EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150850
Perfil 24 de Noviembre de 2018

Descubriendo la tierra de glaciares en La Patagonia

El usuario es:

Foto: Lupe Mouthón Mejía

En el parque también hay glaciares de imponentes dimensiones como el Viedma, el Upsala y el Spegazzini, entre otros. Para conocerlos hay crucero de un día, el cual incluye almuerzo a bordo de una embarcación de lujo.

Lupe Mouthón Mejía

En la provincia Santa Cruz (sur de Argentina) se encuentra El Calafate, la puerta de entrada a un mundo de hielo con imponentes paisajes naturales.

El inmenso paisaje de las estepas patagónicas, bordeadas por la cordillera austral con montañas de níveas cúspides, enmarcan el camino que conduce a la tierra de los glaciares en el extremo sur de Argentina: El Calafate.

En la provincia de Santa Cruz, en la remota Patagonia, se encuentra El Calafate, una hermosa ciudad que parece extraída de una pintura renacentista, con espaciosas avenidas, casas de ladrillo y madera, en un ambiente único que invita a hacer un alto en el “corre corre” diario para contemplar impresionantes atardeceres que tiñen el cielo de dorado.  Allí, parece que el tiempo se detuvo. Sus 30 mil habitantes llevan una vida tranquila y sencilla.

En ciertas temporadas del año, los días son más largos y en otras las aguas del gran lago Argentino, a pocos metros del pueblo, se congelan de tal forma que es posible patinar sobre esa enorme pista de hielo, esto es parte del encanto de La Patagonia. En invierno, las temperaturas pueden llegar a varios grados bajo cero, por lo cual la temporada más recomendable para viajar es a final o comienzo del año, entre octubre y febrero.

El pueblo acoge a los miles de turistas internacionales que visitan el Parque Nacional Los Glaciares, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, y que hace parte de la mayor extensión de terreno cubierta por glaciares en el mundo, después de la Antártida, el campo de hielo patagónico que comparten Argentina y Chile.

El parque está a unos 45 minutos de la ciudad y es el hogar de varios de los glaciares más grandes, entre ellos el Perito Moreno, una mole de hielo de 254 kilómetros cuadrados, más grande que la misma ciudad de Buenos Aires y un frente (70 metros) casi tal alto como Obelisco.

Los turistas pueden conocer al Perito Moreno de diferentes maneras, cada una es una experiencia sin igual. Quienes tengan un aceptable estado físico, pueden hacer trekking sobre el glaciar orientados por guías expertos, hay caminatas cortas que duran dos horas y otras más largas que toman hasta cuatro horas. Es una superficie viva que tiene la capacidad de regenerarse en la medida que sus paredes se fracturan y caen lenta y pesadamente sobre el lago. En una parte del recorrido los caminantes pueden disfrutar de un vaso de whisky en las rocas, con hielo del glaciar y brindar por la vida.

El Perito también puede verse en su descomunal magnitud desde las pasarelas ubicadas en el paseo costero, donde hay varios miradores que ofrecen una vista paralizante. La experiencia se puede complementar con una navegación frente al glaciar sobre el llamado Canal de los Témpanos.

Para los más aventureros hay paseos a caballo, en bicicleta o en cuatriciclos y hasta recorridos en jeeps 4x4 por las montañas y los bosques. También está el Glaciarium, centro cultural y científico donde se conoce toda la información sobre los glaciares, que son las grandes reservas de agua dulce de la Tierra.

El Calafate y sus mágicos glaciares son una experiencia que merece la pena vivir en carne propia. No tendrá palabras para describirla, pero su percepción sobre el mundo, la naturaleza y la imponencia del paisaje desde entonces cambiarán para siempre.

Gastronomía patagónica

El principal plato es el cordero, que se puede comer de varias formas, desde el tradicional asado hasta en estofado. Los dulces son una parte importante de la cocina de esta zona, se destacan el de leche, los alfajores, los chocolates artesanales y el dulce de calafate, fruto rojo propio de la región.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas