EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/150072
Ambientes 15 de Septiembre de 2018

Espacios en los que el color transmite armonía

El usuario es:
Foto: Juan Tapias y Shutterstock

La paleta cromática que empleemos en una vivienda puede estimular los sentidos de quienes la habitan o la visitan. Por tanto, lo ideal es elegir tonos que vayan en función al uso de los rincones que habitemos.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:
Conformar un hogar en matrimonio o en unión libre en ocasiones puede ser la excusa perfecta para independizarnos y con esto evaluar dos alternativas: arrendar o adquirir una vivienda propia. Al obtenerla y habitarla es posible que sintamos el deseo de darle ciertos toques personales y, a través de los colores que empleemos en cada rincón, lograr un equilibrio emocional.
 
Pero, elegir las tonalidades puede resultar una tarea difícil, de modo que la asesoría de un experto nunca estará de más y tampoco será una opción para descartar. Así las cosas, en esta edición especial consultamos a dos expertos en Arquitectura y Diseño de Interiores, para que usted conozca qué es lo idóneo al momento de crear atmósferas armoniosas.
 
Mauricio Cabas, arquitecto, señala que “para dar una sensación de armonía es vital recurrir a tonos que no produzcan una exagerada estimulación mental ni excitación óptica, pues de lo contrario terminarán agotando a la persona que experimenta el espacio. Por tanto, el blanco, tierra o arena en los espacios interiores es lo acertado, ya que transmiten serenidad y potencian la socialización”.
 
Cabas cree en la importancia de saber elegir las combinaciones y tonalidades de cada rincón, pues a su juicio con estas se puede alegrar la vida de las personas o, por el contrario, mortificarla. Explica que es tanta la incidencia de los colores y las atmósferas, que puede influir ineludiblemente en la compenetración de una pareja. 
 
“Según algunos estudios el color verde brinda armonía. El rosado da una sensación de amor, el rojo se asocia con actividad y excitación, al igual que el naranja y el amarillo. En lo personal, un espacio de color blanco, tonos grises y beige es lo ideal, aunque no hay que dejar de lado las sensaciones que se pretendan inducir para luego crear el escenario adecuado”.
 
Sobre cómo cuidar los excesos, Cabas dice que eso es relativo, puesto que hay quienes les gusta rodearse de objetos por la evocación de algún momento o simplemente porque están arraigados a ideas abstractas. 
 
Por su parte, la docente de la escuela de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad del Norte, Rossana Llanos, señala que los espacios cromáticamente cargados rompen en gran medida con la armonía, pero el buen uso del color no consiste en limitarnos al implementarlo o caer en el acromatismo, ya que por el contrario, el manejo de contrastes enriquecen los espacios y los llena de calidez.
 
Añade que el color en la arquitectura construye y transforma el espacio. Adicionalmente sustenta que “la selección de las paletas cromáticas va más allá de una decisión estética y responde a una solución colectiva, ya que puede influir, en gran medida, en la percepción del color y los estados de ánimo”.
 
Para Rossana Llanos...
“El color transforma los espacios, la selección de las paletas va mas allá de una decisión estética”.
 
Según Mauricio cabas...
“Se debe optar por tonos que no produzcan una exagerada estimulación mental”.
 
Las tonalidades grises también le otorgan a los espacios serenidad y se integran muy bien con la decoración.
 
Optar por el blanco en la sala de estar le brinda calidez, amplitud y luminosidad al espacio. Combinarlo con el verde podría generar, a quien habita la casa, una sensación de frescura, armonía y orden, afirman los expertos en decoración.
 
El blanco lino le da toques de calidez a los espacios y puede verse reforzado con el uso de muebles blancos y color arena. 
 
Hacer uso de algunos colores que pertenecen a la paleta de grises le brindan a los espacios sofisticación y elegancia.
 
Este rincón en tonos beige se ve afianzado por los colores de su decoración. La paleta cromática de este espacio da una ilusión óptica de sosiego.
 
Las tonalidades claras en las paredes, en este caso colores arena y beige, dan una sensación de amplitud y van bien con la decoración de distintos tonos.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO