EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148164
La Cita Positiva 24 de Marzo de 2018

¿Eres negativo y no te has dado cuenta?

El usuario es:
Sandra Leventhal

En una consulta privada, trabajando en el desarrollo de un proyecto de vida para un cliente, me encontré con el siguiente dialogo:

Le pregunté: ¿Qué cosas crees que podrías realizar a diferencia de lo que estás haciendo ahora?

No creo que pueda cambiar porque…

Eso no va a ser bueno para mí ya que…

No tengo las habilidades para hacer…

Pero no estoy seguro…

Claramente estaba frente a un caso de ser negativo hasta la médula. Cuando le pregunte si se daba cuenta de su negativismo, me contestó: Yo no soy negativo simplemente soy realista. ¿Será que efectivamente se trata de un ser realista? o será que este personaje no se ha percatado de cuan negativo es, ¿cuántos de nosotros no caemos en esta misma trampa, sabes si eres negativo?

La negatividad es un hábito mal sano que imposibilita la oportunidad de ver más allá de aquello que se considera evidente, es como mirar el mundo a través de unas gafas oscuras que nublan posibilidades, además de evitar avanzar, genera estrés, angustia, pesimismo y enfermedad.

Algunos de los principales indicadores de negatividad podrían ser:

Inferencias negativas, cuando todo aquello que está bien, en el fondo creemos que no es suficiente, podría estar mejor y no debería producirnos bienestar sino malestar. Es el típico lo hiciste bien pero podías haberlo hecho mejor, o gano un buen salario pero debería ganar más, o encontré una excelente promoción pero si hubiese buscado más seguro encontraría una promoción mejor. Siempre falta algo para la fiesta…

Inhabilidad para recibir reconocimiento. Estos negativos no son capaces de reconocerse a sí mismos. Es el caso de que bien que todo saliera bien, pero no fue por mi esfuerzo, o cualquiera en mi lugar lo hubiese hecho igual o mejor, simplemente estuve de buenas.

Si pero… Estos son los argumentos de aquellos que no son capaces de reconocer ninguna oportunidad, todos sus argumentos arrancan con la posibilidad de un problema.  Cuando iniciamos cualquier posibilidad con este condicionamiento, estamos desconociendo nuestras propias oportunidades.

Reaccionar antes de analizar. Estos negativos están siempre a la defensiva y responden impulsivamente ante cualquier pregunta o cuestionamiento, desconfían tanto de sí mismos que se siente en constante amenaza. Es más valioso, analizar antes de responder. Para terminar, están los líderes negativos, estos son los que necesitan hacerle daño al otro para sentirse mejor ellos. Son tan inseguros que necesitan sentirse superiores a otros y lo logran maltratando. 

Concentrarse en todo lo que está bien, hacer énfasis en los resultados positivos, reconocer que las cosas si son como queremos, valorar nuestro esfuerzo,  y el esfuerzo de otros, respetar y tolerar, analizar antes del sí pero y agradecer por todo cuanto logramos alcanzar.

sandraleventhal@gmail.com
 

Etiquetas

Más de revistas

¿Eres negativo y no te has dado cuenta?

Sábado, Marzo 24, 2018 - 00:00
Sandra Leventhal

En una consulta privada, trabajando en el desarrollo de un proyecto de vida para un cliente, me encontré con el siguiente dialogo:

Le pregunté: ¿Qué cosas crees que podrías realizar a diferencia de lo que estás haciendo ahora?

No creo que pueda cambiar porque…

Eso no va a ser bueno para mí ya que…

No tengo las habilidades para hacer…

Pero no estoy seguro…

Claramente estaba frente a un caso de ser negativo hasta la médula. Cuando le pregunte si se daba cuenta de su negativismo, me contestó: Yo no soy negativo simplemente soy realista. ¿Será que efectivamente se trata de un ser realista? o será que este personaje no se ha percatado de cuan negativo es, ¿cuántos de nosotros no caemos en esta misma trampa, sabes si eres negativo?

La negatividad es un hábito mal sano que imposibilita la oportunidad de ver más allá de aquello que se considera evidente, es como mirar el mundo a través de unas gafas oscuras que nublan posibilidades, además de evitar avanzar, genera estrés, angustia, pesimismo y enfermedad.

Algunos de los principales indicadores de negatividad podrían ser:

Inferencias negativas, cuando todo aquello que está bien, en el fondo creemos que no es suficiente, podría estar mejor y no debería producirnos bienestar sino malestar. Es el típico lo hiciste bien pero podías haberlo hecho mejor, o gano un buen salario pero debería ganar más, o encontré una excelente promoción pero si hubiese buscado más seguro encontraría una promoción mejor. Siempre falta algo para la fiesta…

Inhabilidad para recibir reconocimiento. Estos negativos no son capaces de reconocerse a sí mismos. Es el caso de que bien que todo saliera bien, pero no fue por mi esfuerzo, o cualquiera en mi lugar lo hubiese hecho igual o mejor, simplemente estuve de buenas.

Si pero… Estos son los argumentos de aquellos que no son capaces de reconocer ninguna oportunidad, todos sus argumentos arrancan con la posibilidad de un problema.  Cuando iniciamos cualquier posibilidad con este condicionamiento, estamos desconociendo nuestras propias oportunidades.

Reaccionar antes de analizar. Estos negativos están siempre a la defensiva y responden impulsivamente ante cualquier pregunta o cuestionamiento, desconfían tanto de sí mismos que se siente en constante amenaza. Es más valioso, analizar antes de responder. Para terminar, están los líderes negativos, estos son los que necesitan hacerle daño al otro para sentirse mejor ellos. Son tan inseguros que necesitan sentirse superiores a otros y lo logran maltratando. 

Concentrarse en todo lo que está bien, hacer énfasis en los resultados positivos, reconocer que las cosas si son como queremos, valorar nuestro esfuerzo,  y el esfuerzo de otros, respetar y tolerar, analizar antes del sí pero y agradecer por todo cuanto logramos alcanzar.

sandraleventhal@gmail.com
 

Imagen: