EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141374
Hobbie 10 de Febrero de 2017

Caretas y tocados, una inspiración del Carnaval

El usuario es:

Foto: Christian Mercado

Nany en el interior de su taller, elaborando una de las flores para un tocado con peineta.

Loraine Obregón Donado - @lore013

Monocuco, Marimonda y tocados con flores de distintos colores hacen parte de las manualidades que por años ha realizado Irlanys Arrieta. Según ella, un ‘hobby’ que exige pasión, amor y mucha dedicación.

En la escuela de artes ‘Pinceladas y algo más’, Irlanys Arrieta Serrano, conocida en Barranquilla como Nany, me esperaba ansiosamente para relatarme todo lo que ha girado en torno a sus  manualidades alusivas al Carnaval. Al verme, no vaciló en dibujar una sonrisa en su rostro e invitarme a tomar asiento para conversar. Inició contando que tuvo la oportunidad de estudiar Diseño de Modas y Artes Plásticas. Además, hizo un diplomado de Carnaval y actualmente se encuentra estudiando en la Escuela Distrital de Arte y Tradiciones Populares de Barranquilla. Sobre el génesis de sus manualidades de Carnaval, contó que se dio cuando tenía 22 años de edad. 
 
“Yo pasé un día cualquiera por la carrera 44 y encontré el evento de La Guacherna.  Empecé a preguntar qué era Guacherna y, por un lado, me respondieron que era una ‘guachafita’ y, por otro, que era algo ‘chévere’, pero nadie me daba una buena explicación. Ante esto empecé a tener inquietud y a pensar que sería agradable plasmar lo que es de verdad el Carnaval”.
 
Nany reveló que a partir de ese momento inició un proceso de investigación sobre los íconos representativos de la festividad, con el objetivo de trasladarlos a sus manualidades y hacer realidad su deseo.
 
Confesó que el camino ha sido ‘duro’ y que ha tenido que estudiar día a día para realizar cada tocado, careta y demás manualidades. Recordó que su primera obra fue una camisa de marimonda, luego se dedicó a construir collares de marimonda y monocuco, respetando los colores del diseño original. Después incursionó en el diseño de tocados, caretas y máscaras.
 
Pese a no ser barranquillera y ser oriunda de Pijiño del Carmen (Magdalena), aseguró sentir pasión por el Carnaval de Barranquilla, por la cultura y la tradición que gira en torno a la festividad. Razón por la cual cada año trabaja para innovar y seguir impulsando las manualidades carnavaleras.
 
“Con mis diseños busco que el Carnaval pase de un mundo mágico a la realidad. En este ejercicio se debe estar en la búsqueda de hacer algo especial”, manifestó visiblemente emocionada.
 
Sus creaciones. “Yo normalmente construyo la idea basándome del elemento en sí. Si voy a realizar algo relacionado con el Congo, me voy a sus orígenes, a sus raíces y tengo en cuenta los detalles que lleva, como cintas, espejos, entre otros”.
 
Así mismo, manifestó que en la búsqueda de materiales recurre al mercado de Barranquilla, una actividad que, según ella, requiere de tiempo. Afirmó que en el mercado encuentra  variedad, pues es donde tiene la oportunidad de elegir lo que vaya acorde a su preferencia y necesidad.
 
Reveló que antes de disponerse a comprar los materiales tiene en cuenta, en primera instancia, el diseño y la idea que vaya a materializar. Finalmente, reconoció que a veces en la realización de los tocados necesita la mano de obra de varios artesanos.
 
Tiempo de realización: por ser una actividad manual, ella estima que cada arreglo y careta que hace requieren de tiempo, creatividad, técnica y ganas.
“Para realizar un tocado con flores podría tomarme hasta mediodía. Las caretas de marimondas, que llevan relleno en las orejas, ojos y nariz, podría durar haciéndolas hasta tres horas. “Pero en las de monocuco solo me toma poco tiempo”, expresó Nany.
 
Tocado con flores. Señala que pueden realizarse en estructuras de alambre o metálicas, en peinetas o vinchas, dependiendo lo que se desee. Realizar un tocado de flores requiere de alambres para crear los pétalos, tela para forrarlos, papel cometa para cubrir el color del alambre y un bordado de lentejuelas. El nailon con lentejuelones entra en la creación haciendo las veces de pistilo. 
 
 
 
Careta de marimondas. Dice que para hacerla, “entre más colores ‘vivos’ tenga, es mucho mejor”. Su estructura es una funda elaborada en satín que tiene ojos, nariz, boca y orejas. Estos  pueden ser hechos con tela de payé, de razo o cualquier tela que tenga brillo. Para el relleno, dice que usa guata y espumas sintéticas. La silicona, la costura y el elástico también son importantes en esta creación.

 

Careta de monocuco. Con un antifaz de base, dice que es fundamental identificar la estructura interna y la externa. En la externa recubre con la tela payé de lentejuelas, recorta los excesos y decora con apliques de distintos colores, dependiendo el gusto del que lo vaya a llevar. En la parte de abajo le pega un rectángulo largo para tapar la mitad de la cara y, por último, le coloca un elástico para sujetar en la cabeza.

 

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS