EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141608
Hobbie 24 de Febrero de 2017

Disfraces que oxigenan las carnestolendas

El usuario es:

Foto: César Bolívar

Los miembros de este escuadrón “antipatín” fueron de los más aplaudidos en Santo Tomás.

Alejandro Rosales Mantilla

En la pasada celebración de la Batalla de Flores de Santo Tomás, la creatividad de los pueblos del Atlántico se hizo presente. Grupos de Antimotines, burros recocheros y reptiles fueron algunos de los disfraces más destacados.

Un escuadrón “antipatín” (entiéndase ‘patín’ en la jerga barranquillera como loco), un hombre lagarto y unos burros recocheros son algunos de los disfraces que alegraron la Batalla de Flores de Santo Tomás el pasado sábado. Por fortuna para los que no los han visto en acción, estos comediantes carnavaleros también estarán en algunos de los principales desfiles del Carnaval de Barranquilla.
 
Para sus creadores y miembros su única consigna es vacilarla y hacer reír a carcajadas al público.
 
‘Los Antimotines’. Las armas de estos ‘pollicías’ son de PVC y madera, algunas esconden una buena munición de ron en su interior para aplacar a los coletos con malgenio. También los acompañan motorizados y una ‘ancheta’, no tanqueta, de la que salen explosiones con papelitos de colores.
 
El creador del Esmad del Carnaval es Pablo Yepes, conocido como el Capitán. Tiene 54 años, vive en el barrio Colombia de Malambo y con sus vecinos cada año se inventan un disfraz colectivo con el que recorren los municipios del Atlántico. 
 
 
En estas andanzas llevan cuatro años y ya han ganado diferentes premios por su ingenio y recocha organizada.  
 
“Mientras Dios nos dé salud vamos a estar creando los mejores disfraces para apoyar a todos estos municipios del Atlántico. Créame, este es el momento que nosotros tenemos después de tanta violencia, es una válvula de escape para recrearnos, desestresarnos de tantas cosas que nos pasan a diario”, explica el Capitán. Agrega que todos los gastos de crear la puesta en escena mamagallista sale de sus bolsillos, básicamente lo hacen porque les “gusta”.
 
Freddy Rivera es el Teniente, se encarga del manejo de la pólvora y es la mano derecha del ‘Capitán’. Cuenta que han ganado cuatro veces el concurso de disfraces colectivos en la Batalla de Flores de Santo Tomás. En 2017 visitarán Palmar de Varela, Sabanagrande y, por supuesto, Barranquilla.
 
“Ya participamos con el avión, el helicóptero, el Papa y este año vamos con todo con el ‘Esmad’, la idea es vacilarla con la gente y más na’, para eso estamos aquí”, comenta el Teniente.
 
Pital de Megua, presente. Los Burros Corcoveón son un clásico de este corregimiento de Baranoa. Su gracia se siente desde cuando simulan el chiflido del burro y dan brincos sin parar. Luego, varios cuadrúpedos en dos patas se le acercan al público, sobre todo a las mujeres bonitas. José Royero es uno de sus organizadores, afirma que el grupo de ‘burros’ se armó hace 15 años y su principal objetivo es mostrar parte de folclor de Pital de Megua. 
 
 
“Las caretas las hacemos con barro y papel, llevamos tres años saliendo en Santo Tomás y hemos ganado dos veces. Cinco años seguidos ganamos Congo de Oro en la Batalla de Flores y este año nos ganamos el primer puesto en el Festival del Millo. Aquí participan desde niños de 8 años hasta adultos de más de 50”, señala Royero.
 
El lagarto que camina. Moisés Gómez se disfraza hace seis años de reptil. Con este disfraz critica la forma como los humanos están acabando con la naturaleza. Vive en el barrio Paraíso de Sabanalarga y su familia le ayuda a armar su atuendo.

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS