EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/143043
Hobbie 19 de Mayo de 2017

La aventura de ser madre y DJ

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Durante su primer evento embarazada, DJ Ángel estuvo durante dos horas mezclando música en un centro comercial de Soledad, Atlántico.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

Angelys Donado se desempeña como programadora de música hace 5 años. La noticia de que sería madre no impidió que continuara con su trabajo. Revista Sí la acompañó al primer evento en el que se presentó como DJ en estado de embarazo.

Eran las 4:30 de la tarde del sábado 13 de mayo la primera vez que vi a Angelys actuar. Acababa de subir las escaleras del primero al segundo piso de un centro comercial en el municipio de Soledad, Atlántico, cuando la música empezó a sonar.
 
Ella vestía un short de color fucsia, con una falda larga, del mismo color, que tapaba un poco sus piernas. La acompañaba un top, que dejaba en evidencia su barriga llena de vida. Tenía un peinado que le permitía acomodarse los audífonos y un imponente par de alas que la hacían volar, musicalmente. Estas –confesó– las tiene en varios colores. Desde el tradicional blanco, hasta el naranja, y son las que le dieron el nombre artístico con el que hoy se da a conocer: DJ Ángel.
 
Al ritmo de los beats, la gente se comenzaba a acercar. Uno tras otro, cada curioso iba ubicándose al borde del límite donde Angelys estaba, sorprendiéndose de ver a una mujer en embarazo hacer su rol como DJ. Ella lo hacía natural. Tocaba varios botones, alzaba sus manos con emoción, y animaba al público con cada canción. Sin duda, el lugar y su estado no la molestaron. Su atuendo no cambió por su condición, y programar en un centro comercial, aunque novedad, no era tan diferente. 
 
Su experiencia como programadora de música electrónica y urbana comenzó de repente, hace cinco años, por una amiga que le propuso la idea y a  Angelys le sonó. Siempre le ha gustado el arte, la música y la danza. De hecho, en ocasiones, hace parte de las puestas en escena de algunos cantantes, participando como bailarina. Pero es el ser DJ lo que le apasiona, y a lo que se dedica 100%, a sus 24 años. Lo quiso hacer diferente, y con un par de alas comenzó a presentarse como DJ Ángel.
 
Desde que comenzó a ejercer como DJ, Angelys supo que su presentación sería diferente. Es por esto que siempre utiliza alas.
 
Transcurría la tarde del sábado mientras se escuchaba su música. Angelys intenta bailar, como puede. Su barriga, de siete meses, no la deja. Sin embargo, ella lo sigue intentando. 
 
Entretanto, más gente se va acercando. Una de ellas fue Lidia Charris, de 75 años, que aplaudía con gusto. “Me parece  que lo que hace es de una mujer valiente, alegre. Eso era antes que no se podía hacer mucho en cinta, ahora se puede hacer de todo”, expresó la madre y abuela, con su nieto de la mano.
 
Lo mismo pensó Rodolfo Cristo, un hombre que por ahí pasaba. “Me alegro que dé ese ejemplo a las que dicen que, en ese estado, no pueden hacer nada”.
 
Y aunque DJ Ángel sabe que no todas las personas están de acuerdo con su profesión, no les presta atención. A esas personas les dice que “no tachen ni menosprecien el trabajo de las mujeres embarazadas”. Cualquiera que este sea, la soledeña de nacimiento y barranquillera de corazón les da una voz de aliento, pues es su estado lo que la impulsa a seguir con lo que hace.
 
“No hay que limitarse por el hecho de estar embarazadas. Esto no es una enfermedad, es un estado de la mujer muy bonito que hay que lucirlo, aprovecharlo y vivirlo de la mejor forma”.
 
Hoy, embarazada de su primer hijo, dice sentirse plena y feliz. Hace lo que más le gusta, y se siente agradecida con el apoyo de su esposo, familiares, amigos y espectadores. “Es un reto cumplido, una demostración de que las mujeres podemos hacer todo”. 
 
 
El negocio de ser DJ
 
En sus comienzos, Angelys cobraba entre 200 y 300 mil pesos la hora de su presentación. Hoy en día la cifra que pide es un poco más del doble, variando en el tipo de evento donde va a estar. “Ahora en mi estado, solo me he presentado en centros comerciales, pero cuando no lo estaba asistía a todos”.

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS