EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142019
Hobbie 24 de Marzo de 2017

Escalar en roca, un deporte de adrenalina

El usuario es:

Foto: Orlando Amador.

Otra modalidad de escalar en roca es el rapel. A través de este, la persona desciende desde lo más alto, hasta llegar a tierra firme.

Loraine Obregón Donado - @lore013

En esta actividad es clave la concentración y el amor por la naturaleza. Para practicarla debe vencer el miedo, contar con el equipo adecuado como medida de seguridad y usar ropa cómoda.

¿Sabía usted que en el Atlántico puede escalar en roca? De la mano del escalador profesional Juan David Quintero nos trasladamos a El Morro de Tubará, uno de los santuarios preferidos por todo el que disfruta de este deporte de aventura, situado aproximadamente a 29 km de Barranquilla.
 
Juan David explicó que escalar es sinónimo de meditación, pues en el ejercicio de este, se requiere de mucha concentración. Agregó que “es una forma de retarse a uno mismo, ya que cada roca cuenta con probabilidades de tener distintas rutas por medio de las cuales se puede seguir avanzando”.
 
Reconoció que al realizarlo por primera vez, el  miedo es el principal limitante, de modo que como instructor o guía recalcó que lo primero que hay que mentalizarse es que “cuando muere el miedo, nace la libertad”.
 
Este bogotano, quien cuenta con 13 años de experiencia y es dueño de la empresa Yo eskalo explicó que esta actividad puede realizarse a partir de los seis años, así como hombres, mujeres, incluso, personas que padezcan de sobrepeso, pacientes hipertensos o con complicaciones en el corazón, también podrán practicarlo. Explicó que es necesario optar por una indumentaria cómoda, que facilite la movilidad.
 
Quintero dio a conocer en esta edición dos modalidades frecuentes al momento de escalar en roca: el rapel o descenso por cuerda y escalada en yo-yo, también conocido como top rope. Por tal motivo, compartió conocimientos básicos para escalar de forma correcta, sin correr riesgo alguno.
 
Escalar en roca requiere de que la cadera y los pies estén ‘pegados’ a la pared.
 
Para iniciar, dijo que es necesario contar con equipos certificados, diseñados para realizar actividades de aventura, como el arnés, mosquetón, un descensor tipo ocho, casco, zapatos pie de gato, guantes o talco para las manos, además de otras herramientas.
 
El rapel. “En este, los principiantes pueden usar el sistema de descenso controlado. Es decir, el escalador baja por una cuerda independiente y el guía sostiene otra cuerda que se le va dando al escalador a medida que va bajando. En caso de que la cuerda se rompa o la persona se suelte, quedará soportado con la otra”, afirmó Quintero.
Manifestó que para realizarlo, en primera instancia, es indispensable que el escalador cuente con todos los equipos y herramientas de seguridad. Luego, debe colocarse de espalda al horizonte y abrir las piernas hasta dibujar un ángulo de 90 grados. 
 
Añadió que luego se debe agarrar con la mano derecha hacia atrás (si es diestro), la cuerda que va controlando la bajada, la cual hace las veces de freno. El cuerpo debe estar inclinado hacia atrás e ir caminando hacia atrás. A medida que se vaya bajando, se pueden hacer saltos, dar giros y volver a poner los pies sobre la pared.
 
Escalada en yo-yo. En esta, la cuerda se ubica en el tope o al final de la ruta. “Se realiza cuando, a medida que la persona escala, el entrenador va recogiendo la cuerda. Luego, desde la altura que la persona desee, se lanza para balancearse”. 
 
La posición indicada para hacerlo, según el profesional, es ‘pegar ’la cadera y los pies en la pared. Los brazos deberán estar en la búsqueda de agarres, para llegar hasta arriba.
 
Recomendaciones. A las personas que padecen de sobrepeso, Juan David aconsejó que al iniciar es necesario que lo hagan de forma progresiva. Es decir, desde lo más fácil (en muros de escalar indoor) a lo más complejo.
 
Dijo que las personas que padecen de algún problema en el sistema óseo, deben evitarlo y hacer otra clase de deporte. Para aprender a escalar de forma correcta, Juan David explicó que es indispensable contar con un buen profesional y seguido a esto, saber escuchar las instrucciones. Reiteró que antes de actuar, lo ideal es tener en cuenta la composición de la roca. Es decir,  que no cuente con tanta vegetación y que no tienda a partirse con facilidad. Rocas como la arenisca, ígnea, basáltica, volcánica y granito, son aptas para la escalada.
 
Examinar la cuerda es otro consejo que brindó el escalador profesional. Dijo que cuando una cuerda se le ve el interior, debe ser reemplazada para evitar accidentes.
 
‘Trekking’: Previo al inicio de la escalada, Juan David Quintero explica que normalmente hay que caminar durante varios minutos por senderos, hasta llegar a la roca. “Puede ser un ‘trekking’ de 100 a 250 metros, que en tiempo son unos 15 o 20 minutos, aproximadamente”. Si es principiante y no cuenta con el estado físico necesario, se recomienda hacer paradas que le permitan descansar y evitar una descompensación.
 
 
Herramientas: La cuerda dinámica cuenta con elongación que amortigua el impacto si hay caídas. El arnés se pone en la cintura y piernas. Es ideal para las cuerdas. El anclaje es una cinta tubular puesta en un árbol que permite descender. Por último está la cinta de seguridad, que cuenta con un malacate. Esta es empleada para practicar rapel.
 
 
Frase.

«Escalar es sinónimo de meditación. Es, además, una forma de retarse a uno mismo».

Juan David Quintero.

(Escalador profesional).

 

Etiquetas

Más de revistas