EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148432
Así Nos Conocimos 14 de Abril de 2018

Marcela y Daniel, más que esposos, ‘partners’ emprendedores

El usuario es:

Foto: Orlando Amador

Daniel Vengoechea y Marcela Hinestrosa en la sala de su apartamento, en el norte de Barranquilla.

Carolina Vargas Hormaza - @caritovargash

Esta pareja de barranquilleros considera que el hecho de trabajar juntos en el mismo lugar, más que un obstáculo, es un complemento que ha llevado a su empresa e-me.co a ingresar en el mercado internacional.

Marcela Hinestrosa y Daniel Vengoechea estudiaron en el mismo colegio, el Marymount de Barranquilla. Aunque estaban en diferentes cursos al final el destino se encargaría de unirlos de cualquier manera, pues Daniel estudiaba con la hermana mayor de Marcela y ella estudiaba con una prima de él, lo que fue clave para que después del colegio sus vidas volvieran a encontrarse para escribir su propia historia.
 
Fue en un paseo de amigos a Santa Marta, después de graduados, donde la química entre ellos comenzó hacerse más fuerte. Empezaron a hablar y a salir más seguido, hasta que finalmente decidieron ser novios.
 
“Matu (prima de Daniel) estudió conmigo todo el colegio y fue ella la que me invitó al paseo de Santa Marta, ahí fue donde nos conocimos mucho más y empezamos a salir”, contó Marcela.
 
Daniel ya había decidido irse a estudiar Administración de Empresas en Bogotá. Después de un año, Marcela también decidió irse a estudiar Publicidad y Diseño Gráfico en la capital y allí vivieron toda la época de estudios universitarios. Seis años después ella regresó a su ciudad natal, al mes siguiente él hizo lo mismo.
 
“Cuando volvimos a Barranquilla ya llevábamos cinco años de relación y la razón principal por la que nos vinimos nuevamente fue porque extrañábamos la calidad de vida de acá, la sencillez de las cosas y sobre todo a nuestras familias”, explicó Daniel.
 
Para ese momento él ya había iniciado un proyecto, un market place llamado melocompro.com, el cual sin pensarlo sería el impulso perfecto para que juntos crearan su propia empresa de mercadeo digital, desarrollo y creación de apps.
 
Marcela dice que ver jugar softball a Daniel es uno de sus planes favoritos. 
 
“Nunca pensamos que lo que estudiamos iba a ser el complemento perfecto para montar nuestra propia empresa. Cuando emprendí con melocompro.com, muchos amigos y familiares nos preguntaban cómo lo hicimos y eso nos dio la idea de pensar en hacerlo nosotros mismos”, detalló Daniel.
 
Así fue como nació e-me.co, una empresa que lleva el sello de los dos y que sin pensarlo en poco tiempo daría grandes resultados gracias a la innovación y dinamismo que los caracteriza, además de su espíritu de jóvenes emprendedores.
 
“Fue muy chévere porque como administrador de empresas siempre me gustó mucho la programación, la tecnología y todos estos temas, y Marce como diseñadora y publicista es muy buena, entonces esa fue la mezcla magistral para crear una empresa digital”, agregó Daniel.
 
Con su empresa creciendo y teniendo un importante ahorro para comprar su propio apartamento, Daniel decidió pedirle matrimonio a Marcela.
 
Recuerdo del día de su boda en la Iglesia de la Inmaculada Concepción.
 
“Cuando decidí pedirle matrimonio a Marce hablé con mi tío que es el dueño de una joyería para hacer el diseño del anillo. Yo tenía una fecha para pedirle la mano, pero mi tío terminó el anillo más rápido de lo que pensé, así que yo no quise esperar”, relató Daniel.
 
Fue el 15 de abril de 2016 el día en el que Marcela le dio el “sí” para siempre a Daniel y 10 meses después, luego de un arduo proceso de preparativos, juraron amor eterno ante el altar de la Iglesia de la Inmaculada Concepción,  en Barranquilla.
 
Hoy día la pareja se proyecta profesionalmente con su empresa como líderes en el mercado digital, conquistando muchos más clientes a nivel internacional. 
 
La pareja durante su viaje de aniversario de bodas por Europa.
Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas