí que la gastronomía también me gustaba”.
Al estabilizarse y tomar conciencia de su condición, sus padres decidieron que era el momento de afincarse en La Arenosa y estudiar su otra pasión: Diseño de Modas.

“Además de mi creatividad decidí enfocarme en este campo porque soy plus size y sé lo complicado que es conseguir ropa que nos permita lucir bien (...) actualmente tengo una marca que creé hace tres años, que lleva mi nombre y que tiene presencia en Montería. Con esta he patrocinado el Reinado de la Ganadería vistiendo a sus candidatas”.

Amistad. Valentina asegura que desde el inicio de la carrera hizo clic con Rosaura y hasta la fecha han logrado formalizar una “bonita amistad”, de mucha camaradería. Respecto a Jessica, dicen que la relación se fue dando poco a poco. Ella cursaba un semestre más avanzado que las dos, pero lograron coincidir en quinto, luego de que congelara un semestre a causa de una de sus crisis.

“Por mi condición yo no era muy sociable, pero Valentina y Rosaura han hecho que interactúe un poco más (...) sinceramente cuando me enteré de la convocatoria para hacer parte del proyecto del vestido de la reina no me interesé porque imaginé que ese trajín me generaría un estrés grande, pero las dos me motivaron”, relata Jessica.

Las tres estudiantes de Diseño de Moda cuentan que durante la creación del vestuario para la reina del Carnaval 2020 afianzaron sus lazos de amistad.

Su creación. Las tres diligenciaron el formulario, cumplieron con el promedio académico establecido e hicieron el proceso correspondiente para aplicar. En uno de los papeles indicaron del uno al ocho los vestuarios que deseaban diseñar para el Carnaval, poniendo en el número uno el de mayor prioridad.

“Escribimos de primero el vestido del Desfile de Joselito y por fortuna nos lo delegaron a nosotras. Iniciamos llevando a cabo una reunión con la Reina, quien manifestó su inspiración. Ella quería representar a una viuda con un atuendo que rindiera homenaje a la escultura del maestro Enrique Grau, llamada María Mulata. Esta es un ave de color negro, muy representativa de la Costa Caribe, que nos demandó hacer una investigación previa para luego pintar cinco bocetos que pudimos presentarle”, manifiesta Rosaura.

En otra reunión –asegura Valentina– la soberana detalló los bocetos y tomó algunos detalles de cada uno. Estos fueron plasmados en papel, logrando así construir el vestido final con sus accesorios, que nombraron: ‘El llanto de María Mulata’.

Las tres estudiantes de Diseño de Moda cuentan que durante la creación del vestuario para la reina del Carnaval 2020 afianzaron sus lazos de amistad.

Para sorpresa de las tres, en la construcción del vestuario todo se tornó tranquilo. Compraron los materiales con sus recursos, siguieron las reuniones con el tutor encargado y lograron confeccionarlo dentro del tiempo establecido. Para crearlo fue necesario sacrificar gran parte de sus vacaciones y trabajar durante tres meses.

“Cuando vimos el vestido asumí una actitud normal, pero Valentina y Rosaura se miraron fijamente y rompieron en llanto. Yo vine a asimilar la magnitud de lo que habíamos logrado al día siguiente y fue ahí cuando lloré, pues pensé que lo que habíamos hecho quedaría para la historia (...) sé que para Valentina significaba mucho porque entiendo el amor que siente por su ciudad y por el Carnaval”, explica Jessica. 
Desde ya Valentina asegura que se encuentran emocionadas y a la espera del martes de carnaval para asistir al Desfile de Joselito. Allí verán en la reina Isabella Chams el vestido que crearon “con amor, dedicación y sacrificio”.

La carrera. Al finalizar Diseño de Modas Valentina desea cursar una especialización, así como Rosaura, que también sueña con ser docente. Jessica tiene otro deseo. Ella busca crear en su terruño un restaurante de cocina colombiana y sumarle a su marca la elaboración de atuendos inspirados en los indígenas Embera.

Como pasatiempos, Valentina tiene pintar, ir al gimnasio y servir junto con su novio en un movimiento católico. Rosaura es de las que disfruta compartir tiempo de calidad con sus tres hijos y confeccionar en un taller que tiene en casa. Jessica ama ir a cenar, leer y escuchar música.

Para ellas...
“Lo que logramos con el vestido fue algo grande. Estamos felices porque quedará para la historia”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA