EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153477
Millennials 17 de Agosto de 2019

“La maternidad te hace dejar a un lado los prejuicios”: Yuliana Mejía

El usuario es:
Foto: Orlando Amador.

Yuliana Mejía Restrepo, señorita Atlántico 2012, habla de sus proyectos como empresaria de restaurantes y de su rol más importante: ser mamá soltera de su pequeño Alejandro.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

En el 2012, la señorita Atlántico Yuliana Mejía Restrepo sorprendió al público en la velada de elección y coronación de la Señorita Colombia al lucir un llamativo vestido rojo con vuelo del diseñador Alfredo Barraza. Esa noche, su carisma y porte la hicieron merecedora de un cupo en la corte real, tras coronarse como la Tercera Princesa Nacional. En la actualidad, siete años después de este logro, esta barranquillera se siente más fuerte que nunca, y asegura que recuerda con cariño esta experiencia. 

“Antes de ser reina, estaba estudiando Administración de Empresas y trabajaba en una tienda de ropa. Mientras estaba trabajando recuerdo que allí conocí a unas personas que pertenecían al Comité de Belleza del Atlántico. Así que cuando fui a presentarme, ya algunos miembros me conocían”, explicó.

Cuenta que entre sus sueños siempre había estado ser reina de belleza, pues es un proyecto “que lleva en la sangre”. Su mamá y varias mujeres de su familia han participado en este tipo de certámenes, por lo que no era un campo desconocido para Yuliana. Fue elegida Señorita Atlántico 2012 por decreto, se retiró de la universidad durante un semestre y se concentró en su proceso de preparación de tres meses en Barranquilla y Bogotá de la mano de expertos. 

“A comparación de otras reinas, no tuve tanto tiempo para prepararme, pero aun así di lo mejor de mí. Todos los años el reinado es distinto. Pero a mí me tocó un grupo de candidatas muy chévere, todas fuimos muy colaboradoras y compañeras. Fue un año muy tranquilo. Hoy día sigo en contacto con la mayoría de candidatas y las de la corte real son de mis mejores amigas”, estableció.

Yuliana confiesa que desde el momento en el que a una participante le ponen su corona se convierte en “reina para toda la vida”. Hoy día agradece esta experiencia pues asegura que le abrió muchas puertas, la impulsó a empezar a crear nuevos proyectos personales e incluso la motivó a estudiar una segunda carrera profesional: Mercado y Comunicación de la Moda. 

Como emprender siempre estuvo dentro de sus proyectos, manifiesta que hace unos años empezó a notar que no había una oferta amplia de productos y platos saludables en Barranquilla y supo que quería crear un establecimiento que tuviera estas características.

“Así fue como conocí al chef Orlando Malkún. Él ya venía trabajando en un proyecto de comida saludable que hacía a domicilios. Yo lo conozco justo cuando estaba cerrando este restaurante. Nos hicimos amigos, le comenté la idea y a él también le gustó. Empezamos a probar platos y propuestas y sentí que él era el aliado ideal. Después llegó otro socio, hicimos una alianza y así nacieron los restaurantes Healthy Food”, explicó. 

Recuerda que el día que abrieron sus puertas se sorprendió porque tuvieron un gran recibimiento, vendieron lo que estaba planeado, al día siguiente se triplicaron las ventas y ahí fue cuando sintió que este emprendimiento “era un hit”. Después se les presentó la oportunidad de inaugurar uno en el Parque de la 93 en Bogotá. En total han podido consolidar cuatro restaurantes en tres años.

“Comer de una manera saludable no es una moda o una tendencia. Es un aspecto que va más allá y que incluso puede ayudar a combatir el calentamiento global y el cambio climático. Por ejemplo, los procesos que rodean a las carnes rojas generan bastante contaminación. A veces es mejor optar por los vegetales y las carnes blancas”, comentó. 

Mamá primeriza

 Sin dudarlo, Yuliana afirma que está viviendo una de las etapas más especiales en su vida. Hace un poco más de dos meses se convirtió en mamá primeriza de su bebé Alejandro. Soñaba con que fuera niño, pues quería un compañero en su vida. Cuenta que su vida cambió desde que vio el resultado de la prueba de embarazo, ya que desde ese momento dejó de pensar en ella misma para concentrarse “en la llegada de otro ser”. 

“El momento en el que nació, cuando escuché su primer llanto, se convirtió en el instante más feliz de mi vida. No podía creer que ya estaba conmigo. Él me volvió mejor persona, porque la maternidad hace que dejes a un lado muchos prejuicios, empiezas a valorar más a las personas y tienes el corazón mucho más abierto”, estableció.

Todos los días se levanta feliz a su lado y le agradece a Dios por su sonrisa. Es madre soltera y aunque puntualiza que no ha sido un proceso fácil, comparte que el apoyo de su familia ha sido “lo más importante en esta experiencia”.

“Cuando tus papás y hermanos te apoyan en tus decisiones eso te da mucha fuerza. No es una tarea sencilla, pero no estoy sola. Sé que no seré ni la primera ni la última madre soltera y al final no hay mal que por bien no venga. He podido conocer a muchas mamás que están pasando procesos similares a mí y reconozco que las mujeres somos muy guerreras (…) Es muy triste ver hoy día a hombres que no son responsables con sus hijos. Pero, me siento contenta de que mi bebé viva de mi trabajo, de mi esfuerzo y de guerrearla todos los días”, explicó. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO