EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154556
Perfil 30 de Noviembre de 2019

“Decidí no ser esclava de patrones comerciales”

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

La diseñadora Sonia Santiago llegó al Barranquilla Fashion Week donde presentó su colección ‘Flashback’ Primavera - Verano 2020. En su visita también aprovechó para llevarse ideas de ‘Curramba’ que le sumen a su estilo contemporáneo y dramático.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

La mezcla entre colores dramáticos y diseños clásicos han captado el interés, por más de 42 años, de Sonia Santiago Díaz. La diseñadora nacida en Puerto Rico recuerda que a sus ocho años no aceptaba que le regalaran vestidos para sus muñecas, pues solo deseaba retacitos de tela para hacerlos como los imaginaba.

También, una de las situaciones que rememora, cuando se le pregunta sobre sus inicios en el diseño, es que se apropiaba de los accesorios y de la ropa que su madre dejaba de usar para bordarle trajes a sus pequeños maniquís.

“A mis 12 años no dejaba que mi mamá me hiciera vestidos, ya que ella quería que yo luciera siempre como niñita buena y yo, por el contrario, quería lucir hot pants y tener mi propio estilo. Hice que me llevara a comprar telitas y patrones, y yo solita empecé a coser y a crear. Siempre me gustó inventar”.

Sonia, a pesar de sentir pasión por este arte, decidió prepararse en la carrera de Ciencias Políticas, dándose cuenta después que este no era su destino, sino la moda.

“Yo sabía que llevaba en la sangre el diseño, así que decidí que no iba a ser esclava de los patrones comerciales en las tiendas. Tomé varios cursos, entre los que se encuentra uno con la reconocida diseñadora de modas Carlota Alfaro. Sentí que no necesitaba más nada, por lo que empecé con mi carrera”.

Sobre su estilo personal comenta que siempre se ha vestido de una manera llamativa, aunque su crush siempre ha sido el blanco y el negro. “Me gusta integrar colores dramáticos porque me gusta el drama, pero también que la ropa, aunque tenga un elemento de drama, se vea clásica, por lo cual no soporto que llegue a verse en algún momento pasada de moda”.

Agrega que en sus diseños, que expone en su tienda ubicada en Guaynabo, Puerto Rico, y que crea solo a la medida, le gusta plasmar “un concepto contemporáneo, es decir, moderno y clásico a la misma vez, en el que se consiga tener lo mejor de esos dos mundos en una misma pieza, sin lucir ridícula o estar cargada”.

La diseñadora, quien se describe como una mujer fuerte, femenina, dulce y familiar, asegura que no es extremadamente trendy, pues piensa que “la ropa buena y fina es muy costosa y cuando pasa de moda se suele botar, pues ni siquiera se pone en la esquina del clóset por si vuelve, debido a que siempre se verá como si fuera de otra época”.

Su inspiración diaria es cada una de sus clientas que se sienten familiarizadas con su estilo, y su razón para diseñar, además de tratarse de su pasatiempo favorito, es destacar que la moda trae alegría e ilusión para las personas.

“He tenido muchas colecciones maravillosas, pero hay una que en particular que para mí es sagrada. En el 2017 sufrimos el huracán María que fue devastador y que provocó que Puerto Rico estuviera sin electricidad por muchos meses. Con el grupo San Juan Moda decidimos poner nuestro grano de arena. Queríamos que el pueblo se levantara y no siguiera llorando sobre el desastre, así que con plantas eléctricas en los talleres hicimos la semana de moda más bella que hemos tenido, en primavera- verano 2018, en el Antiguo Casino de Puerto Rico”.

Asegura que durante sus más de cuatro décadas de carrera ha obtenido muchos reconocimientos, pero suele guardarlos o exhibirlos en su tienda, agradecer por ellos y no darle la importancia que otros le dan, pues siente que lo más gratificante es hacer su trabajo y sumarle amor y pasión.

Aunque inició a sus 18 años con el diseño, menciona que no se dedicó totalmente a ello, pues su prioridad siempre fue criar a sus hijos y compartir con su esposo.

“Para mí la misión más importante que tenía era levantar una familia y lo hice, pues tengo unos hijos espectaculares: Patricia y Fernando, y un nieto bellísimo llamado Fernando, quien es la luz de esta familia. Por otro lado, un momento muy difícil en mi vida fue la muerte de mi esposo hace un año”.

Cuenta que su familia es muy unida, motivo por el cual aplazó el proyecto de llevar sus diseños a diversas partes del mundo. “Dejé para esta etapa de mi vida mi anhelo de llevar mi carrera un poco más lejos, porque enamorarme y formar una familia tenía que ser lo primero”.

Precisamente su primer acercamiento a Colombia fue hace una semana presentando sus diseños en la apertura del evento de moda Barranquilla Fashion Week. Allí arrancó los aplausos de los presentes con su colección Flashback  Primavera - Verano 2020, inspirada en la moda que predominaba en los orígenes de su carrera como diseñadora y en su afán de mostrar a una mujer luchadora, fuerte, moderna, que se atreve y que se empodera siendo elegante, sensual y femenina.

“Vi en Colombia un diseño vanguardista, fresco y tropical, y también observe una valoración de los distintos estilos, eso fue lo que me hizo buscar este país para crecer y llevar a otro nivel lo que hago. Dentro de mis proyectos está tener un taller en Bogotá”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO