EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/151116
Millennials 22 de Diciembre de 2018

Moda con fines filantrópicos: la marca de Estefanía Dávila

El usuario es:

Foto: Archivo particular

Generar un impacto social a través de su empresa ha sido la consigna de Estefanía.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

La barranquillera creó, junto a su esposo, una marca de ropa en 2012. Hace poco lanzó una colección de camisetas con la que busca aportar parte de sus ganancias a una fundación que beneficia a niños de la Sierra Nevada.

Estefanía Dávila tiene una mirada serena, pero profunda. Al preguntarle: ¿dónde nació?, no vacila en responder que fue en Barranquilla, la capital del Atlántico. Y aunque sus orígenes se remontan en esta tierra donde el arroz de lisa se come en hoja de bijao, actualmente está radicada en Bogotá. 

Sobre su personalidad resalta que es una mujer apasionada, con alto grado de creatividad, gran índice de determinación y con una particular dosis de alegría. Dice, además, que su razón principal del por qué llegó a la capital de Colombia obedece a que fue allí donde decidió realizar sus estudios en Mercadeo y Comunicación de la Moda. Adicionalmente, en el 2015 llegó a Madrid (España) a cursar su maestría en Dirección y Gestión de Productos de Moda.

 Antes de iniciar sus estudios de posgrado creó la marca Loopzu al lado de su esposo Alejandro, justo en el 2012. En esta, desde el primer momento, ha llevado a cabo la parte creativa, y su pareja, todo lo relacionado con lo contable y financiero.

“Loopzu comenzó como una marca de medias. Hoy en día está consolidada como una marca de ropa que dentro de su portafolio de productos ofrece suéteres en tejido de punto unisex, una línea artesanal de suéteres para mujeres y nuestra más reciente línea de camisetas. En todos estos años se ha destacado por ofrecer diseños divertidos y originales, con una propuesta gráfica innovadora, con los que siempre nos ha resultado importante ofrecer productos de buenos materiales y buenos diseños”.

Estefanía Dávila asegura sensibilizarse ante las comunidades más vulnerables. En la foto posa junto a dos de las niñas de la fundación Sonrisas con futuro.

 Asegura que cada una de las prendas son diseñadas por sus manos y cuenta con diferentes proveedores que son los encargados de la fabricación de las mismas. Recientemente lanzó la colección Vida Caribe, la cual trae consigo un ingrediente especial que inspira Caribe y  transmite altruismo.

“Uno de los propósitos que teníamos cuando iniciamos Loopzu era generar un impacto social. Como barranquillera me he dado cuenta que las ciudades de la Costa Caribe siempre han sido las más vulnerables y desiguales del país. Teniendo en cuenta lo anterior, siempre he querido encontrar la oportunidad de aportar un granito de arena a mi región, así que tuve la oportunidad de conocer a la fundación Sonrisas con futuro, a través de la modelo Toya Montoya, y me sentí identificada con su labor de mejorar la vida de los niños más vulnerables en Santa Marta y en La Sierra Nevada, y de brindarles la oportunidad de acceder a los sistemas de educación del país, así que decidí unirme sacando al mercado una colección de camisetas”.

 Para concretar Vida Caribe, Dávila manifiesta que invitaron al artista y arquitecto argentino Luciano Denver, quien fue el encargado de diseñar la colección de camisetas inspiradas en el Caribe Colombiano. Añade que cada prenda representa un lugar diferente, una historia contada por medio de una palabra o de una imagen llena de color y vida, “influenciada por indígenas, por piratas o por el mismo lenguaje de un pueblo”.

Ahora bien, por ser un proyecto filantrópico, la barranquillera da a conocer que con la venta de las  camisetas, parte de los recursos recolectados serán destinados para la fundación, con el fin de mejorar los espacios educativos de los niños pertenecientes a las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, en Katanzama.

“Vida Caribe es solo el comienzo, tenemos planeado continuar trabajando con la fundación, ayudando a distintas causas con el propósito de potencializar el concepto de este primer proyecto que agrupa moda, arte y compromiso social”.

Dávila extraña la tierra de su familia, el calor y la alegría de la gente de Barranquilla, pero entiende que su misión ahora es trabajar fuertemente para seguir extendiendo una mano amiga a través de la moda.

Sobre la colección...

“Vida Caribe simboliza una historia contada por medio de una palabra o de una imagen de mucho color”.

Una convicción...

“Las ciudades de la Región Caribe son las más vulnerables del país, por eso quiero sembrar allí”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Millennials Más de revistas