EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153652
Millennials 31 de Agosto de 2019

Hilda Molina y su visión empresarial de la moda

El usuario es:
Foto: Orlando Amador.

Esta barranquillera tiene 25 años y es la creadora de un emprendimiento en el que diseña para mujeres que ven en el vestir “un método de expresión”. Asegura que la moda se ha convertido en su estilo de vida.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

Desde que tiene uso de razón, la moda ha sido un norte para Hilda Molina Pertúz. Su familia siempre ha trabajado en la industria textil, por lo que asegura que nunca pensó en dedicarse a otra profesión. Estudió Diseño de Modas en la Universidad Autónoma del Caribe, tiene un diplomado en Branding de La Salle College y un máster en Gestión de Empresas de Moda y Belleza en Barcelona. 

“Yo pasé por varias etapas en el diseño. Empecé estudiando mi carrera profesional pensando algo distinto y que todo sería pintar. Pero cuando te enfrentas al mundo real uno nota que todo es diferente. Te das cuenta que hay unos desafíos a la hora de crear empresa. Yo entré con una visión no tan aterrizada y en el camino fui descubriendo qué era lo que más me gustaba”, afirmó. 
Así fue como esta barranquillera fue descifrando que lo que le apasionaba del diseño era el  campo de los negocios. Manifiesta que convertir una pieza de vestir “tan subjetiva e influenciada por el arte” en un producto comercial es un reto por el que siente fascinación. 

Empezó su proyecto de moda HMP como una “hazaña espontánea”. Durante sus vacaciones, comenzó a diseñar prendas que ofrecía a sus amigas y familiares en un showroom que había instalado en su casa. Cuenta que su proceso de aprendizaje en la creación de esta empresa se fue estructurando gracias a varias pruebas y errores. 

“Cuando uno está empezando en una empresa es esencial arriesgarse a hacer de todo. Es un error pensar que al estudiar Diseño de Modas solo te dedicarás a la parte creativa. Al principio, uno es community manager, styling y administrador. Es complicado también tener una visión general sobre el rumbo de la marca, aprender la importancia de delegar tareas y trabajar en equipo. Hoy día ya tengo dos tiendas en Barranquilla y una en Valledupar. Esta última surgió gracias a una oportunidad en el mercado y de ver que no hay tantas opciones de moda femenina allí”, estableció. 

En la actualidad, Hilda está encargada de los ámbitos de diseño, producción y mercadeo. Confiesa que ha contado con el “apoyo incondicional de su familia”. Su mamá es su “mano derecha” y quien la ayuda en el ámbito comercial y en el manejo del personal. 

“Uno de nuestros puntos especiales en nuestro proyecto es que procuramos en cada colección contar una historia. Al diseñar las piezas me puedo inspirar en una cultura, un libro, una pintura e, incluso, una película. Buscamos siempre algo llamativo y que me apasione. También, suelo combinar las tendencias del momento con un concepto en particular. Se trata de una fusión”, contó. 

Hilda comparte que sus prendas de vestir están pensadas en mujeres “que les gusta y saben de moda”. 

“Diseño para quienes disfrutan vestirse con prendas diferentes, especiales y que ven en el vestuario un método de expresión de la esencia personal”, afirmó. 

Considera que en ocasiones es común que, al liderar una empresa siendo joven, es posible que no sea “tomada muy en serio”.

“Cuando hablo por teléfono con proveedores y demás personas a veces se imaginan que soy mucho mayor y cuando me ven se sorprenden. No obstante, pienso que la confianza en los negocios se gana con actos, buenos resultados y un trabajo impecable”, dijo. 

El próximo año llevará su propuesta creativa a la feria Colombiamoda. Sueña con hacer de HMP un estilo reconocido en “cualquier lugar del mundo”. 

“Quiero que estas piezas sean identificables para cualquier persona. Que tengan un sello particular. Seguiré trabajando, abriendo nuevos puntos de venta y expandiendo estas prendas a nivel internacional”, concluyó.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO