EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/138173
Ambientes 18 de Junio de 2016

Un espacio exterior lleno de detalles

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Una casa en Villa Campestre se convierte en la invitada de esta edición. El deseo de sus propietarios de aprovechar el espacio fue la clave para transformarla.

Andrea Ortega Soto
Compartir:

Las zonas externas de una vivienda se pueden aprovechar  para convertirlas en áreas ideales para compartir con los amigos y pasar un rato agradable. En esta edición especial de la revista Gente Caribe mostramos un hogar  adaptado al gusto de quienes disfrutan día tras día en estos escenarios.

“Cada espacio para intervenir tiene su magia y un especial flujo energético. La forma en ‘L’ aportaba la oportunidad de crear dos espacios a conectar”, explicó Gonzalo Jiménez, diseñador de interiores.

Es así, como una primera área  cuenta con una gran sala de exteriores con un sofá en forma de ‘L’, hecho en mampostería con muchos puestos para sentarse a departir. Este lugar está creado para suplir diversas necesidades, es decir, comer, tomar vino, departir o descansar.

Este espacio cuenta con una gran pared mural con acabado de piedra y porcelanatto italiano con arabescos. Las paredes en un tono circundante  en un tono azafrán –eso da un toque acogedor– asegura Gonzalo. Por su parte, se destaca el trabajo de José Robles, quien se encargó de diseñar las lámparas y las luces en latón, a su vez, también realizó los muebles que acompañan la sala, como la mesa en hierro y madera rústica de dos niveles.

Los puff, de estilo contemporáneo, y las sillas del bar fueron hechos por Gonzalo Jiménez. “El ambiente lo complementé con plantas veraneras, pinos velas y bambú”, agregó el también paisajista.    

Continuando se puede encontrar una pequeña barra en enchape y cubierta en granito de colores que armonizan.

El área que conecta los dos extremos de este lugar está compuesta por una fuente que sobresale de la pared en piedra de mármol y mosaico mexicano de Tuty Piñerez, de cuyo fondo emergen piedras naturales. Cuenta también con bambú para decorar.
“Es un espacio energético y relajante, la fuente emite un sonido propicio para disfrutar”, comentó Gonzalo, que cuenta con más de 30 años de experiencia.

Para finalizar, al otro extremo del espacio en forma de ‘L’ se encuentra un chaise longue  sobre un dock en madera ecológico. “Para todos los sofás se ha diseñado una tapicería especial para exterior en colores contrastes con el ambiente circundante”, finalizó el barranquillero que ha tenido la oportunidad de trabajar en diversos hoteles y hogares de la región. GC
 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO