EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/138302
Perfil 02 de Julio de 2016

“El emprendimiento consiste en ser diferente, no en montar una empresa”

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

Manolo Páez es barranquillero, juniorista y apasionado por el emprendimiento. Ser profesor en el Sena le cambió la vida y ahora le apuesta a los proyectos con impacto social.

Daniela Fernández Comas
Compartir:
Emprender en algo “no es fácil” y Manolo es consciente de ello. Desde sus inicios en la universidad quiso tener una empresa, razón por la que, junto a unos compañeros, reunieron dinero y comenzaron con su pequeño proyecto de bolsa en la que él se encargaba de manejarlo, pero con el tiempo no funcionó. Esto no fue impedimento para que él siguiera con su meta: ser emprendedor.
 
“Desde tercer semestre de la universidad creo que soy emprendedor. Me gustaba mucho todo el cuento de la bolsa de valores entonces convencí a unos amigos de que uniéramos plata y yo la manejaba. Por ahí comenzó todo”, recuerda el barranquillero que estudió Economía en la Javeriana en Bogotá. 
 
 De esta manera fue como Manolo comenzó en el mundo de los negocios. Vivió en la capital del país por 10 años, en los que continuó con estudios como la maestría que realizó en Economía, y los aprovechó al máximo para seguir abriéndose camino como consultor. 
 
Manolo junto a su esposa María Lourdes Lacouture y su hija María Luna, que ayer cumplió siete meses de nacida.
 
 
“Soy 100% economista pero que no hace nada relacionado a la economía. Creo que hoy en día uno no estudia para hacer lo que dice el diploma que a uno le dan sino para usar lo que aprendiste durante tus estudios”, afirma.
 
Por esto decidió volver a su ciudad y continuar con sus consultorías, con su empresa Alumbra Asesores, para más adelante darse cuenta que al país le faltaba mucho en cuanto a innovación y emprendimiento. Decidió viajar y seguir empapándose de todo lo que este tema podía mostrarle, llegando a Estados Unidos e Israel, países que son la meca para ello, según él. 
 
“En 2009 y 2010 representé a Colombia en una cumbre de emprendedores latinoamericanos en la Universidad de Stanford, California, y después estuve en Israel viendo y aprendiendo de muchas cosas que te hacen preguntar: ¿por qué en Colombia no lo hacemos?”, cuenta Manolo, que volvió para retribuir esos conocimientos a su gente barranquillera.
 
“Cuando volví empecé a dictar charlas de emprendimiento. Fui a universidades a hacer conferencias. Cree una cátedra de emprendimiento para colegios y todo esto hizo que empezara a tocar los lados de la educación; lo que me llevó a dar clases en el Sena en el 2014,  y allí me di cuenta que el emprendimiento es un cambio de mentalidad, es retar el statu quo. Es ser diferente, no centrarse en crear empresas”, afirma Páez. “Yo a mis alumnos les decía: qué necesitas para viajar, y ellos me respondían que plata. Pero no. Yo les decía que necesitaban primero un pasaporte porque sacarlo sería un acto de fe y así es que funciona la vida. Hay que dar pasos. Así la gente crea que no los puedas hacer. Así no tengas los recursos para lograrlos, pero hay que darlos”, dice con seguridad el economista. 
 
Su experiencia en la pedagogía lo acercó y sensibilizó con el ámbito social. Se interesó por buscarle el lado humano al ejercicio de emprender y estando en Washington, Estados Unidos, encontró una organización que rescata precisamente eso que él buscaba: emprendimientos e innovaciones con desarrollo e impacto social.
 
“Fue amor a primera vista con The Global Good Fund. Sentí que era lo que yo estaba buscando y a la vez que ellos también me estaban buscando a mí. Por eso acepté su propuesta en febrero de 2015 que tenían para Latinoamérica y mi amor por su proyecto fue tal que ahora, después de un tiempo, comencé a liderarlo, además generar una nueva red de contactos, alrededor del mundo”, explica Manolo.
 
Hoy, nuevamente en su ciudad natal, Manolo trabaja para la comunidad, especialmente para que los barranquilleros apliquen a la convocatoria de desarrollo de liderazgo que la organización en la que él trabaja ofrece y se animen a emprender porque “los emprendedores no se hacen. Todos podemos ser emprendedores”.

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO