EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154237
Millennials 02 de Noviembre de 2019

El ‘click’ de vida del barranquillero Dylan Bolívar

El usuario es:
Foto: Dylan Bolívar

El artista visual es profesional en Diseño Gráfico. En sus fotografías involucra sus emociones, sus pensamientos y el “tenebrismo en el arte renacentista”.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

El barranquillero Dylan Bolívar, de 23 años, es de esas personas que siempre tiene algo por decir. Además de expresar alguna idea con palabras, también usa el medio de la imagen fija pues, a través de este, siempre busca imprimir un mensaje claro, además de guardar el sentido del detalle y de ejecutar una planificación previa que se ve reflejada en cualquiera de sus piezas.

Es egresado de la carrera de Diseño Gráfico y en su presente se desempeña como artista visual. Su arte —como lo explica— es abierto a toda interpretación. Ama retratar emociones humanas y busca, con gran intención, causar una reacción en la gente. 

“Desde un punto de vista técnico me gusta que mi estilo gráfico se separe del resto de fotógrafos/artistas, desde la paleta de colores hasta los elementos surrealistas que integro en mis composiciones. Intento no seguir mucho las tendencias o lo que está de moda”.

Dylan asegura que su trabajo es su pasatiempo, así como compartir con sus amigos.

La autenticidad es su mayor virtud, así como ser un hombre soñador. Como propósito siempre se reta a sí mismo y busca estar en constante aprendizaje para perfeccionar su trabajo. Considera que tiene un sentido agudo del arte, así que constantemente está en búsqueda de nuevas ideas. Ama reír, compartir con sus amigos, y disfrutar del cine, teatro, moda y música.

Describe al artista visual como alguien que se dedica a diferentes áreas y expresiones de las artes visuales. 

“En mi caso, me desempeño en el dibujo, el maquillaje, la ilustración, la fotografía, el retoque, el modelado 3D, la filmación, la edición audiovisual y los efectos especiales, entre otras áreas del diseño gráfico como el diseño de imagen corporativa, manejo de redes sociales y diseño editorial”.

En retrospectiva, recuerda que su primer acercamiento a la fotografía artística lo tuvo hace cuatro años, cuando recibió una clase de fotografía en la universidad. Dice que a partir de allí empezó a experimentar con diferentes conceptos e ideas que tenía plasmados en una hoja de papel. 

“Yo inicié con el dibujo, la ilustración digital y el fotomontaje empleando fotografías de libre uso. Pensé: ¿por qué no producir mis propias fotografías? Y fue así que emergió todo el proceso de combinar dichas técnicas”.

Para Dylan es complicado mantener estática su mente. Su alrededor es su musa inspiradora, ya que desde este empieza un proceso creativo interno, que suele ser muy activo. 

El concepto de sus fotografías puede variar. Algunas tienen una fuerte influencia de las emociones que experimenta en el momento, así como los sentimientos de sus clientes. También está basado en las temporadas, en el trabajo de otros artistas actuales, de música, del cine o de la historia del arte y, en especial, “del tenebrismo en el arte renacentista”.

“Luego de tener claro el concepto empieza la creación con palabras claves de lo que quiero transmitir, para más tarde elegir paletas de colores, diferentes texturas, iluminación, ambientes y personas. No necesariamente tienen que ser modelos profesionales (...) yo planifico todo desde el casting hasta la posproducción”.

No se considera únicamente fotógrafo, debido a que las piezas que elabora al final el día resultan siendo la combinación de diferentes técnicas, entre una de esas, la fotografía. 

“He elegido este medio porque es la manera efectiva de capturar y transmitir un mensaje en un mundo tan rápido y cambiante. A nivel personal, he logrado canalizar muchas de mis emociones y pensamientos a través de mi arte, abriendo mi mente a nuevos conocimientos que me permiten crecer en todos los sentidos. En un nivel más externo, he logrado inspirar a otros a que experimenten más con sus talentos (...) el arte es subjetivo, cuando una obra de arte les gusta a todos, esa es la verdadera tragedia”.

Asegura que su arte no tiene que ser estrictamente hermoso, pero sí debe ser impactante y radical. 

“Yo he recibido muchas críticas de la misma pieza desde: “esto me encanta” hasta “esto me perturba”. Todo esto me da a entender que tengo una plataforma que debo usar responsablemente para dar un buen mensaje, en especial cuando se trata de una crítica social o política”. 

Proyectos. Dylan con frecuencia trabaja en varios proyectos. Algunos son corporativos y publicitarios, otros artísticos y/o editoriales. Cabe destacar que en su presente planifica nuevas ideas que saldrán a la luz el próximo año.

En un futuro se visiona en el área audiovisual y en la realización de diferentes piezas cinematográficas, pues el cine hace parte de su vida y dominarlo es un reto que se ha trazado para expandir el alcance de sus ideas. 

Un propósito...
“Siempre me estoy retando y busco estar en constante aprendizaje para perfeccionar mi trabajo”.

Un pensamiento...
“El arte es subjetivo. Cuando una obra de arte le gusta a todos, esa es la verdadera tragedia”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA