EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155117
Millennials 18 de Enero de 2020

La barranquillera que cambió las pasarelas por el arte

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

Adriana Gómez creó una plataforma digital, en la que expone arte Latinoamericano. Esta hoy día cuenta con 60 artistas y un inventario de más de 800 piezas exhibidas. Su propósito en 2020 es expandir su emprendimiento.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Locación: Museo del Caribe

En el mundo existen muchos caminos por recorrer. Sin embargo, cada persona es libre de elegir el que mejor se ajuste a sus aspiraciones y el que le permita construir un proyecto de vida.

La historia de Adriana Gómez, de 28 años, confirma lo antes mencionado. Mientras optó por iniciar estudios en Ingeniería Industrial, alternativamente se sintió atraída por el modelaje, así que dio pasos firmes en este ámbito. Hoy día protagoniza otra realidad. Esta barranquillera se ha enfocado a enmarcar su presente en un emprendimiento que involucra la promoción y expansión de una plataforma digital llamada Art-Latinou, mediante la cual se expone arte.

Hizo sus primeros pinitos en su campo profesional, pero esta experiencia le permitió tener una clara noción de lo que quería para su vida. Sus días en aquel entonces también estaban dedicados a viajes, comerciales y pasarelas. Sin embargo, fue hasta llegar a Milán (Italia), a hacer un poco de modelaje, que descubrió aquel deseo que habitaba en su interior, ese que la impulsaba a realizar algo con el arte.
“Yo me lo estaba negando desde hace tiempo porque de pequeña me encantaba pintar. No estudié nada de esto a causa del pensamiento de que el arte no daba plata, así que mis padres siempre me decían que lo tuviera como un hobby, por lo tanto, toda esa parte creativa la anulé de mis días”.

Adriana, que es máster en Marketing Digital, manifiesta que al modelaje llegó en el año 2009, al participar en el concurso Elite Model Look. Luego pisó algunas pasarelas como Colombiamoda, Cali Exposhow y Plataforma K. También tuvo la oportunidad de modelar para diseñadores como Francesca Miranda, Beatriz Camacho, Amalín de Hazbún, Hernán Zajar, Pepa Pombo y Johanna Ortíz, entre otros.

“Siempre he participado en el Mercedes-Benz Fashion Week y el año pasado que estuve, llegué a pensar que en ese evento tendría mi última aparición como modelo, pero de una u otra forma siempre me ha estado llamando y creo que todavía me gusta hacerlo. Es más, sigo modelando, pero no de forma tan activa. Vivo en México hace un año y diez meses, y allí me he dedicado a hacer muchos comerciales para Estados Unidos, América Latina y Europa”.

Explica que dentro de sus visiones está llegar a ser influencer de arte, generando contenido cultural y de la movida artística en Latinoamérica, a través de sus redes sociales. A su vez, busca explorar e incursionar en la actuación.

Idea de negocio. Cuando llegó al País Manito solo esperó que transcurriera dos meses para “cranear” su plataforma digital Art-Latinou. En este proceso se dedicó 100% a buscar los contactos y los aliados, hasta que llegó al curador Luis Ramaggio y consiguió a un programador web.

“Yo empecé a hacer home office y contacté a influencers porque cuando no se tiene mucho capital toca ser muy creativo con los recursos. Desde agosto hasta noviembre de 2018 fue planeación y desarrollo de la galería virtual. Contactamos a los artistas que Luis me decía que llamara, pues se había encargado de presentarme la comunidad de artistas. En diciembre, que lanzamos la plataforma de manera digital, se empezaron a generar las primeras ventas de las obras expuestas”.

Cuenta actualmente con más de 800 piezas creadas por 60 artistas de Colombia, México, Venezuela, Cuba, Brasil y Argentina, en los que sobresalen artistas jóvenes, emergentes y consagrados. Dice que en su momento toda esta idea surgió con el ánimo de promover las corrientes del arte latinoamericano, incentivar el coleccionismo joven y finalmente apoyar al artista que no contaba con los recursos para tener a la mano sus materiales.

Aclara que todo lo que sabe de este ámbito lo fue descubriendo a través del tiempo, leyendo en Internet, en libros y en diferentes documentos, sin estudiar ni mucho menos especializarse en arte. Eso sí, en su proceso asegura que ha contado con el acompañamiento de Luis Ramaggio, quien ha sido su mentor y polo a tierra. Adicionalmente, es quien le ha mostrado el camino para materializar con todas las de la ley este sueño del que no quiere despertar.

El lanzamiento físico de la marca se llevó a cabo a través de una exposición llamada Aglomeraciones, en el Seminario Mexicano de Cultura. Para realizarlo —aclara— fue vital crear alianzas. En ese instante 40 artistas llevaron sus piezas a un salón, donde muchas personas apreciaron sus creaciones.

“El guion de Aglomeraciones estaba basado en que en Latinoamérica hay muchas cosas juntas, y era esto lo que sucedía en la exposición del Seminario.  Ahora, el hecho de que se realizara allí hizo que muchos artistas se sumaran y quisieran que le expusiéramos sus obras (...) en este emprendimiento trabajamos directamente con el artista, desde su estudio hasta la casa del cliente. También manejamos obras consagradas”.

Define Art-Latinou como una galería virtual que consagra el arte Latinoamericano emergente contemporáneo. Es, para ella, donde se viven los procesos creativos de los artistas; y el escenario donde se puede conocer y explorar lo que sucede con los artistas que emergen. Dentro de la plataforma también existe un blog que busca instruir con contenidos sobre el arte.

Pese a que en el presente Adriana está enfocada en su empresa, en la que involucra el arte, admite que no se ha desligado completamente del modelaje.

Para este año tiene como fin incluir elementos de hogar artesanales y objetos de autor. A su vez, le apunta a manejar la tecnología 3D, mediante la cual las personas puedan vivir una experiencia dentro de un cuarto y vean cómo determinada pieza puede llegar a favorecer las paredes de sus hogares. Le apunta, además, a que haya una inversión extranjera, que haya mayor número de personas en el equipo y que puedan tener nuevas oficinas. Cuenta con un personal que se divide en el curador, la encargada de Comunicaciones y Marketing, y la editora visual. A esto se le suma, ya de forma externa, algunos “brazos” que la apoyan en ciertas aristas de la empresa.

Dentro de sus proyectos en 2020 está hacer una alianza con otra galería o una intervención performance con otro espacio para la semana del arte. Asimismo, prevé realizar una exposición, una subasta y un festival en el que se celebre la latinidad.

“En el presente vemos cómo Instagram, siendo esta una aplicación digital, se ha convertido en un espacio donde los compradores de arte adquieren obras. Adicionalmente, es ideal porque ahora las personas quieren tener más información del artista que diseñó las piezas e Instagram lo permite”.

Para Adriana es vital que constantemente los emprendedores realicen capacitaciones. Incluso, advierte que en el mundo online existen muchas que son gratuitas, que enriquecen y permiten mantenerse actualizados.

En su tiempo libre no se desliga del arte. Afirma que disfruta pintar y explorar en las artes visuales. Se ha propuesto viajar para conocer las ciudades más importantes del arte, así que, previo a montarse a cualquier avión, se prepara y realiza una lista de museos, artistas e instituciones del arte para visitar. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA