EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141943
Comer 17 de Marzo de 2017

El placer de un jugoso ceviche a cualquier hora del día

El usuario es:

Foto: Orlando Amador y Josefina Villarreal

Este es el ceviche de corvina tradicional con cebolla roja, cilantro, salsa de tomate y aceite de oliva, que ofrece el restaurante Catamarán Familia.

Inguel Julieth De La Rosa Vence

A la tradicional mezcla de pescados y mariscos crudos, ahora se le adicionan ingredientes como maíz cancha, brócoli y queso parmesano, que refrescan su sabor. ¡Pruebe la diferencia!

Trozos de pescado y mariscos, apenas cocinados con jugo de limón (o naranja en algunos casos), son la esencia de un ceviche, que se disfruta a la orilla del mar tanto como en una calle de Barranquilla. Camarón, caracol, ostras, chipichipi, pulpo, almeja, calamares y raya son los ingredientes que no faltan en la oferta coctelera de esta ciudad caribe, ni el ceviche de corvina, que es protagonista en más de una esquina.
 
Es un platillo que, para muchos, nutre con su potencial afrodisíaco, aun cuando los expertos no acaban por definir si  el poder de los mariscos y de algunos alimentos para estimular el apetito sexual es un mito o realidad.
 
Las ostras, por ejemplo, “pueden favorecer la formación de las hormonas sexuales”, tal como le diría a Efe Salud el médico Carlos Tejero Yuste, de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Sin embargo, hay quienes consideran que “a nivel sexual influye más el cómo, el cuándo y con quién se comparte la mesa, que los nutrientes que contiene aquello que me estoy comiendo”, como dijo el dietista Álex Vidal, al sumarse a esta discusión.
 
En todo caso, afrodisíaco o no, es todo un placer saciar el apetito con un coctel de mariscos. Frutas tropicales, como el mango y la maracuyá, le dan más jugosidad a la preparación.
 
Productos como huevos de codorniz, maíz cancha, brócoli, espárragos y queso parmesano también se han integrado a la tradicional mezcla.
 
En Barranquilla, al típico aderezo de limón, salsa de tomate, ajo, sal y aceite de oliva, hay quienes le adhieren desde mayonesa japonesa hasta salsa rocoto del Perú. En la variedad está el placer y en sus manos, la mejor elección.  
 
 
 
Aderezado con salsa de maracuyá, en Catamarán Familia
‘Vuelve a la vida tropical’ (foto) es el nuevo coctel de mariscos del restaurante Catamarán Familia, hecho con camarón, pulpo, calamar y ceviche de corvina, acompañado con pimentón, mango, aguacate y cebolla, y aderezado con salsa de maracuyá. Este lugar es reconocido por su oferta de comida de mar, su especialidad desde junio de 1980, cuando abrió por primera vez sus puertas en Barranquilla. Aquí la ostra y la raya ahumada tampoco faltan en la carta, su gusto elige. 
 
Dónde: calle 93 N°43-175. HORARIO: de lunes a sábados, de 12 m. a 9:00 p.m. Domingos y festivos, de 12 p.m. a 5:00 p.m.
 
 
 
Picor, en Machu Picchu cevichería
El coctel Machu Picchu (foto) abandera la carta con su calamar, pulpo, camarón, pescado blanco y palmito, acompañado de pimentón, tomate, cebolla, aguacate y maíz tierno. De aderezo, mayonesa japonesa y salsa rocoto, que le da el picor peruano y se suaviza con el crocante maíz cancha. Para los vegetarianos hay ceviche con brócoli, espárragos, champiñones y aguacate, así como pulpo al pesto, con queso parmesano, para los de un gusto más amplio.
 
Dónde: plaza de comidas The Containers, calle 85 con 46, esquina. HORARIO: abierto diario desde las 5:00 p.m.
 
 
‘Viagra’, en picasso ostrería
Camarón, jaiba, huevo de codorniz, ceviche de pescado, caracol y ostra contiene el coctel ‘Viagra’ que creó Picasso Ostrería para una visita de Sofía Vergara hace más de 20 años. Este lugar, que se caracteriza por la frescura de sus mariscos, también ofrece palmitos de mar a la parmesana y el coctel peligroso (con camarón, caracol, ostras, chipichipi, pulpo, almeja, calamares y raya). En total hay 16 opciones en la carta y, aún así, si prefiere, puede armarlo a su gusto.
 
Dónde: calle 60 N°46-52. ABIERTO: todos los días, desde las 9:00 de la mañana a 10:00 de la noche.
Más de revistas