EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149366
La Cita Positiva 14 de Julio de 2018

Tenemos que hablar con nuestros hijos

El usuario es:
Sandra Leventhal

Hace unos días en una reunión sentada con varias amigas, comenzamos a conversar sobre nuestros hijos. Compartíamos impresiones sobre las cosas que nos angustiaban y como era nuestra relación con ellos, en un momento dado comenzamos a hablar sobre la forma como nos comunicábamos con ellos.

Después de esa charla, quede algo inquieta ya que llegue a la conclusión que no solo no nos comunicamos bien con nuestros hijos, no sabemos cómo abordarlos y pretendemos interrogarlos para saber sobre sus vidas. Dinámica que no solo no es útil, además es de cierta forma agresiva.

Tenemos en el día a día miles de angustias y llegamos a nuestros hogares armados, con la necesidad de descansar olvidando la importancia de comunicarnos con nuestras familias. Somos ajenos a las angustias de nuestros hijos y cuando son adolescentes esas angustian nos parecen exageradas y nos olvidamos que para ellos la realidad se ve y se siente aumentada y se magnificada.

No es, sino que lleguen a casa y comenzamos con nuestro interrogatorio, haciéndoles miles de preguntas fuera de contexto sin verdaderamente iniciar un dialogo con ellos. Así recibimos esas respuestas monosilábicas que nos dejan más preocupados y más frustrados.

¿Qué hacer?

Ante todo, recordar que lo principal es comunicarnos y para verdaderamente saber de la vida de nuestros hijos debemos aprender a escucharlos sin juicios y reproches. Lo segundo es ofrecerles información nuestra, así como les preguntamos, es decir crear un contexto de dialogo donde no solo sean preguntas y respuestas.

Contarles sobre nuestro día, nuestros intereses e inquietudes abre la puerta para que ellos compartan con nosotros. Se trata de fomentar una dinámica de conversación permanente y activa. Dejar el celular, las obligaciones y el estrés por un rato y dedicarnos a escucharlos de manera activa, tal como lo haríamos con cualquier buen amigo.

Una buena comunicación entre padres e hijos, es un habito que se construye en el tiempo, así como les ensañamos a nuestros hijos sobre información cultural, conceptos básicos y otros saberes, debemos enseñarles a comunicarse y a confiar en nosotros.

Una buena comunicación, es quizás el puente protector más eficaz en el mantenimiento y el desarrollo de una buena relación con ellos, incluso se ha relacionado la buena comunicación entre padres e hijos con la prevención de muchos problemas en la adolescencia.

Procuremos entonces hacer el tiempo y el esfuerzo de crear estos espacios de dialogo amena y procuremos tener una mejor comunicación con nuestros hijos, ellos la necesitan para crecer felices y nosotros también.

sandraleventhal@gmail.com

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas