EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/152841
Millennials 15 de Junio de 2019

Nellit Abuchaibe, un papá que cría con “dedicación y entrega”

El usuario es:
Foto: Orlando Amador.

El anestesiólogo barranquillero es padre de Nayib, de un año, y Salwa, de un mes de nacida. Asegura que en su vida “la familia va primero en todo”, así que siempre procura dedicarles “tiempo de calidad”.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

Desde muy joven, Nellit Abuchaibe López soñó con convertirse en padre. Siempre estuvo dentro de sus planes y prioridades asumir la paternidad, pero afirma que también era consciente que, para poder tomar la decisión de construir su familia, primero debía formarse profesionalmente. 

“Estudié Medicina en Bogotá y me especialicé en Anestesiología, en Barranquilla. Pienso que esta profesión es una vocación, desde pequeño mi propósito fue elegir una labor con la que pudiera ayudar a los demás, es como si fuera un don. Me concentré mucho en estudiar porque mi misión es hacer una buena labor en la sociedad”, explicó. 

Manifiesta que la anestesiología fue la especialidad que llamó su atención pues le da “mucha curiosidad” cómo se puede tratar a un paciente para que no sienta dolor durante la cirugía o en el postoperatorio. “La medicina actual ha venido trabajando con una anestesia muy segura que antes no teníamos. Eso fue lo que me cautivó desde el primer momento”, explicó. 

Nellit está casado con la barranquillera Laura Viñas Acosta y establece que hace un poco más de un año su vida cambió cuando se enteró que se convertiría en padre de Nayib, su primer hijo. 

“Si bien teníamos claro que luego de casarnos queríamos tener bebebés enseguida, no dejamos de sentir asombro y admiración porque se trata de darle vida a una persona y fue un momento mágico. Después vino la responsabilidad de asumir la llegada de un hijo en un mundo inmerso en la tecnología y en la inseguridad. Ese es un temor que llega cuando uno va a ser padre. Pero uno tiene que llenarlos de amor, enseñarles valores éticos y morales para que puedan desarrollarse como personas”, dijo. 

Salwa llegó a su hogar un año después del nacimiento de Nayib. Cuenta que todo fue planeado de esta manera, pues sienten que viven un momento en el que están jóvenes y “llenos de energía” para dedicarles el tiempo que se merecen. “En la actualidad, nosotros vivimos en función de ellos, claro, sin descuidarnos como pareja”, contó. 

Tener dos bebés en casa no es una tarea sencilla, pero Nellit sostiene que poco a poco ha podido adaptarse a esta etapa. 

“En la medicina uno pasa por todo, entonces no ha sido tan traumático. Pero no puedo negar que enfrentar las trasnochadas es duro, pues al otro día hay que cumplir con los compromisos laborales. Mi misión es acompañar siempre a Laura, todo lo hacemos juntos como equipo y nos ayudamos el uno al otro”, dijo. 

Este especialista de la salud considera que es “importante” que las nuevas generaciones le apuesten al fortalecimiento del núcleo familiar, pero también deja claro que tener un hijo es una decisión que debe hacerse “a conciencia” y nunca de manera arbitraria. 

“Hoy día vemos muchos jóvenes envueltos en separaciones, muchos niños descuidados y adicciones en las familias. Es importante tener el compromiso y la entrega para afrontar la llegada de los hijos”, explicó. 

Por su parte, Laura afirma que Nellit se ha convertido en un padre “cariñoso y recochero”.

“Él siempre tiene tiempo para compartir con Nayib y Salwa, a pesar de que los horarios en su trabajo son complicados. Cuando llega a casa, su prioridad no es dormir o descansar, sino estar con ellos. Es tiempo de calidad que disfrutan al máximo porque él pone la familia antes que todo”, puntualizó. 

En la actualidad, comparten que sus planes como pareja han ido cambiando. 

“Antes íbamos los dos a comer a un restaurante o a cine. Ahora disfrutamos mucho estar en casa, vemos una película y pedimos comida a domicilio. Hay veces en las que duramos viendo una sola película durante siete días porque siempre hay que estar pendiente de cuidar a los bebés. Pero esa es nuestra felicidad”, concluyó el barranquillero. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO