EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155316
Invitado 08 de Febrero de 2020

“El ballet te reta a dar todo de ti”

El usuario es:
Foto: Eileen álvarez

La bailarina Ingrid Varón estudió Mercadeo y Publicidad. Hace cinco años creó una academia de ballet, en la que dicta clases a personas de todas las edades.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Existen dos prioridades en la vida de Ingrid Varón: su familia y su trabajo. Pertenece al grupo de mujeres independientes, disciplinadas, que no se amilanan por nada y que luchan con ahínco para cumplir sus sueños. Sus mayores virtudes son el altruismo y el amor por sus amistades. Y, aunque nació en la ciudad de Bogotá, dice que su sangre es totalmente costeña. Es madre de Samuel, de 10 años y de Valeria, de cinco.

El ballet es su mayor pasión. Lo descubrió de pequeña, cuando a los siete años veía en la televisión presentaciones de ballet. En su familia no hay bailarines ni mucho menos músicos, así que a pesar de que no lleva en sus genes lo artístico, cuenta con muchos dotes, esos que le permitieron enamorarse de la danza clásica y entender que “existen cosas que simplemente son innatas en la vida”. Practicarlo no fue difícil, pues siempre contó con el apoyo de sus padres y las condiciones físicas que exige el ballet. Y como en algunas personas sucede, lo dejó de lado en un tiempo para iniciar su carrera de Mercadeo y Publicidad. Más tarde contrajo nupcias con Carlos Acosta Juliao, vivió fuera del país y hace tres años volvió a lo suyo, a la práctica de ballet.

Ingrid asegura que es una mujer feliz y “completamente realizada”.

P ¿Qué es lo más difícil de esta danza clásica?

R La constancia y la disciplina que debes tener para realizarla. El ballet no es fácil, requiere de esfuerzo y sacrificio. Aprender la técnica es de dedicación y se le debe invertir mucho tiempo para hacerlo bien porque es un arte de competencia.

P ¿Por qué la pasión por el ballet?

R Porque es exigente y te reta a dar todo de ti, a ser cada día mejor. Adicionalmente, tiene un plus invaluable y es la disciplina que inculca.

P ¿Ha involucrado a su hija Valeria en esta práctica?

R Sí, desde antes que naciera, pues cuando estuve embarazada de ella surgió la idea de crear la academia. Cuando supe que sería una niña, ella se convirtió en mi principal motivación para hacerla realidad. Valeria asiste a la academia desde los cinco meses de edad en el programa de estimulación para bebés, actualmente está en el nivel pre ballet.

P ¿Hace cuánto creó su academia de ballet?

R Ballerinas nació hace cinco años en Barranquilla. Su creación ha sido un proceso enriquecedor en todos los aspectos. Siento que hoy día soy mejor persona en todos los niveles porque no hay nada más que llene tu vida de alegría que hacer lo que te apasiona. No ha sido fácil crear una empresa nueva, con una disciplina poco conocida en la ciudad. En realidad ha sido un reto darme a conocer y mostrar mi talento pero, sobre todo, ha sido una bendición cumplir los sueños de muchas personas que desean ser bailarinas.

P ¿Qué ha sucedido con el ballet en Barranquilla?

R Poco a poco la gente ha entendido el ballet, pero creo que todavía existe la falta de conocimiento sobre esta disciplina, pues el tema no es tan sólido y tampoco está muy bien desarrollado. El ballet considero que es la base de todos los bailes, es lo que da una verdadera técnica para bailar correctamente y aunque sé que en la ciudad la gente baila muy bien, a nivel de bases falta trabajo. Yo me sorprendo cuando hay una gran acogida por las presentaciones de ballet, ya que veo a muchas personas que se interesan, que les gusta el arte y que le han dado el valor que merece.

P Desde su trabajo, ¿cómo contribuye a la cultura de Barranquilla?

R De muchas maneras. Unas de ellas es inculcando la constancia y la disciplina desde temprana edad, transmitiendo a las niñas y padres de familia el valor de practicar una disciplina que enseña a ser responsable, a seguir instrucciones y a ser ordenadas.

P ¿Cómo es el trabajo en su academia?

R En mi equipo hay seis profesoras y una coordinadora académica. Actualmente me desempeño como la directora. Tenemos niñas de un año hasta personas adultas y las clasificamos por niveles y por edad. Las más pequeñas empiezan en el programa de estimulación al ballet, también ofrecemos programas de danza para niñas y adultos. Nuestro fin es promover el ballet en todas las edades porque no existe edad límite para practicarlo.

P ¿Qué es lo más gratificante que le ha dado el ballet?

R El hecho de aprender a retarme, de conocer que todo es posible y de transmitirles a mis alumnas toda mi experiencia. Asimismo, ayudar a muchas niñas a cumplir sus sueños y enseñarles el valor del trabajo duro.

P Y, además del ballet, ¿en qué otro ámbito se desenvuelve?

R También soy mamá de dos pequeños. Ellos son mi otro proyecto de vida y me enfoco en poder enseñarles a tener una vida llena de valores.

P ¿Qué pasatiempos tiene?

R Hacer ejercicio, jugar tenis, viajar y compartir con mis amigos, mi familia, mi esposo y mis hijos, que son mi principal motor.

P ¿Qué es lo que no cambia?

R La vida que Dios me dio. Me considero una persona feliz y completamente realizada. El hecho de trabajar en lo que me gusta no tiene precio y es un verdadero privilegio.

P ¿Qué es lo que más atesora?

R En mi corazón atesoro a mi familia, a mi esposo, a mis hijos, a mi mamá y a mis hermanas porque son mi motivación y la fuerza que me impulsa para levantarme a diario a trabajar y a cumplir mis objetivos.

P ¿Con qué sueña?

R Con convertir a muchas niñas en bailarinas y, sobre todo, con lograr que en el proceso adquieran muchos valores y beneficios que te da la práctica del ballet.

P Si no hubiera sido el ballet, ¿en qué estaría desempeñándose?

R Creo que si no hubiera sido esta disciplina, tal vez hubiese sido deportista profesional. Me encanta el trabajo físico, me gusta exigirme y retarme. 

Ingrid posa con su hija Valeria Acosta, “el motor” que la impulsó a hacer realidad su academia de ballet Ballerinas.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA