EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154430
Perfil 23 de Noviembre de 2019

Jennifer González, una mujer que cree en lo que sueña

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

La comunicadora social es la creadora de un establecimiento especializado en cejas y pestañas, que tiene sede en Barranquilla, Bogotá y Riohacha (La Guajira). Próximamente regalará micropigmentaciones en cejas a luchadoras del cáncer de bajos recursos.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Los ojos de la barranquillera Jennifer González Vega se iluminan cada vez que habla de su empresa, un establecimiento especializado en cejas y pestañas que decidió llamar Prettylash. 

Con este emprendimiento, en el que ha explorado un campo nuevo, ha tenido la oportunidad de trabajar junto con su hermana Ángela González, quien es su socia y mano derecha. 

De profesión Jennifer es comunicadora social y periodista, título con el que logró consolidar, en su momento, una experiencia de más de 10 años en los medios. Este ámbito fue esencial en su vida para explorar el mundo de la farándula y entender que todo lo relacionado con la belleza generaba en ella un alto grado de fascinación. 

Así que, cuando el boom de las pestañas llegó para quedarse en Colombia, Jenni —como también es conocida— decidió prepararse en dicho campo con profesionales internacionales.

“Yo empecé aprendiendo sobre el negocio para saber cómo podía proyectarme y si en realidad tenía futuro. En este proceso estudié mucho, me capacité constantemente, vi muchos videos relacionados con el negocio y viajé a Medellín, Cali y Bogotá para comprender cuál era ese auge que estaba surgiendo con las pestañas. Además, fui apostándole a crear un local y empezar con pocas personas”.

Alternativamente a toda esta experiencia pudo desempeñarse como productora del programa Feliz día de Telecaribe. Pero cuando este llegó a su fin, le dio el impulso para dedicarse 100% a su negocio y empezar a verlo con ojos visionarios.

“Yo inicié con la idea de que nos trasladáramos a un local de un centro comercial para lograr más visibilidad. Cuando empezamos lo hicimos contra todos los pronósticos y finalmente nos fue muy bien. La gente llegaba y preguntaba por nuestros servicios y fue tanta la acogida que al tercer mes de tener el local, este se pagaba por sí solo, así que no tuvimos que preocuparnos por los gastos”.

Además de amar todo lo relacionado al mundo de la belleza, Jennifer reconoce que una de sus pasiones es dirigir un torneo infantil de tenis en Colombia.

Por otro lado, Jennifer da a conocer que en sus inicios aprender de algo nuevo le tomó tiempo y significó para ella un gran reto. El secreto de todo su proceso —asegura— es sentir amor por cada cosa que hace en el mundo de la belleza. Es un ámbito en el que, como bien lo explica, se debe ser preciso y no tener ningún margen de error.

Aún sigue capacitándose para transmitir todos sus conocimientos a cada una de las personas que integran su equipo de trabajo. Manifiesta que dominan a la perfección técnicas como la clásica, la híbrida, la volumen ruso, la mega volumen ruso y la volumen americano. Así como el lifting de pestañas, con el que alargan y ondulan las pestañas naturales. 

Junto a su hermana ha viajado a México, Canadá y España para capacitarse en pestañas. En cuanto a las cejas dice que han adquirido, por parte de expertos como James Olaya, un gran bagaje en la técnica de la micropigmentación pelo a pelo, sombreado y mixta.

Hoy día cuenta con un local en Barranquilla, otro en Bogotá y uno último en Riohacha (La Guajira). Este lunes abrirá su segundo establecimiento en la capital atlanticense, específicamente en el Centro Comercial Viva.

“Estas sedes se fueron abriendo a causa de los sueños y a la ayuda de muchos ángeles (...) dentro de nuestros objetivos está seguir creciendo, sobre todo en la Costa Caribe”.

Para Jenni lo más difícil de crear empresa ha sido confiar y soltar responsabilidades. 

Por otro lado, agrega que el ser humano, sin distinción alguna, nace con dones que en cualquier momento de su vida salen a flote. Por tanto, encuentra esencial buscar dentro de nosotros, creer en lo que se sueña y ejecutar las ideas. Su historia como emprendedora la califica como “una voz de aliento para aquellas mujeres que conservan el pensamiento de que si no cuentan con algún trabajo, todo se puede venir abajo porque lo cierto es que se trata de meterle ganas, de creer con convicción, de emprender y de luchar”.

Otras de las pasiones de Jenni son la organización y la dirección del Torneo Nacional de Tenis copa Droguería Inglesa - Alemana - Fedecoltenis. Esta iniciativa, que surgió en ella desde el 2014 en Barranquilla, anualmente la traslada a distintas ciudades de Colombia. En este participan niños desde los cuatro hasta los 18 años.

“En la actualidad nos conocen muchas personas por llevar el deporte a diferentes ciudades. Hemos tenido torneos en los que llegan niños de países como Venezuela, Panamá y Ecuador, entre otros. Hoy somos vistos como el torneo de tenis infantil más importante de Colombia”.

Nuevos proyectos. Actualmente se encuentra preparando, junto con otras personas, un concurso en el que se encargará de regalar la micropigmentación de cejas a pacientes de escasos recursos que superaron el diagnóstico del cáncer. A través de esta labor, que desean trabajar de la mano con la Fundación Liga Contra el Cáncer, buscan empoderar a la mujer y dibujarle muchas sonrisas en su rostro.
Por otro lado, participarán próximamente en el concurso de pestañas Beauty Lash Challenge de México, en el que concursarán con un estilo de pestañas que han creado y perfeccionado.

Según Jennifer González...
“Hay que buscar dentro de nosotros, creer en lo que se sueña, ejecutar las ideas y persistir”.

Un pensamiento...
“Yo creo que lo más difícil de emprender es aprender a soltar y a designar las responsabilidades”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO