EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148504
La Cita Positiva 21 de Abril de 2018

Es el momento de perdonar

El usuario es:
Sandra Leventhal

En los últimos meses hemos visto varias series de televisión donde de alguna manera se recrea la noche oscura que vivió nuestro país por cuenta de los carteles de la droga,  esa guerra implacable contra la ciudadanía indefensa, digo contra la ciudadanía indefensa porque todos los colombianos que vivimos la década de los ochenta y noventa fuimos testigos de las bombas, matanzas y secuestros a manos de los varones de la droga.

Una época dura y dolorosa que dejo en todos la huella de la guerra contra las drogas. Que es lo que ha generado en todos un profundo dolor. Cicatrices en nosotros que solo el tiempo ayuda a sanar, el tiempo y la confianza de una nueva posibilidad, donde el fantasma de la violencia no se presente a revivir el malestar de la marca que ha dejado en nosotros.

Ahora en Colombia se habla de paz y reconciliación un camino largo que para que sea fértil es indispensable sanar esas cicatrices a través del  perdón que es uno de los puntos más importantes en la agenda.

Perdón reconocido como la capacidad de liberarse de un sufrimiento que ha marcado nuestras vidas. Se trata de encontrar un camino que nos permita reconocer que lo que se ha vivido si bien ha sido sobrecogedor, no puede marcarnos por el resto de nuestras vidas y el derecho que tenemos como seres humanos es el de permitirnos liberarnos de ese dolor, a través del perdón.

Perdonar es un trabajo individual y profundo que requiere de la intención clara de perdonar que no es otra cosa que reconocer lo que sucedió y liberarlo, dejarlo ir para poder comenzar a sanar y si es posible ser reparados y reconocidos en nuestra condición de víctimas, de dolientes, pero somos nosotros los responsables de permitir que el dolor se disipe. Somos nosotros mismos los que decidimos que cargas queremos llevar sobre nuestros hombros durante el recorrido de nuestras vidas.

Más de 50 años de dolor, han creado una cicatriz profunda en el tejido social de nuestro país y va tomar mucho tiempo comenzar a sanar esas heridas, se necesita recuperar la confianza y volver a creer, además es importante reconocer las situaciones por las que hemos pasado.

Construir un país más equitativo donde la corrupción logre ser atajada, para que la justicia y la equidad puedan florecer y den paso a la responsabilidad y el compromiso por la construcción de una patria justa para todos.

Saber y reconocer que así como hay victimarios algunos de estos también han sido víctimas, pero sobre todas las cosas todos somos dolientes de una violencia absurda que ha cobrado vidas a sangre y fuego. Perdonar para construir una nueva posibilidad para todos los colombianos.

www.sandraleventhal.com

Etiquetas

Más de revistas

Es el momento de perdonar

Sábado, Abril 21, 2018 - 00:00
Sandra Leventhal

En los últimos meses hemos visto varias series de televisión donde de alguna manera se recrea la noche oscura que vivió nuestro país por cuenta de los carteles de la droga,  esa guerra implacable contra la ciudadanía indefensa, digo contra la ciudadanía indefensa porque todos los colombianos que vivimos la década de los ochenta y noventa fuimos testigos de las bombas, matanzas y secuestros a manos de los varones de la droga.

Una época dura y dolorosa que dejo en todos la huella de la guerra contra las drogas. Que es lo que ha generado en todos un profundo dolor. Cicatrices en nosotros que solo el tiempo ayuda a sanar, el tiempo y la confianza de una nueva posibilidad, donde el fantasma de la violencia no se presente a revivir el malestar de la marca que ha dejado en nosotros.

Ahora en Colombia se habla de paz y reconciliación un camino largo que para que sea fértil es indispensable sanar esas cicatrices a través del  perdón que es uno de los puntos más importantes en la agenda.

Perdón reconocido como la capacidad de liberarse de un sufrimiento que ha marcado nuestras vidas. Se trata de encontrar un camino que nos permita reconocer que lo que se ha vivido si bien ha sido sobrecogedor, no puede marcarnos por el resto de nuestras vidas y el derecho que tenemos como seres humanos es el de permitirnos liberarnos de ese dolor, a través del perdón.

Perdonar es un trabajo individual y profundo que requiere de la intención clara de perdonar que no es otra cosa que reconocer lo que sucedió y liberarlo, dejarlo ir para poder comenzar a sanar y si es posible ser reparados y reconocidos en nuestra condición de víctimas, de dolientes, pero somos nosotros los responsables de permitir que el dolor se disipe. Somos nosotros mismos los que decidimos que cargas queremos llevar sobre nuestros hombros durante el recorrido de nuestras vidas.

Más de 50 años de dolor, han creado una cicatriz profunda en el tejido social de nuestro país y va tomar mucho tiempo comenzar a sanar esas heridas, se necesita recuperar la confianza y volver a creer, además es importante reconocer las situaciones por las que hemos pasado.

Construir un país más equitativo donde la corrupción logre ser atajada, para que la justicia y la equidad puedan florecer y den paso a la responsabilidad y el compromiso por la construcción de una patria justa para todos.

Saber y reconocer que así como hay victimarios algunos de estos también han sido víctimas, pero sobre todas las cosas todos somos dolientes de una violencia absurda que ha cobrado vidas a sangre y fuego. Perdonar para construir una nueva posibilidad para todos los colombianos.

www.sandraleventhal.com

Imagen: