EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150936
Perfil 01 de Diciembre de 2018

La pasión emprendedora de Adriana y Bernardo Mancini

El usuario es:

Foto: Orlando Amador

Responsabilidad, compromiso y perfección son tres de las cualidades con las que describen su trabajo en equipo.

Sharon Kalil

Los hermanos barranquilleros dan consejos sobre crear empresa. Además, hablan sobre el emprendimiento que los une en el plano laboral, Dulcerna.

Estructurados, responsables, perfeccionistas y comprometidos. Estas son algunas características en las que aseguran coincidir los hermanos Bernardo y Adriana Mancini, quienes desde hace un año trabajan de la mano liderando el tradicional restaurante y repostería Dulcerna.

Desde pequeños estos barranquilleros tuvieron un acercamiento con los alimentos pues su padre tiene una empresa de harina de trigo llamada La Insuperable, mientras que su madre es una apasionada por la cocina. Por esto, incursionar en la industria gastronómica siempre fue una opción, pese a que en el pasado se desempeñaron en otras áreas.

“Estudié Derecho en la Universidad Javeriana y me especialicé en Derecho de los Negocios. Empecé a ejercer como abogada en la multinacional Occidental de Colombia, en la que estuve durante dos años y medio. Viví en Roma y luego regresé a mi país y trabajé en León Arcos Consultores, pero hace más de un año, aproximadamente, decidí que quería independizarme”, contó Adriana.

Por su parte, Bernardo estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de los Andes. “Estudié seis meses en Italia, esta experiencia  me ayudó muchísimo en el tema de la independencia. Luego, me fui a Bogotá donde cursé mi carrera profesional y trabajé en negocios de restaurantes  y bares”, dijo.

Entre los cargos que ha asumido Bernardo, de 30 años, cabe resaltar el hecho de que hizo parte del proyecto Rappi, en sus inicios, manejando el acercamiento con los restaurantes tanto en Colombia como en México.

Es así como estos dos emprendedores decidieron volver a su ciudad natal a “aportar los conocimientos obtenidos profesionalmente”.

“Esta es la primera vez que trabajamos juntos. Siempre hemos tenido una relación muy estrecha. Nuestra familia es muy unida, así que nos llevamos muy bien todos. Yo siempre fui la hermana mayor que lo protegía a él y a nuestra otra hermana, Franchesca. Ha sido muy agradable trabajar juntos”, dijo la abogada, que se desempeña en el área jurídica y de eventos de la empresa y tiene como hobbie ir al gimnasio

Bernardo agrega que “ha sido muy chévere trabajar en familia, entre hermanos, pues cada uno es fuerte en un área, entonces eso enriquece el negocio”.

Es así como en la actualidad están operando la marca fundada desde hace más de 40 años, Dulcerna. “Hemos incorporado el concepto de Dulcerna Bakery Shop, que es un poco más actualizado con lo que está pasando afuera respecto a la repostería y a la cocina de sal, pero manteniendo la calidad y la tradición en las recetas e ingredientes”, destacó Bernardo, quien tiene otra pasión y sueño: ser técnico del Junior de Barranquilla.

Respecto al emprendimiento reconocen que hoy día los millenials no quieren ser empleados por lo que “las comunicaciones y redes sociales ayudan mucho a la hora de emprender”.

“Me parece muy emocionante ver como ahora cualquier persona diseña y vende algo. Les puedo aconsejar que hagan todo con pasión porque si uno hace lo que le gusta, está muy cercano al éxito”, dijo Adriana.

Bernardo, por su parte, piensa que para desarrollar un negocio es ideal que las personas se atrevan a hacerlo, crean que lo puedan hacer, lo planifiquen y sean organizados.

Por último, dentro de los sueños compartidos de los hermanos Mancini está el hecho de expandir su emprendimiento internacionalmente. “Quiero tener muchos hijos y que el Junior quedé campeón en todos los torneos”, dijo Bernardo mientras que Adriana quiere que “siempre la familia se mantenga unida” y siga “creciendo a nivel profesional y personal”.

Sobre el rol familiar de Adriana
“Yo siempre fui la hermana mayor que lo protegía a él y a nuestra otra hermana, Franchesca”.

Los sueños de Bernardo
“Quiero tener muchos hijos y que el Junior quedé campeón en todas los torneos”.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas