EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/150196
Millennials 29 de Septiembre de 2018

Odette Yidi y su trabajo en pro del entendimiento cultural árabe

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Sharon Kalil
Compartir:
Mientras crecía en Barranquilla, Odette Yidi David, de 27 años, no perdía oportunidad alguna para adentrarse en la cultura árabe, a la que le atribuye su ascendencia. Esta joven desde pequeña vio en su casa monumentos, decoración, vestidos e incluso libros escritos por sus padres que evocaban a la tierra de sus abuelos: Palestina, lugar que para ella, hasta ese momento, era desconocido. 
 
“Desde muy niña empecé a aprender árabe por mí misma. Iba a un restaurante de la ciudad donde la dueña es libanesa y ella me enseñaba. Cuando iba a cumplir 15 años le dije a mis papás que quería conocer Palestina y así reencontrarme con mis raíces”, contó. 
 
Su insistencia la llevó a reconocer “las dos caras de la moneda” de su vida e identidad: Colombia y Palestina. Para ella ese primer viaje fue provechoso, pues conoció a parientes lejanos, calles que llevan de nombre su apellido, tradiciones culturales y nociones sobre la familia, el honor y el trabajo. 
 
Esta barranquillera recuerda con emoción que en 2010 volvió a Oriente Medio, esta vez a Jordania, para estudiar durante un año árabe clásico. “Estaba cursando mi tercer semestre en la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario, en Bogotá, y me gané una beca que ofrecían para personas que fueran descendientes de jordanos y palestinos en América Latina”.
 
Al estar cerca de Palestina, Odette visitó museos, campos de refugiados y demás lugares que representan la esencia del Estado. “No quería quedarme con lo que escuchaba en las noticias y lo que me contaba mi familia, sino conocer todas las religiones. Fui a muchas ciudades y continué con la colección de vestidos tradicionales de mis padres”, dijo. 
 
Esta colección se convirtió en un proyecto de rescate patrimonial que se difunde a través de una exhibición itinerante llamada ‘Hilos que hablan: el rol del bordado en la identidad nacional Palestina’, y que ha recorrido universidades de Colombia y espacios culturales como el Museo Mapuka, donde estuvo durante un mes. 
 
“Incluso hice un curso de curaduría porque necesitaba transmitir el significado de los vestidos tradicionales, que, por ejemplo, allá son bordados según las características de cada lugar, o sea, el vestido es como si hablara el lenguaje de la tierra”, comentó. 
 
Este proyecto es uno de los tantos que ha desarrollado Odette a través del Instituto de Cultura Árabe de Colombia, que fundó con sus padres en 2017. Este centro cultural y de investigación independiente busca promover el conocimiento y entendimiento sobre el mundo árabe y su relación con América Latina, a través de charlas, asesorías y exposiciones artísticas.
 
“Queremos construir puentes de entendimiento, ya que a pesar de que son regiones lejanas geográficamente no son tan diferentes al ser las dos muy religiosas y familiares. En el instituto apoyamos los talentos colombo árabe, incluso, en el futuro quisiéramos hacer intercambios artísticos”, dijo la joven que se desempeñó durante un año como Asesora de Norte de África y Medio Oriente en la Dirección de Asia, África y Oceanía del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, y como curadora del Museo de Belén en Palestina.
 
Sobre el instituto árabe... 
“Queremos construir puentes de entendimiento entre el mundo árabe y América Latina”.
 
Sobre su futuro esposo...
“Que compartamos la misma cultura ha hecho que nos entendamos y seamos un complemento”.
 
Ahora Odette se prepara para recibir en diciembre su grado de magíster en Estudios del Próximo y Medio Oriente de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS), de la Universidad de Londres. 
 
“Me di cuenta de que había un vacío institucional en Colombia a pesar de que tiene relaciones con los países árabes, entonces decidí hacer esta maestría para contribuirle a este país lo que ha hecho por mi familia que llegó sin nada”.
 
Esta barranquillera, que se considera una persona amante a la literatura y al arte, tiene como próximo objetivo trabajar en la docencia e investigación de la cultura árabe y hacer un doctorado en Estudios Culturales. 
 
Por otro lado, está a la espera de su matrimonio con el empresario de ascendencia árabe, Gabriel Abuchaibe. “Que compartamos la misma cultura ha hecho que nos entendamos y seamos un complemento”, apuntó.
 
Por último Odette recomienda a todas las personas que quieran acercarse a esta cultura que “deconstruyan todo lo que creen saber pues se está bajo la influencia de otros países que tienen una forma de ver al mundo árabe que no es la más acertada, y por tanto no representan una construcción fiel de lo que es la cultura”. 
Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO