EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154296
Perfil 09 de Noviembre de 2019

La moda y el diseño, las pasiones de Angie Rosales

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

La joven de 23 años habla sobre su propia empresa y cómo genera empleo en un barrio del sur de la ciudad. La soledeña ha participado en diferentes eventos de moda nacionales e internacionales.

Octavio De La Hoz Pérez @octaviodelahoz
Compartir:

El amor por la moda no siempre estuvo presente en la vida de Angie Rosales Herrera. Sin embargo, desde pequeña estuvo rodeada por los diseños que realizaba su madre, lo que causó su interés por esta industria. 

Aunque haya tenido esa influencia familiar, la joven soledeña se inclinó por estudiar Comunicación Social y Periodismo en la Universidad del Norte. Desde sus estudios en el colegio, se consideró una persona con buena redacción y, según contó, nunca tuvo miedo de dar su opinión sobre diversos temas. “Los medios siempre me llamaron la atención, por lo que me incliné por estudiar esta carrera. Sin embargo, el gusto por el diseño estuvo ahí”.

Emprendimiento

Hace dos años, Angie se interesó por confeccionar sus zapatos con sus propios diseños. Con el pasar del tiempo esto se convirtió en un hobby, debido a que prefería usar calzado diferente a los demás. 

Luego, se dio cuenta que su trabajo era bien recibido por sus familiares. “Poco a poco se acercaron personas de mi entorno a preguntarme dónde los compraba y se sorprendían al saber que eran hechos por mí. Ese fue el primer impulso para emprender en este mercado competitivo”.

Por ello, desde hace un año, Angie consolidó su marca de zapatos llamada La perla, la cual nació en Instagram y actualmente supera los 9.000 seguidores.

En este proyecto trabaja con su novio Daniel Cepeda Feoli. “Mi pareja es mi apoyo y mano derecha. Él se juntó para ser mi socio, pero también es mi motivación para no desfallecer. Somos un equipo, donde yo me encargo de los diseños y su digitalización, mientras que él se encarga de la parte administrativa de la empresa”.

A pesar de tener poco tiempo en el mercado, manifestó que su marca logró objetivos rápidos. Sus zapatos, explicó, se comercializan en países como Nicaragua, Puerto Rico y República Dominicana. “Cuando tú haces tu trabajo con amor y le impregnas todo tu esfuerzo, todas las puertas se abren”.

Agregó que sus zapatos han estado en diferentes eventos de moda a nivel nacional, como el Bazar Colombia, e internacionales como el Fashion Week en el país de Nicaragua, lo que la catapultó a ingresar al mercado de Centroamérica.

“La mejor sensación que uno puede tener sobre lo que hace es ver el resultado y que tus clientes aprecien tu trabajo. Me llena de felicidad y orgullo cuando una persona deposita su confianza en mí y termina satisfecha con el producto”.

Colaboradores

Cuando su empresa comenzó a recibir mayor demanda, Angie necesitó montar un taller para acelerar su producción. Según contó, a su cuenta de Instagram llegó un mensaje de una persona muy amable para ofrecerse como su trabajador. 

Luego de visitar el lugar y probar el trabajo del señor, quien vive en el sur de la ciudad, quedó fascinada y convencida de querer montar su taller allí. Su equipo de trabajadores y colaboradores está conformado por siete personas, entre jóvenes y madres cabeza de hogar.

“Yo creo en Dios y esa primera experiencia me sirvió para darme cuenta que tengo una idea errónea de los barrios populares. Ahora nos sentimos parte de la familia y aunque a mi mamá aún le de un poco de miedo que vaya en horas de la noche, la cuadra nos saluda cada vez que nos ven por allá”.

Sueños 

A corto plazo, Angie espera terminar su carrera de Comunicación Social y Periodismo. Por otro lado, contó que espera consolidar su marca en otros países para que su trabajo sea reconocido por diversas culturas.

Como toda emprendedora, manifestó que el camino no ha sido fácil, pero que se siente feliz por haberse arriesgado y cumplir diferentes metas profesionales que se propuso 
al momento de iniciar con su empresa.

“Si alguna persona me pregunta sobre qué se necesita para emprender les diría que lo primero es arriesgarse y perder el miedo. Uno se encuentra con obstáculos y personas que harán lo posible para detenerte. Ahí es donde tu determinación debe ser mayor”. concluyó.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO