EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148212
La Cita Positiva 31 de Marzo de 2018

¿Necesitas agradar?

El usuario es:
Sandra Leventhal

Los seres humanos necesitamos sentirnos apreciados, necesitamos sentir que les agradamos a otros, y si es posible queremos ser populares, ojala admirados. Somos humanos, y esa es la naturaleza humana. Gustar a otro.

Desde pequeños estamos en la búsqueda permanente de aprobación por parte de todos aquellos que nos rodean, comenzando por nuestros padres, nuestros hermanos, profesores y compañeros, y así sucesivamente a lo largo de nuestras vidas. Somos seres sociales y necesitamos de la aprobación de otros, es una forma de validarnos.

Es parte de una conducta adaptativa y es sano comportarnos de una forma pro social, por cuanto somos seres sociales por excelencia y necesitamos de otros para desarrollarnos de forma óptima. Sin embargo cuando se nos convierte en una obsesión, corremos el riesgo de caer en una conducta desadaptativa y destructiva.

Cuantos no sufren cuando no reciben la aprobación esperada a sus fotos, comentarios e intervenciones en ¿redes sociales? Cuantos no sufren cuando no se les invita a cuanto evento social existe, o cuando no reciben validación frente a cada paso que ¿dan? Y cuantos no sufren porque no logran ser auténticos debido a la profunda necesidad por ¿agradar?

Aquello que otros piensan de nosotros o como nos perciben poco o nada tiene que ver con lo que nosotros proyectamos, es más una percepción a partir de información sesgada por nuestras propias ideas y nuestro estado de ánimo, es una construcción propia con un poco de información recibida del otro.

Por lo general no tiene nada que ver con nosotros sino más bien con el otro y como construye esa idea. Es cierto que aquello que proyectamos ayuda a construir esa idea, pero es más subjetiva de lo que pensamos o creemos.

El principal a quien debemos agradar es a nosotros mismos, ser coherentes con nuestras actitudes y con aquello que creemos de nuestra identidad, así seremos auténticos y esta autenticidad proyecta confianza en los otros lo cual nos abre caminos de posibilidades sociales.

No importa si otros nos validan mientras que seamos nosotros mismos los primeros y los principales en nuestra propia validación. Antes que vivir para otros y buscar complacer a otros es indispensable vivir para nosotros mismos y complacernos a nosotros mismos.

Tenemos una sola vida y vale la pena vivirla de manera honesta y sincera ante todo con nosotros mismos. Es cierto que necesitamos de otros pero sobre todas las cosas necesitamos de nosotros mismos y ser honestos con nuestra identidad y quienes somos. Agradar dejando de lado nuestro ser no tiene ningún sentido, y es una manera de hacernos mucho daño.

Podemos luchar con toda la humanidad pero nunca podremos luchar contra nosotros mismos.

sandraleventhal@gmail.com

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas