EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149992
Perfil 08 de Septiembre de 2018

Jacqueline Barceló Franco, una joven con visión gerencial

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Jacqueline se declara amante de la escritura, pues le gusta que las personas entiendan lo que quiere decir y lo que siente al escribir.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

En julio se desempeñó como CEO de una multinacional de Recursos Humanos. En el presente concursa con 47 jóvenes a nivel internacional por el título de CEO mundial, elección que se conocerá este 11 de septiembre.

La comunicadora social y periodista Jacqueline Barceló Franco, de 23 años, cree en la importancia de documentarse, actualizarse y tomar formación profesional cada que las oportunidades se presenten. De hecho, como muestra de esta filosofía hoy cursa séptimo semestre de Administración de Empresas.
 
En el presente trabaja en la Universidad del Norte, en la dirección de comunicaciones y relaciones públicas, además de ser miembro del consejo directivo de esta alma máter como representante de los estudiantes.
 
Hace poco más de un mes participó  en un programa de responsabilidad social dirigido a jóvenes y liderado por  Adecco, multinacional de recursos humanos. En la convocatoria, que cada año se celebra, manifiesta que seleccionan a un joven de los países en los que tienen presencia, y este debe ser capaz de asumir retos y “generar en los directivos confianza para dejarle en sus manos la empresa”.
 
“En Colombia, entre los 200 mil jóvenes que aplicaron me eligieron a mí como CEO de la entidad durante el mes de julio. En este periodo pasé por cada área, de modo que conocí de marketing, finanzas, del comité, de cada una de las decisiones que se toman y también pude aportar ideas”.
 
Recalca que esta experiencia resulta vital, puesto que —en sus palabras— en la actualidad hay empresas que en busca de experiencia dejan de lado el talento de jóvenes recién graduados, negándoles la oportunidad de ejercer.
 
“Pienso que hay un gran error en las organizaciones, pues no confían en los jóvenes y lo cierto es que sí vale la pena apostarle a la juventud, ya que somos  quienes tenemos ideas frescas”.
 
Sobre cómo conoció de la convocatoria, Jacqueline menciona que fue al laborar hace cinco meses en Fabiola Morera Comunicaciones, justo en su primera feria llamada Construferia del Caribe, evento que anualmente gira en torno al área de la construcción.
 
“Aunque yo no sabía nada de construcción asumí el reto y me  empapé de este ámbito leyendo revistas como Dinero y Portafolio, entre otras. En una de estas encontré la publicación de la convocatoria para el programa de Adecco y me animé a redactar la carta de motivación que piden en el primer filtro”.
 
Barceló confiesa que en este proceso, que inició en abril, se sometió a pruebas psicotécnicas, de matemáticas, de inglés, entrevistas y más. Y luego de cumplir con cada uno de los requisitos, el tiempo se encargó de abrirle las puertas de Adecco, en Bogotá.
 
Jacqueline cree vital que las empresas le apuesten al talento de los jóvenes.
 
Pero esta historia no termina ahí. La barranquillera indica que sigue concursando con los 47 jóvenes que pertenecen a los otros países y que también fueron CEO por un mes, con el fin de ganar el CEO mundial.
 
La competencia. Para aspirar al CEO mundial Jacqueline asegura que durante un mes se sometió a retos que debían ser resueltos en cualquier formato y enviados a la casa matriz, ubicada en Suiza. Toda esta información sigue siendo evaluada y el próximo martes se conocerá el nombre de los 10 finalistas. Estas personas viajarán a Londres donde llegarán a un campo de entrenamiento y realizarán actividades para elegir al CEO mundial.
 
“El que sea elegido como CEO mundial acompañará al CEO de la organización y visitará los puntos de Adecco en los países que tiene presencia. Llegará a tomar decisiones y se desenvolverá como un ayudante. Adicional a lo anterior le darán la oportunidad de elegir en qué área, dentro de Adecco, desea trabajar”.
 
Por otro lado, incentiva a los jóvenes que aún tienen miedo de mostrarse como son y dejan de asumir desafíos. Dice que en distintas situaciones, en las que se cuenta con el chance de exponer una idea brillante, edifican una barrera por el qué dirán o por los prejuicios y señalamientos que puede llegar a realizar la misma sociedad, perdiendo así grandes oportunidades. Aconseja que se arriesguen, estudien lo que más le llame la atención y creen el hábito de leer libros que enriquezcan sus conocimientos.
 
Disociar la Comunicación Social de la Administración de Empresas es una idea que asegura no tener en mente, porque le resulta difícil administrar sin hacerle saber a su alrededor lo que se está trabajando. Aclara que si bien son dos de las áreas que más le apasiona, está abierta a incursionar en Mercadeo y Finanzas. 
 
 

Etiquetas

Más de revistas