EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150376
Perfil 20 de Octubre de 2018

Jaime Natera y su experiencia de 30 años tratando el cáncer

El usuario es:

Foto: Jhonny Hoyos

Jaime Natera Hoyos en la ciudad de Bogotá, lugar en el que reside desde hace 34 años.

Sharon Kalil

El barranquillero Jaime Natera Hoyos desde que cursaba su etapa escolar en el colegio Biffi La Salle descubrió que uno de sus grandes intereses era la medicina, una carrera que más adelante se convertiría en su gran pasión.

“Cuando terminé el bachillerato me presenté con las pruebas del ICFES en la Universidad del Cauca, en Popayán. Afortunadamente pasé e hice allá toda mi carrera de medicina. En Barranquilla había una facultad de medicina que fracasó por lo que me dio temor intentarlo ahí”, contó.

Cuando culminó su carrera profesional hizo su año de internado en el Hospital General de Barranquilla y un año rural del servicio social obligatorio en Campo de la Cruz, Santa Lucía y Baranoa.

Después de eso, durante algunos meses trabajó en la Clínica Bautista de Barranquilla. En su labor diaria se interesó por hacer una especialización en Radioterapia Oncológica, un área que usa altas dosis de radiación para destruir células cancerosas.

Una de sus motivaciones para dedicarse a esta carrera fue el hecho de tener de cerca en su familia esta enfermedad. “Hace mucho tiempo una hermanita mía, que tenía 6 años, falleció a causa del cáncer. De pronto eso ayudó en mi decisión de interesarme en la oncología, además de que hay muy poca gente dedicada a esto en Colombia”.

Según contó, en Barranquilla no había especialización en esta área, por lo que decidió estudiar en el Instituto Nacional de Cancerología, en Bogotá.

“A pesar de que quise seguir trabajando en Barranquilla, cuando regresé mi cupo ya estaba ocupado por un médico veterano. Tampoco conseguí otro trabajo, así que me regresé a Bogotá para laborar por varios meses en la misma institución donde me especialicé”, dijo.

Pasado el tiempo, Jaime recibió una propuesta de trabajo del Hospital Militar Central. “Ahí duré 22 años ejerciendo la medicina”, contó este barranquillero que en 1996 fundó la Asociación Colombiana de Radioterapia, en la que fue presidente durante ocho años.

De la amplia trayectoria de este especialista también se puede resaltar el hecho de que fue presidente de la Sociedad Colombiana de Cancerología durante seis años. “Hace cinco años me nombraron presidente de la Asociación de Exalumnos del Instituto Nacional de Cancerología. Actualmente soy el presidente de la Asociación Pro Congreso de Cancerología, una organización conformada por todas las sociedades relacionadas con esta enfermedad”.

Por otra parte, este especialista aseguró que una de las satisfacciones que le ha dado su labor es el hecho de que cuando trata a un paciente con cáncer se vuelve muy amigo de la familia y de la persona. “He estado en bautizos, matrimonios y fiestas de personas allegadas a pacientes”, contó.

En cuanto a su núcleo familiar, Jaime comentó que su esposa estuvo durante mucho tiempo en el área de la salud; que su hija, Annie, está cursando una especialización en Hemato Oncología; y que su hijo, Iván, es abogado y economista.

“Soy una persona muy dedicada a la profesión. Me gusta investigar y trabajar en grupo y visitar constantemente mi ciudad natal porque allá está mi madre y mis hermanos, además de que me encanta la comida”, dijo.

El especialista también comentó que su más grande sueño es seguir ayudando a la gente a pesar de que “el sistema de salud es desagradecido porque la atención primaria de los pacientes no existe. Se está viendo desde la primera consulta que las enfermedades son muy avanzadas en los pacientes”.

Jaime aseguró que en Colombia se esperan de 71.000 a 72.000 casos nuevos de cáncer cada año. “A medida que el cáncer se detecte en estado avanzado la posibilidad de corrección es menor porque el tumor ya está muy grande”, dijo.

Natera recomienda a las personas que consulten sobre su información genética a través de estudios para saber si se es propenso a tener cáncer y así, poder tratarlo a tiempo.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas