EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/150118
Millennials 22 de Septiembre de 2018

La complicidad de Alejandro y Cristian que suena a vallenato

El usuario es:
Foto: John Robledo

Hace más de 10 años los dos barranquilleros formalizaron una amistad en el medio artístico. Hoy Alejandro Rojas es mánager de Beto Zabaleta y Cristian Rodríguez de Poncho Zuleta.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:
Si hay algo que tienen en común el comunicador social y periodista Cristian Rodríguez y el abogado y especialista en Derecho Administrativo Julio Alejandro Rojas (prefiere que lo llamen Alejandro) son sus oficios. Los dos son mánager de dos cantantes vallenatos diferentes con amplia trayectoria en la industria musical y, a su vez, mantienen una amistad de hace más de 10 años. En entrevista los teléfonos de los dos repican sin cesar por asuntos de trabajo, pero Rodríguez silencia su ringtone para explicar que incursionó en el medio artístico desde muy joven.
 
“Aunque desde un inicio no le presté atención al medio, porque el mánager suele ser señalado por su trabajo, a mediados del 2014 trabajé con el artista José Lombana y alterno a esto fui llamado por el maestro Poncho Zuleta para asesorarlo en marketing digital y comunicaciones, quien entendió que la industria de la música iba cambiando, así que empecé a  trabajar para él”.
 
Adicional a esto, revela que su trabajo con los artistas en mención fue observado por Jorge Oñate, así que después de un corto periodo fue nombrado como su representante, dejando atrás sus anteriores proyectos. Estuvo cerca de ocho meses al frente “de la agrupación del maestro”, dado que nuevamente recibió el llamado de Poncho, esta vez para que fuera su representante.
 
“Este proceso inició hace un año y ha sido un tiempo de muchos frutos. El maestro es uno de los artistas mejor posicionados a nivel nacional, que sigue tocando el mercado internacional, y tengo que decir que cuando llegué a su empresa ya venía un trabajo realizado con la canción Mañanitas de invierno, así que trabajé para conseguir que en el país fuera nombrada como la canción del año 2017”.
 
Cristian cree que en la actualidad los artistas con gran trayectoria han entendido la importancia de contar con personas especializadas en marketing y en lo digital. Señala que el mánager general, que es el rol que cumple, debe ser el encargado de cuidar la imagen de su artista en cualquier medio y en persona, de la mano de un equipo nutrido.
 
Como mánager, Cristian tiene a su cargo todo el proceso de la contratación, que —a su juicio— debe ser clara bajo la fórmula de empresario mánager y de mánager a artista. La agenda es otra de las labores que le compete, así como la revisión de cualquier material visual o audiovisual que sea publicado.
 
Julio Alejandro, por su parte, quien fue nombrado hace dos meses como  representante del artista Beto Zabaleta, relata que conoció a Cristian al trabajar durante varios años para Héctor Arturo Zuleta, quien hoy entona letras cristianas. Esta fue la primera puerta que se le abrió como mánager, más tarde trabajó junto a Jorge Adel, luego se unió al equipo de Juanka Vega cuando representaba a Iván Villazón y a Martín Elías, una experiencia que cataloga como enriquecedora y como la causante de que sienta amor por su oficio. Dice que al cabo de un tiempo tuvo un receso para luego representar al cantante Andrés Ariza Villazón. Después cursó una especialización, hizo un stop y finalmente recibió el llamado del maestro Beto Zabaleta, quien buscaba un mánager con habilidades en marketing digital.
 
Señala que siempre ha estado involucrado en el mundo de la música, pues además de ser el hijo del dos veces galardonado con la máxima distinción del Festival Vallenato, Julio Rojas, de pequeño en casa nunca faltó la caja, la guacharaca y el acordeón.
 
Aunque son mánager de artistas vallenatos diferentes, Cristian y Alejandro aseguran trabajar de la mano, actuando siempre con hermandad.
 
Ahora bien, en su relación de amistad se complementan, pues mientras Cristian se define como una persona emocional, Alejandro se caracteriza por ser analítico en cada situación que se le presente, que tiene tacto para hablar y es capaz de aterrizarlo en la realidad y ponerlo a pensar con cabeza fría a través de consejos.
 
“Cristian es una excelente persona, que viene de abajo luchando para superarse (...) Pese a que los dos representamos a artistas diferentes del género vallenato, no nos consideramos la competencia del otro, trabajamos en conjunto y nos cuidamos las espaldas”.
 
Los dos comparten un café cada dos o  tres veces por semana junto a amigos del folclor, algunos mánager y empresarios, y son con quienes entablan conversaciones en las que intercambian ideas y comparten nuevos proyectos.
 
“Yo veo la amistad de Cristian como una hermandad de años, la oportunidad que nos ha dado el destino para compartir en muchos temas. Es una amistad verdadera”, afirma Alejandro.
 
Por otro lado, Cristian se dirige a las nuevas generaciones que incursionan como mánager, y aconseja tener claro “que el artista tiene que ocupar su rol al igual que el mánager, de modo que es necesario que este último no se crea más que el cantante. Así mismo será necesario confiar, ser perseverante y responsable con la palabra que se da en el día a día”.
Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO