EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155617
Millennials 14 de Marzo de 2020

De pelo liso a pelo bueno: el camino de Cirle Tatis para destruir estándares

El usuario es:
Foto: Cirle Tatis deja crecer su cabellera de manera natural y sin ningún tipo químicos desde que tiene 26 años de edad.

La cartagenera cuenta cómo uno de sus momentos más difíciles originó un gran emprendimiento. Hoy día viaja a varios países representando a la comunidad afro.

Jandy Aponte Leguízamo - Instagram: @Jayuaple
Compartir:

A los 10 años Cirle Tatis fue sometida a un procedimiento que veía como una oportunidad para encajar en la sociedad. Deshacerse de la forma esponjada y llamativa de su cabello ya hacía parte de sus prioridades cuando ni siquiera había pisado su adolescencia. Sin embargo, unos años más tarde se vería en la necesidad de recuperar su pelo natural. 
 

La dependencia a las extensiones y a las cremas alisadoras era común en la vida de esta cartagenera, que por 16 años consecutivos buscó la manera de adecuarse a los estándares “normales” impuestos por su familia y amigos. 

“Dejé de ser rechazada por las personas en el colegio. Ya no me ridiculizaban y eso me generó cierta confianza.  Creé en mí un rechazo completo a la estética que heredé”.

Cuando Cirle cumplió los 26 años, su cabello no soportó más. Los mechones de pelo quedaban sobre su mano, suelo y cepillo, una señal de que estaba lo suficientemente maltratado por someterlo a fuertes químicos tan recurrentemente. Casi queda calva en su totalidad.

Debido a esto optó por no seguir alisándolo y empezó a hacerse las reconocidas trenzas africanas, que se caracterizan por ir desde la raíz y se complementan con largas extensiones para las mujeres que tienen el cabello corto. 

Tras su drástico cambio de look, Tatis no olvida la pregunta emitida por su madre que cambiaría su visión y propósito: “¿Te crees una palenquera?”. Esto despertó en ella una profunda indignación, a tal punto de sentirse ofendida.

 “Entendí que no me reconocía como una persona negra porque me había sentido atacada por su comentario. Entonces empecé un viaje de reconocimiento y aprendizaje”, expresa la mujer de 31 años de edad. 

Tras esta serie de sucesos comenzó a compartir sus vivencias por medio de sus redes sociales personales. En su perfil de Facebook las personas comenzaban a reconocer que al igual que ella, soportaban ofensas e insultos en la calle y por parte de sus más allegados. 

Debido a esto, la también profesional en Comunicación Social, creó un espacio donde las mujeres y los hombres, además de sentirse seguros, conocieran el proceso de transición al que se sometió para recuperar su melena natural.

Lo que al comienzo buscaba enseñar a la gente cómo cuidar y recuperar su pelo, pronto se convirtió en una plataforma para dar a conocer opciones y temáticas de las que poco se hablaba en torno a la aceptación y al respeto por las raíces. 

La empresaria empezó a crear piezas visuales y publicarlas en cuentas destinadas a hablar solo de la problemática. Dentro del contenido de las imágenes reposaban frases que en nuestra cultura se fueron normalizando con el pasar de los años, pero que de alguna forma se transformaban en premisas ofensivas para aquellos jóvenes y adultos miembros de la comunidad afro: “Ella es negra pero bonita”, “ella es negra pero fina”, “tiene la nariz fileña para ser negra”, “no tiene rasgos de negra”, entre otras. 

Pronto el proyecto se hizo viral gracias al contenido educativo sobre temas como negritudes, ideas de racismo, la afrodescendencia  y la diáspora. También, por la acogida de las personas y la forma en que debatían y compartían las publicaciones. 

Entre las iniciativas de Cirle también estuvo fundar una empresa que se centrara en vender productos para proteger y lograr resaltar el cabello afro. Una línea de cuidado para las melenas que buscaran manifestarse de la mejor forma. Fue allí donde nace Pelo Bueno. 

“Somos una peluquería rizada pero también somos un emprendimiento social que genera charlas, conversatorio y conferencias. Buscamos enseñar sobre es el valor histórico de nuestro cabello”.

En su emprendimiento ofrece el servicio de trenzas africanas para aquellas mujeres que opten por un peinado recogido.

oy día la página oficial de su marca (@pelobueno.co) tiene miles de seguidores y muchos la utilizan como referente. También, cuenta con una página de YouTube con más de 100.000 suscriptores, donde muestra diferentes metodologías que pueden aplicar  las personas con este tipo de cabello y habla abiertamente sobre su proceso de reconocimiento.

La egresada de la Universidad de Cartagena confiesa que por desgracia todavía se sigue evidenciando el racismo, y que muchas personas prefieren callar por miedo a ser rechazadas. “Las mujeres pasamos por este tipo de situaciones en la que dudamos de nuestra identidad. Muchas veces tenemos que dejarla un lado porque pone en amenaza hasta nuestro trabajo”. 

En el 2016 Cirle Tatis recibió el premio a Afrocolombiana del año por parte del periódico El Espectador, y en la actualidad sigue viajando a distintas partes del mundo enseñando las ventajas de tener un pelo 100% afro y sus beneficios, asegurando que este tipo de pelo, en definitiva ¡Sí es pelo bueno! 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA