EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/151289
Perfil 05 de Enero de 2019

Bustos Hémer: una familia unida por la pasión a la medicina

El usuario es:

Foto: Jose Capela

Jugar fútbol, viajar e ir al Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, son algunos planes que comparten los galenos en sus ratos libres.

Sharon Kalil

El cirujano plástico barranquillero Aulio Bustos y sus hijos: Aulio Elías, Samyd y Valeria Bustos Hermes cuentan qué significa el área de la salud para su familia. Además hablan de sus afinidades y dan consejos sobre la formación en esta carrera.

Sin tener algún referente en su familia, Aulio Bustos Díaz se inclinó por hacerle caso a su pasión y prepararse para ser médico. Su vida, antes de esto, era como la de cualquier joven: se dejaba fascinar por los sonidos de la música y las tácticas del fútbol, hasta que se convirtió en la primera generación de médicos en su familia, sin saber que años más tarde sus tres hijos seguirían con su legado.

“Mi papá era comerciante de pintura y mi mamá trabajaba en un almacén, ellos no tenían nada que ver con la carrera. Me llamó la atención la Medicina, entre otras cosas, porque cuando me hicieron un examen psicotécnico en el colegio obtuve un alto puntaje en biología y eso que soy bachiller pedagogo del Colegio Normal Nacional para Varones”, contó el cirujano plástico con 29 años de experiencia. 

El barranquillero estudió en la Universidad Libre y a la edad de 28 años decidió seguir su carrera en Argentina. “Me fui como turista, eso sí, antes de irme me casé con mi esposa, Mónica Hémer. Hice mi residencia y empecé a ayudar en cirugías”, agregó Bustos, quien desde hace 28 años también es docente de Medicina de la Universidad Libre. 

Ahora bien, en este país nació su primer hijo, Aulio Elías Bustos, quien cuando egresó del colegio no dudo en dedicarse a la Medicina. “En parte influyó el hecho de que mis padres hagan parte del área de la salud, mi madre como odontóloga y mi padre como cirujano plástico, pero también sentí la necesidad de ayudar a las personas”, dijo.

Aulio Elías, egresado de la Universidad del Norte, hizo su internado en Jackson Memorial Hospital, en Estados Unidos, una experiencia que asumió como un reto personal. “Decidí especializarme en Medicina Interna en el Metropolitan Hospital Center, puesto que esta tiene un gran campo de acción…voy a terminar esto en junio y en seguida me especializaré en Nefrología”, dijo Aulio, quien reside con su esposa, también médico, y su hija de dos años, en Estados Unidos.

El tercer miembro de esta familia en querer sumergirse en el mundo de los hospitales, los exámenes y las consultas es Samyd Bustos, de 25 años. El galeno dijo que, al contrario de su padre y de su hermano mayor, siempre quiso estudiar Política, por eso desde joven se involucró en Modelos de Naciones Unidas, entre otras presentaciones.

“También me gustaba la Biología, participaba en ferias de ciencia y tecnología… al graduarme me decidí por la Medicina, porque el hecho de tener ejemplos en mi familia en esta carrera fue determinante. Igualmente me desanimé de la vida política porque podría ser difícil en el futuro”, dijo Samyd, quien se describe como una persona líder y con don de servicio.

En la actualidad este joven se prepara para cursar un año de investigación en Cirugía Plástica en Mayo Clinic, ubicada en Rochester, Minnesota. “Sin bien la Medicina es para ayudar a la gente, qué mejor manera que cambiando de manera definitiva su aspecto para que sea funcional, por ejemplo”.

Por último, la hija menor de la familia, Valeria Bustos, está a punto de graduarse como médico de la Universidad Javeriana.

“El gusto por esta carrera nació en mí de forma innata. Al observar su práctica en la casa tuve más conexión con ella y una visión acertada de la carrera. Lo que más me gusta de ella es que uno puede interactuar con un paciente, ver la evolución y hacer algo productivo por alguien”, dijo la joven que piensa especializarse en Cirugía Plástica.

Por otra parte, Valeria se considera como una persona extrovertida, alegre, responsable, alegre y comprometida.

Ahora bien, esta familia barranquillera concuerda en que la Medicina es “servir a la comunidad sin ningún interés y es también un factor de unión”.

 Los hermanos además de conversar sobre la ciencia que los apasiona, disfrutan ver partidos del Junior de Barranquilla, salir juntos  a discotecas y trotar.

“Desde que mis hijos empezaron a crecer la única manera de conocerlos a ellos es salir semanalmente a comer, ir a un parque o a otros espacios para conversar”, dijo Aulio Bustos, quien se describe como un hombre trabajador y familiar.

Agregó que otro de los pasatiempos  familiares es viajar en vacaciones a diversos países, ir al estadio Metropolitano Roberto Meléndez y compartir todas las fechas especiales.

“Somos muy unidos, de verdad siempre contamos con el apoyo del otro así sea que esté en otro país. La unión familiar nos identifica”, dijo Valeria.

 Por último, Aulio Elías aconseja a todos los jóvenes que deseen involucrarse en la carrera de Medicina que lo más importante es que esta les guste, “que entiendan que es de sacrificios y que siempre se debe pensar en el bienestar de las personas”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Perfil Más de revistas