EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149326
Millennials 07 de Julio de 2018

“Para ser un buen influenciador hay que ser auténtico”: Daniella Zambrano

El usuario es:

Foto: Orlando Amador.

Daniella Zambrano posó en su estudio de maquillaje, donde también graba algunos de los videos que publica en sus redes sociales.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP

A sus 27 años, la barranquillera Daniella Zambrano (@TestaRosa_) ha construido una comunidad de más de 127 mil seguidores en redes sociales, con los que comparte ‘tips’ de belleza, moda y estilo de vida.

La barranquillera Daniella Zambrano Jiménez, conocida en redes sociales como ‘Testa Rosa’ (@TestaRosa_), se describe a sí misma como “una niña” que trabaja por sus sueños.
 
Aunque en el 2014 se graduó de Negocios Internacionales, afirma que, además de esta carrera, la industria del maquillaje siempre ha ocupado “un espacio relevante” en su proyecto de vida. 
 
“Recuerdo que cuando tenía 16 años solía viajar a Estados Unidos, pues gran mayoría de mi familia vive allá. Mi hermano tiene un laboratorio de maquillaje e incluso su propia marca. Entonces, desde esa edad asumí la tarea de ir a trabajar con él cada vez que tenía vacaciones. Así fue como pude aprender mucho sobre belleza, en una etapa en la que el maquillaje no era furor, solo era una necesidad para la mujer y aprendí el arte de las ventas. Esta fue mi primera experiencia en esta industria”, contó Daniela. 
 
Cada vez que volvía a Colombia, luego de estos viajes, asegura que solía traer una variedad de productos innovadores de maquillaje al país para venderlos y experimentar nuevas técnicas con sus amigas y tías. Luego de graduarse del colegio, se aventuró junto a su novio —quien hoy es su esposo— a explorar las redes sociales como “un modelo de negocio” y crear juntos su primer emprendimiento en Instagram. Al poco tiempo, su pareja también asumió el reto de impulsar @QueBoleta, la reconocida cuenta de humor que en la actualidad cuenta con más de 1.7 millones de seguidores. 
 
Tras experimentar en estas plataformas digitales y adquirir mayores conocimientos en el sector de la belleza, le apostó a crear una cuenta de Instagram en la que pudiera publicar fotos de moda y maquillaje y dar pequeños tips sobre estos temas. 
 
“Al principio yo no publicaba fotos mías. Hasta que un día me animé a realizar mi primer tutorial de maquillaje para Instagram y luego para Youtube. Al año y medio empecé a invertir más en equipos como cámaras y luces, aprendí de edición de videos y traté de ser un poco más independiente. Sin embargo, el éxito de mis cuentas en redes sociales se disparó hace un año cuando empecé a poner videos de mascarillas caseras para el cuidado de la piel, soluciones económicas que se pueden encontrar en la despensa”, afirmó. 
 
Aunque en sus inicios como influenciadora digital  tuvo una buena aceptación por parte de sus seguidores, Daniella afirma que uno de los retos a los que tuvo que enfrentarse fue a aprender a manejar el “bullying virtual”. 
 
Daniella considera que ha sido “la constancia, la disciplina y el amor” algunas de las claves para ser exitosa en su labor. 
 
“Cuando empiezas a elaborar estos contenidos para redes sociales es común que hasta tu mismo círculo social les cueste entenderlo. En las plataformas digitales es frecuente enfrentarnos a comentarios que solo tienen la intención de herir, pero hay que aprender a manejarlo. Al principio, si hubo un momento en el que me puse muy triste pero he aprendido a llenarme de coraje”, estableció. 
 
En la actualidad, Daniella tiene más de 127 mil seguidores en su cuenta de Instagram y más de 10 mil en Youtube. Manifiesta que se inspiró en el Ferrari Testarossa para crear su nombre en redes sociales, pues le pareció que era “ideal y de fácil recordación”. Además, establece que su meta siempre ha sido lograr una influencia positiva y real para las personas y comunicar un mensaje “claro, inspirador, alentador y positivo” a sus seguidores. 
 
Frente al boom de influenciadores que “se está tomando el mundo” hoy día, manifiesta que “siempre habrá espacio para el que tenga talento”. No obstante, reafirma la importancia de ser lo “más auténtico y real posible” para ser “un  buen influenciador digital”.
 
“No se trata de vender una vida que no estás llevando o de dar un consejo que no aplicas en tu rutina. Siempre hay que transmitirles a las personas comportamientos que permitan cambios positivos en sus vidas. Entre más real es el influenciador, más se conecta con el resto de personas”, agregó.
 
Por el momento, Daniella está concentrada en un nuevo proyecto que lanzará al mercado en agosto: su primera línea de maquillajes. Uno de sus sueños más grandes y por el que ha venido trabajando en compañía de su hermano, en su laboratorio. 
 
“Yo siempre he pensado en la importancia de hacer un proyecto tangible, porque no podemos quedar ceñidos a una plataforma digital. Le recomiendo a las personas que quieren hacer parte de esta labor que si tienen una idea, lo mejor es que se lancen. Con constancia, disciplina y mucho amor todo resultará de la mejor manera”, concluyó. 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas