EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149264
Así Nos Conocimos 30 de Junio de 2018

La familia, la prioridad que une a Juan Camilo y Valerie

El usuario es:

Foto: Orlando Amador.

Esta pareja barranquillera considera que su proyecto más grande es “tratar de ser los mejores padres” para sus dos hijas.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP

Para esta pareja de “papás millennials” la complicidad, el apoyo mutuo y el “madurar juntos” se han convertido en las claves de su relación.

Si hay algo de lo que han aprendido la administradora de empresas Valerie Senior Pérez y el chef Juan Camilo Benedetti es “aprovechar, dar gracias y aceptar” lo que se tiene en el momento. 
 
Una noche de fiesta fue la “excusa ideal” que permitió que pudieran conocerse seis años atrás. Días antes de que Valerie partiera a un intercambio de estudios a Estados Unidos, sus amigas le organizaron una despedida en Cartagena, en la que coincidieron con un grupo de barranquilleros. 
 
“Todo pasa por una razón. Recuerdo que cuando conocí a Juan Camilo, esa noche no dejamos de bailar, aunque hoy día él no se acuerda (risas). Al poco tiempo me fui a estudiar por fuera del país y al cabo de dos años nos volvimos a encontrar como cosa del destino en Bogotá y, coincidencialmente, también fue bailando”, contó la barranquillera de 26 años. 
 
Por aquel entonces, ambos se encontraban laborando en la capital del país y, poco a poco, fueron descubriendo que tenían “muchos amigos en común”. La química entre ambos empezó a fluir y le apostaron a formalizar una relación. 
 
“Tiempo después decidí mudarme a Barranquilla para trabajar en un nuevo proyecto laboral y como Valerie seguía en Bogotá, ella venía a visitarme en nuestra ciudad natal todos los fines de semana. Como novios, duramos aproximadamente un año”, explicó Juan Camilo. 
 
Aunque siempre se caracterizaron por ser una pareja sólida,  aseguran que no esperaban recibir tan pronto una noticia que cambiaría —para el bien de ambos— sus proyectos de vida. Valerie quedó embarazada de su primera hija, Antonella, y juntos decidieron asumir el reto de convertirse en “papás millennials”. 
 
“Cuando me enteré de mi primer embarazo en el 2014, confieso que sentí un poco de miedo, porque por lo general no es el orden natural de las etapas de la vida. No sabía cómo iba a afrontar la llegada de un bebé y mucho menos cómo contarle a mis papás. Pero Dios sabe cómo hace sus cosas, mis padres me apoyaron en un 100% y fui entendiendo que aunque se alteren las etapas de la vida, no significa que esté mal”, añadió Valerie. 
 
Juan Camilo y Valerie compartiendo con sus hijas Martina y Antonella. 
 
Por su parte, Juan Camilo agrega que siempre vio la llegada de un hijo “como algo bueno”. Manifiesta sentirse en desacuerdo con el estereotipo que indica que “si tienes un hijo siendo joven, no tendrás dinero”. 
 
“Siempre he pensado que la llegada de un hijo llega también con mejores retos laborales, viene con la prosperidad incluida. Vivimos en una sociedad que te muestra la ‘necesidad’ de vivir un manual, un supuesto prototipo de vida que hay que tener y que cuando las cosas no resultan como se supone que deben resultar llega la frustración. Nosotros decidimos aceptar con orgullo nuestra vida, tenemos dos niñas con personalidades maravillosas y lo más importante, hemos aprendido a madurar juntos como personas”, manifestó Juan Camilo. 
 
Aunque antes de la noticia del embarazo Juan Camilo ya había decidido que quería casarse con Valerie, fue en un viaje a Cartagena, con ella embarazada, cuando decidió pedirle formalmente la mano. 
 
“Recuerdo que llegamos a un restaurante. Vi todo decorado y en seguida pensé que me iba a pedir matrimonio. Pero cambié de parecer cuando vi que terminamos de comer y no pasaba nada. Lo sorprendente fue cuando llegó el postre y junto a este vi un anillo con el mensaje de “¿Te quieres casar conmigo?” Fue maravilloso”, añadió Valerie. 
 
Finalmente se casaron el 17 de enero de 2015 en una ceremonia de día a la que asistieron sus familiares y amigos más cercanos. Al poco tiempo, se le sumó a la familia Martina, su hija de un año. 
 
En la actualidad, ambos se encuentran concentrados en “sacar adelante la familia” y liderar sus propios proyectos profesionales. Juan Camilo es el chef y propietario de los restaurantes Miura Steak House y Central, y Valerie es la gerente de la IPS que es propiedad de su familia. Además se desempeña como influenciadora digital en temas de maternidad y estilo de vida. 
 
“Nunca busqué adoptar este rol en redes sociales. Creo que todo inició cuando comencé a subir fotos y videos de mis experiencias con mis hijas. Hoy puedo decir que es una experiencia enriquecedora, porque he podido conectarme con personas que han pasado por lo mismo que yo, embarazos sorpresas y demás. No lo veo como un trabajo, sino como un medio para ayudar a quien lo necesita”, afirmó Valerie. 
 
Así pues, ambos consideran que juntos han enfrentado grandes cambios. 
 
“Hoy vemos buenos resultados frutos del empeño, las ganas y el amor”, concluyó Juan Camilo. 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas