EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150738
Perfil 17 de Noviembre de 2018

Cecilia de Celia entre su familia y su labor social

El usuario es:

Foto:

Laura Melissa Jiménez

La barranquillera habló con Gente Caribe sobre la Fundación Ayudemos, que lleva 35 años liderando y que apoya a madres cabeza de familia del barrio Las Flores.

Con espontaneidad, desparpajo y franqueza Cecilia de Celia ha logrado por más de 35 años consolidar su Fundación Ayudemos y al mismo tiempo dedicarle tiempo a su familia.

 “Creo que he sido muy afortunada en la vida. Hoy puedo decir que tengo todo lo que soñé”, afirmó.

Y cuando habla de fortuna, se refiere al valor de la familia, al sentimiento especial que sus cuatro hijos, doce nietos y cuatro bisnietos le producen y que son fruto de 63 años de matrimonio. Asegura que son ellos precisamente sus grandes aliados, porque respaldan y aplauden los logros que ha obtenido con su proyecto.

“Me casé con un hombre muy especial, y aunque él ya no está, me quedan nuestros hijos y nuestros nietos a quienes he inculcado el valor de la solidaridad. Esa es la mejor lección que puedo darles”, estableció.

Para Cecilia es esencial el tiempo que dedica a sus nietos, tenerlos cerca es lo que más felicidad le produce, por eso ya empezó a preparar su casa para cuando lleguen a pasar las vacaciones de fin de año.

“Te confieso que algunos de mis pasatiempos son diseñar y bordar. Me encanta armar y desarmar prendas. Cuando una de mis nietas que vive en Miami me visita, se lleva parte de los accesorios que compro”, dijo entre risas la barranquillera, quien también disfruta coser como la mayoría de las abuelas y hablar con millennials y centennials, las generaciones nativas digitales.

“A mí me gusta hablar y conversar con gente joven. Y al igual que las nuevas generaciones en mi celular tengo mis grupos de WhatsApp, por ahí anuncio a mis invitados los viernes de lunch, nos reunimos y comemos pasta. Esta es una tradición que hace memoria a las raíces italianas de mi esposo”, dijo.

Con determinación, así habla esta barranquillera que confiesa que casi nada le da pena, por ejemplo, cuenta que sus hijos “le ponen pereque”, porque ella a toda las personas que ve le pide ayudas para su fundación.

Cecilia es la fundadora de Ayudemos, actualmente su rol es el de vicepresidenta y asegura que siempre está dispuesta a realizar cualquier labor que contribuya a consolidar la Fundación.

Gracias a esa dedicación ha podido sacar adelante esta iniciativa que le ha dado grandes satisfacciones y que inició con ayuda de sus amigas, con el propósito de cambiar las condiciones de vida de madres cabeza de familia que habitan en el barrio Las Flores.

“Lo que hacemos es materializar los sueños de estas familias, remodelamos sus casas para darles un entorno más agradable”.

Cecilia es consciente del poder que tiene ayudar, por eso, prepara un banquete que ha denominado como La Gala de las Rosas, un evento que se llevará a cabo el próximo 22 de noviembre en el Country Club. La intención es recaudar fondos para continuar su labor y contribuir al desarrollo social de esta comunidad.

“Lo mejor ha sido ver la transformación de Las Flores, cuando llegué la primera vez a este lugar, las condiciones en la que vivían estas madres eran muy precarias. Hoy hemos logrado un cambio y eso nos da mucha satisfacción”. 

El mayor logro para esta barranquillera es aportar al desarrollo de la ciudad, dónde vive feliz rodeada de las cosas que más disfruta hacer.

“No hay mejor lugar para vivir, aquí tenemos excelente oferta gastronómica, unos jardines hermosos, nuevos parques y un gran desarrollo urbanístico. A esto último le apostamos desde nuestra Fundación”, aseguró.

Finalmente, Cecilia manifestó que el tiempo ha sido su mayor aliado porque le ha permitido hacer todo lo que ha querido: viajar, trabajar, dedicarle tiempo a su hogar, a sus amigas, pero sobre todo aportar a su proyecto solidario.

“El valor de ayudar, es la mejor lección que le puedo heredar a mis hijos y a mis nietos. Abrir el corazón para  dar es una de las mejores acciones que puede hacer el ser humano, ver la sonrisa de las personas beneficiadas cuando se le entrega su casa transformada, es de las mejores sensaciones que me ha dejado esta labor”, señaló. 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas