EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155970
Perfil 06 de Junio de 2020

Adolfo Sanjuanello y su trabajo por las mujeres de su tierra

El usuario es:
Foto: Marcel Castellano

El valduparense es periodista y ha incursionado tanto en la actuación como en la escritura de algunos libretos para la televisión. En la actualidad dirige y presenta el programa ‘Las mujeres de mi tierra’.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

El periodista Adolfo Sanjuanello es de Valledupar (Cesar). Cuenta con una “especialización en mujeres” —como él lo indica— , que le ha dado las bases para sostener conversaciones largas y profundas con muchas personas del género femenino.

Habla sobre esta experiencia y asegura que se ha convertido en una pasión personal y profesional. No sabe quedarse quieto porque cada día trabaja para mantenerse en “movimiento creativo”. La Comunicación Social y el Periodismo siempre ha sido su campo magnético, de ahí que su referente haya sido el fallecido cronista Ernesto McCausland. Él —asegura— fue su espejo y, también, su ejemplo a seguir para aprender a contar muchas historias.

Vive en Bogotá desde 2003, una ciudad en la que ha encontrado muchas oportunidades. Y aunque nació en Valledupar, a sus 10 años se trasladó a Barranquilla, donde cursó su bachillerato e hizo sus primeros pinitos en el Periodismo. Luego viajó a México, a estudiar Cine.

Dentro de su recorrido profesional están los cuatro años como director y presentador de ‘Caracol y Bancolombia más cerca’, su participación como autor y co-libretista de la serie ‘La Cacica’, que retrata la vida de la gestora cultural Consuelo Araújo Noguera, adaptada en episodios de ficción. Pero también fue libretista del programa ‘Tu voz estéreo’. En la actualidad es director y presentador del programa ‘Las mujeres de mi tierra’, mediante el cual entrevista a muchas figuras femeninas del entretenimiento colombiano.

¿Qué tiene la escritura que le atrae tanto?

Mucho. A mí me gusta contar historias para mí, así que todo el tiempo lo hago. Soy de los que observa mucho su entorno, y de los que le gusta echarse el cuento a sí mismo. Sin embargo, la vida me ha llevado a algunos escenarios donde he tenido la oportunidad de contarles historias a los demás.

 ¿Qué puede compartir sobre su experiencia como autor y co-libretista de la novela ‘La Cacica’?

Ser co-libretista de la novela ‘La Cacica’ llegó a mí por casualidad. Recuerdo que estaba tomando un descanso en Valledupar y me dediqué, de manera personal, a escribir sobre este personaje, alguien del Canal Caracol se enteró y me pidieron revisar lo que había redactado. Luego, me propusieron adaptar la historia para la televisión, pues lo que había plasmado era algo real y para la TV se requería, como lo exige la industria, un gran porcentaje de fantasía. Fue un experimento que resultó muy bien, un ejercicio que me gustó muchísimo.

 ¿Qué fue lo más gratificante de haber participado en ‘La Cacica’?

Haber tenido la oportunidad de relatar la historia de una mujer de mi tierra Valledupar, que no pertenece al mundo del entretenimiento y que desde la cultura enalteció la música vallenata. El gran reto de esta experiencia fue transformar un tema muy denso en un contenido atractivo para las familias.

 Durante cuatro años usted se desempeñó como director y presentador de ‘Caracol y Bancolombia más cerca’, ¿qué enseñanzas le dejó?

Creo que mi destino me ha llevado a hacer todo lo que he logrado. Yo nunca imaginé en llegar a  ser presentador, pero haciendo periodismo, específicamente directos, mis jefes se fueron dando cuenta de que lo hacía bien. Así que decidieron proponerme ‘Caracol y Bancolombia más cerca’ y admito que, aunque lo pensé muchísimo, cuando lo fui haciendo se fue convirtiendo en la experiencia más gratificante de mi vida. Gracias a este proyecto viajé durante cuatro años y medio, y descubrí a mi país, todas sus culturas y su gente (...) la enseñanza más grande que me dejó fue poder sentirme más colombiano y orgulloso de mis raíces, de ser un vocero de muchas comunidades.

 Es el director y presentador de ‘Las mujeres de mi tierra’, ¿hace cuánto empezó este programa?

Inició hace dos años y medio como un espacio que sentí y sigo sintiendo más mío que cualquier otra cosa porque fue una de mis ideas. Cuando lo pensé y lo propuse siempre quise que fuera un espacio para el colombiano que está en el exterior, para que se pudiera acercar a sus mujeres, por tanto, yo tenía claro que la ventana para mostrarlo debía ser Caracol Internacional. Pero también se quiso llegar a cada región del país, así que Telecaribe —por ejemplo— ha alcanzado a emitir diferentes temporadas del programa.

 ¿En qué consiste el programa?

Si bien está pensado desde el entretenimiento, también invito a mujeres políticas, deportistas y mujeres que se destacan internacionalmente. No es la chica de hoy ni la protagonista que escogieron ayer, son mujeres que tienen una historia con el país, que cuentan su vida y le brindan al televidente un recuerdo bonito. Hasta el momento ha tenido una muy buena aceptación y ha llegado a ocupar los primeros lugares en Caracol Internacional.

 ¿Qué le gusta del periodismo?

Ese periodismo que es ‘bonito’, que es visto desde el plano positivo, que cuenta algo y deja una sonrisa en la cara.

 ¿Quiénes han sido las mujeres de su tierra, que ha entrevistado, y lo han sensibilizado?

Todas. Cada una me sensibiliza porque en cada una descubro algo que no conocía y que quizá el televidente desconocía, por eso a mis entrevistadas siempre les digo que cuenten quién está más allá de la figura “inalcanzable”. La mayoría son mujeres muy sensibles, que tienen historias impresionantes.

 ¿Cuál ha sido el reto de migrar las entrevistas presenciales a un plano virtual?

Al principio estuve reacio con el tema porque no pensaba que la situación actual se iba a extender tanto. Sin embargo lo migramos y ha sido una experiencia ‘chévere’ porque siento que mis mujeres se ‘desnudan’ más, se abren más a mí. Ahora hacemos las entrevistas a través de Zoom, Skype o a veces ponen sus cámaras, les hago las preguntas por teléfono y luego me envían el material. Esto les ha dado más soltura, pues desde la intimidad de sus casas cuentan su historia y se hace más íntimo y más cercano a ellas.

 ¿Cómo sobrelleva la cuarentena?

Sigo frente a mi computador creando y proponiendo cosas nuevas. Para mí no ha sido tan ‘heavy’ porque tengo una productora de videos audiovisuales, mediante la cual realizo videos musicales, cortometrajes, documentales y comerciales; y tenía tanto trabajo atrasado que con la cuarentena he podido sentarme con los editores para adelantar muchas cosas. En resumen: ha sido un tiempo positivo para mí.

¿Qué es lo que más extraña de la vida que llevaba antes del aislamiento obligatorio?

Mi vida actual es muy parecida a la que llevaba antes. Aunque, si tengo que decir algo que extraño podría decir que son las nuevas actividades, pues cada vez que salía retornaba a casa con un nuevo proyecto.

 ¿Ha incursionado en la actuación?

Sí. En ‘La Cacica’ me propusieron darle vida a uno de los personajes de reparto, que fue el hermano de Consuelo Araújo. Luego me hicieron la propuesta de brindarle asesoría desde la ‘vallenatía’ al proyecto de la serie de televisión ‘Los Morales’. En este hice a Charlie Fernández, que era un locutor y que tuvo continuidad en la bionovela de Martín Elías, que no ha sido emitida y que recibe el nombre de ‘El hijo del Cacique’.

 ¿Qué retos está enfrentando en la actualidad?

Estoy enfrentando el reto de escribir nuevamente porque tengo muchas historias en mi cabeza. Sueño con publicar un libro y me encuentro estudiando a distancia para ser libretista porque pude hacerlo sin ninguna formación y me gustó.

¿Qué es lo que más lo motiva?

 Mi familia.

¿Tiene alguna filosofía de vida?

“Si quieres hacer algo, hazlo ya”. Este momento de la vida me ha dado la razón. Cuando hago algo no pienso ni en cuánta plata tengo ni en cómo lo voy a hacer, simplemente lo hago y ya.

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA