EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153861
Perfil 21 de Septiembre de 2019

La pasión por la salud y el servicio que une a Liliana y Ricardo

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

El cirujano cardiovascular y la especialista en odontopediatría comparten cómo ha sido su vida en pareja al estar inmersos en el área de la salud. Hablan de su trayectoria y de sus sueños.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

La vocación por el área de la salud ha sido protagonista en la relación de más de 35 años de Liliana García y Ricardo García. Los esposos han dedicado gran parte de su vida a ejercer sus carreras de odontología y medicina, respectivamente, a formar a sus dos hijos, Giovanna y Ricardo Miguel, y a crecer como pareja.

Sobre cómo se conocieron, revelaron que aunque no crecieron juntos siempre supieron que eran familiares, para ser más precisos, primos. “Yo me crié en Venezuela, pero mis padres decidieron enviarme acá a Colombia a estudiar. Llegué y me enamoré de la prima bonita”, confesó entre risas Ricardo, quien es cirujano cardiovascular y angiólogo.

Por su lado, Liliana, especialista en odontopediatría, comentó que lo más especial de su relación es que se han apoyado siempre en el ámbito profesional y personal. “Ricardo siempre ha sido un apoyo fundamental para mí, nunca ha sido un impedimento para que yo crezca, para que siga estudiando o para que vaya a mis congresos. Y yo por supuesto también lo respeto y lo apoyo en su trabajo. Nos admiramos mutuamente y sabemos el valor que tiene para cada uno su profesión porque cuando uno escoge el área de la salud debe entregarse muchísimo”.

Ricardo, por otro lado, contó que Liliana le hace muchas consultas respecto a sus pacientes cuando encuentra casos que tienen que ver con la medicina y, sobre todo, con su especialidad. “Siempre me expone los casos para desahogarse del estrés diario que produce el trabajar con niños y acude mucho a mí. Eso nos compenetra mucho, pero no todo es medicina también tenemos nuestro ratos sociales con amigos y con la familia”, dijo.

Ambos manifestaron que lo bueno de tener una relación entre profesionales de la salud es que se comprende la ausencia del otro cuando la obligación y el compromiso con el trabajo exige estar por fuera en fechas especiales y en diversas actividades. “A veces hasta uno deja de ver el desarrollo y el crecimiento de los hijos por estar trabajando, entonces eso la pareja logra entenderlo para que no haya tanto conflicto por eso”, agregó Ricardo.

Liliana agregó que su secreto para permanecer tanto tiempo juntos ha sido el amor, la tolerancia y la paciencia. “A veces uno explota, pero creo que el amor ha sido lo más importante. Como pareja nuestros planes favoritos son ver televisión, salir a comer, tomarnos un vino, reunirnos con amigos y con nuestra familia, que es bastante numerosa”, dijo.

Trayectoria 

Liliana García a lo largo de 22 años ha trabajado en docencia e investigación en diversas universidades de Barranquilla como la Universidad Metropolitana de Barranquilla, la San Martín y la Antonio Nariño. Mientras que Ricardo García, quien es de padres barranquilleros, pero nació en Bogotá, se ha desempeñado en todos los campos de su especialidad: cardiocirugía,  procedimientos endovasculares para patología aortica, tratamiento con láser de las enfermedades venosas,  escleroterapias, entre otras.

“También en 1992 lideré el grupo pionero de cirugía cardiaca con bomba de circulación extracorporea en la Costa Atlántica. Eso fue en la organización Clínica General del Norte”, destacó el profesional.

Ahora bien, recordaron uno de los momentos que más ha marcado su vida: el nacimiento de su hija Giovanna, debido a que “en ese momento estábamos viviendo en México especializándonos en la Universidad Autónoma de México y tuvimos un pequeño problema con el embarazo que nos puso en un momento difícil, pero al final todo salió bien”.

“Nuestros hijos no viven desde hace muchos años con nosotros, los dos están por fuera, pero mantenemos una comunicación diaria gracias a la tecnología. Los extrañamos mucho porque son parte esencial de nuestra vida. Y es que yo creo que uno vive, respira y trabaja por los hijos. En la oportunidad en la que podemos estar juntos lo hacemos. Nos gusta acostarnos en la cama a ver televisión, viajar mucho para conocer otras culturas y planificar nuestras vacaciones”, dijo Liliana.

El sueño más preciado que tiene ahora la pareja es tener nietos. “En esta casa el único sueño es ese, pero también es una decisión que entendemos que es de ellos y que ellos en el momento que consideren prudente lo harán con toda la responsabilidad del mundo y estaremos allí para acompañarlos”, dijo Ricardo.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO