EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147910
Así Nos Conocimos 03 de Marzo de 2018

Natalia y Nadim, cómplices en la vida

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Ir a cine y compartir con juegos de mesa son algunas de las actividades que disfrutan hacer Natalia y Nadim en su tiempo libre.

Daniela Murillo Pinilla- @DanielaMurilloP

Para estos barranquilleros crecer juntos y entenderse mutuamente han sido las claves que les han permitido fortalecer la relación que sostienen hace 13 años.

El 28 de octubre de 2005 los administradores de empresas Natalia Palencia Betancourt y Nadim Blel Saieh se vieron por primera vez y, desde ese entonces, no se han separado. 
 
Coincidir en una noche de viernes en una discoteca del norte de Barranquilla fue la “excusa ideal” que les sirvió para despertar atención y curiosidad por el otro. Aunque fue hace 13 años, ambos recuerdan ese momento “como si hubiera ocurrido ayer”. 
 
“Ese fin de semana yo salí a rumbear con un grupo de amigos y amigas, nos ubicamos en la barra y las cosas no estaban muy fluidas en nuestro ambiente. Entonces recuerdo haber dado un vistazo en la discoteca y ver a un grupo de mujeres bailando y una en particular llamó mi atención. Pero dejé que el tiempo pasara y cuando vi que ya se estaban yendo noté que dentro del grupo había una compañera de la universidad, me acerqué le pedí su número y le expresé mi interés por conocer a su amiga”, contó Nadim. 
 
A los dos días volvieron a verse. Nadim en compañía de su amiga de la universidad recogió a Natalia en el carro para salir a comer. 
 
“Desde el primer momento en el que yo crucé una palabra con él yo sentí una confianza indescriptible y enseguida pensé y me dije a mi misma que él tenía que ser mi novio, porque no me había sentido de esta manera en ocasiones anteriores”, agregó Natalia. 
 
Aunque vivieron once años de noviazgo, esta pareja confiesa que el matrimonio les “cambió la vida”
 
A los pocos días, ya salían juntos y organizaron un viaje a Cartagena. A su regreso, durante una fiesta organizada en la casa de Nadim, formalizaron su relación en un noviazgo.
 
“En esa ocasión yo recibí una llamada de un amigo que me preguntaba con quién estaba. Yo le contesté que con unos amigos. Nadim se disgustó por lo que dije y me decía que por qué no le contaba lo que de verdad éramos. Yo estaba confundida y le pregunté lo que éramos y él me contestó: eres mi novia”, explicó Natalia. 
 
Desde ese entonces, ir a cine, reunirse con amigos en común y ver una variedad de películas y series se convirtieron en los planes favoritos de esta pareja barranquillera. Aseguran que, por aquel tiempo, buscaban la manera de “compartir tiempo juntos”, pues en esa época se encontraban adelantando ambos sus estudios profesionales en Administración de Empresas. 
 
“Yo tenía 20 y él 22. Como yo trabajaba de día y estudiaba de noche, él solía recogerme todas las noches para comer juntos y nos quedábamos viendo televisión hasta la medianoche”, afirmó Natalia. 
 
Todo transcurrió de esta manera hasta que 11 años después y, luego de vivir múltiples experiencias y de “crecer juntos”, Nadim no lo pensó y tomó la decisión de pedirle la mano a su novia en un hotel boutique ubicado en las playas de Bello Horizonte, en el departamento de Magdalena. Organizó una cena en la azotea, en un espacio decorado con rosas y amenizado por las melodías de una guitarra acústica. 
 
“Un día antes de esta sorpresa yo estuve hospitalizada con chikungunya. Pero aun así decidí viajar. Yo nunca sospeché nada, en el único momento que noté que había algo raro fue cuando estábamos en la cena y él empezó a hablar de nosotros. Cuando ocurrió fue maravilloso”, recordó Natalia. 
 
Para esta pareja, el haberse conocido tan jóvenes fue un reto que les permitió “madurar y aprender a asumir la relación de una manera más tranquila”.
 
“En un principio tuvimos varios conflictos que son normales en cualquier pareja. Pero reaccionábamos impulsivamente ante los problemas y aspectos sin importancia. Hoy, todo es distinto. Hemos aprendido a asumir las situaciones hablando y de un modo más reflexivo”, añadió Nadim. 
 
Hace 13 años, Nadim y Natalia están juntos. 
 
Se casaron el 11 de junio de 2016 en una ceremonia íntima a la que asistieron sus familiares y amigos más cercanos y en la que “todo resultó como estaba planeado”. Al otro día, partieron a Europa para vivir su luna de miel. 
 
“Cuando yo estaba organizando todo lo relacionado a nuestro viaje no verifiqué bien las horas de las distintas escalas. Para nuestra sorpresa, caímos en cuenta que teníamos que estar en el aeropuerto a las 4 de la mañana del día siguiente del matrimonio. Llegamos a nuestra fiesta con las maletas y todo listo para partir en la madrugada en un vuelo de 10 horas que ni sentimos, porque estábamos muy emocionados”, contó Nadim. 
 
Para ellos, el respeto y el entendimiento mutuo se convirtieron en las bases de su relación.
 
“Cuando hay amor, nos aceptamos como somos. Precisamente es esta regla la que queremos inculcar en nuestra familia, pues nuestro principal deseo este año es poder tener a nuestro primer hijo”, manifestó Natalia. 

Etiquetas

Más de revistas